Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nike, obligado a alargar las faldas de las tenistas en Wimbledon

Varias deportistas se han quejado ante la firma de que el nuevo diseño obstaculiza su juego

La tenista británica Katie Boulter, con el vestido objeto de la polémica.
La tenista británica Katie Boulter, con el vestido objeto de la polémica. CORDON PRESS

El torneo de Wimbledon, que arranca la próxima semana, es todos los años objeto de polémica por el vestuario de las tenistas. Las normas de este exclusivo club obligan a los participantes a ir vestidos única y exclusivamente de blanco. Este requisito provoca que las firmas de ropa deportiva hagan diseños especiales para esta cita ya que los tenistas suelen lucir un vestuario muy colorido. Wimbledon es por eso uno de los escenarios en los que más se cuida la estética, de ahí que las marcas siempre quieran aportar algo nuevo. Este año Nike se ha encontrado con un problema a la hora de equipar a las tenistas. Ha acortado tanto sus faldas que muchas han protestado y han obligado a la marca a alargar el bajo. Hasta 20 jugadoras van vestidas por Nike en este torneo. Los encargados de esta competición aprobaron el diseño, cumple con sus reglas de vestir de blanco, sin embargo, la marca no pasó el filtró de las jugadoras. 

No solo es un problema estético, lo es también deportivo ya que muchas de ellas se han quejado de que los nuevos diseños tienen una falda que vuela por encima de la cintura y obstaculiza el juego.  La canadiense Eugenie Bouchard y la británica Laura Robson se encuentran entre las estrellas que esperan poder disponer de unos vestidos más alargados. Nike ha hecho caso a las jugadoras y ha llevado los trajes a una casa de costura cerca del All England Club para modificarlos.

El modelo Nike Premier Slam, objeto de la polémica.
El modelo Nike Premier Slam, objeto de la polémica. NIKE

Los modelos pertenecen a la línea Nike Premier Slam. La jugadora Katie Boulter tuvo tantos problemas con su falda que se vio obligada a asegurar su vestido con una cinta elástica en la cintura para mantenerlo en su lugar, mientras que la checa Lucie Hradecka optó por ponerse unos leggins hasta la rodilla por debajo de su falda.

Según ha desvelado Sportsmail, Nike ha enviado un correo electrónico en el que se informa de que “tenemos que hacer un pequeño cambio en los vestidos por las reglas de Wimbledon. Podría, por favor, traerlos a la casa central de Wimbledon. Esto es muy importante”.

La campeona Serena Williams no está afectada por este problema ya que llevará un modelo diferente y ligeramente adaptado a su figura, el Nike Premier Wimbledon Serena SW19, con un corte en la cintura y un escote más cerrado. 

Más información