Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primark cumple 10 años en España y dice que ya tiene más clientes que Zara

La firma de moda 'low cost' cuenta con más de 40 tiendas en el país

Tienda de Primark en Madrid.
Tienda de Primark en Madrid.

La cadena de moda rápida Primark cumple 10 años en España, donde emplea a 6.000 trabajadores, y ha afirmado este martes que ya tiene más clientes que Zara y H&M, según datos de la consultora Kantar Worldpanel. La compañía cuenta con más de 40 tiendas repartidas por todo el país desde que inaugurara la primera en el madrileño centro comercial Plenilunio. 

El gigante irlandés decidió reforzar su presencia en España abriendo su segundo establecimiento más grande del mundo —el primero, en Manchester (Reino Unido)— el pasado octubre, en el número 42 de la Gran Vía de Madrid. La flagship española —tienda insignia de una marca— albergó colas de clientes de hasta una hora de espera durante los cuatro días posteriores a su apertura. El inmueble tiene 12.400 metros cuadrados de superficie y ocupa cinco de las ocho plantas del edifico.

Kantar Worldpanel ha informado de que la multinacional es la primera cadena de moda en España en número de clientes; 8,9 millones compraron alguna prenda de vestir de la marca en 2015. De cerca le siguen Zara (8,2 millones de compradores), H&M (6,5 millones) y C&A (4,8 millones), según la consultora.

La próxima apuesta del gigante irlandés de moda será Bilbao, donde tiene previsto instalarse en pleno centro tras un acuerdo de alquiler a largo plazo alcanzado con el BBVV. La entidad bancaria cederá a Primark parte de su emblemática torre en la Plaza Circular, cerca de la estación de Abando. 

Aunque Inditex, H&M y Primark se disputan el mismo mercado, el modelo de este último difiere de sus dos competidores globales. No solo los precios de las prendas son más bajos, sino que en el abanico de la oferta no hay etiquetas caras. 

En los últimos años, Primark ha protagonizado otro tipo de titulares. La marca estaba entre las 28 contratistas de la fábrica Rana Plaza de Bangladesh, que se derrumbó en 2013 y dejó más de 1.100 víctimas mortales. La tragedia mostró las pésimas condiciones de trabajo de los empleados. La firma irlandesa intentó reparar su reputación con una donación de casi ocho millones de euros a las familias de las víctimas y anunció medidas para mejorar la situación de los trabajadores.

Más información