Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acusan a Máxima de Holanda de llevar esvásticas en un abrigo

Durante la visita oficial a Alemania, la reina de Holanda lució un abrigo con pedrería en el que algunos vieron cruces gamadas. Ante la polémica se lo quitó

Máxima de Holanda
La reina Máxima, con el polémica abrigo, y el rey Guillermo-Alejandro de Holanda. EFE

Un abrigo que Máxima de Holanda lució durante su visita a las ciudades alemanas de Erlangen y Núremberg con su esposo Guillermo ha levantado una polémica ya que las piedras que adornaban la prenda formaban, en opinión de algunos testigos, cruces de diversas formas y tamaños que se asemejaban a cruces gamadas.

El abrigo gris de la polémica.
El abrigo gris de la polémica. Getty Images

Ocurrió cuando los reyes de Holanda visitaron la fábrica del consorcio industrial Siemens en Erlangen. Allí Máxima llevó un abrigo gris con una serie de ornamentos, algunos de los cuales fueron señalados en Internet como parecidos a cruces gamadas. La reina está considerada como una de las más elegantes de las de su rango.

El abrigo, obra del diseñador holandés Claes Iversen, era de color gris claro e incluía diversos ornamentos metálicos que fueron tildados en las redes sociales como similares a esvásticas. Por la tarde y durante su visita posterior a Núremberg, Máxima se quitó el controvertido abrigo y se lo cambió por un sencillo y elegante vestido azul oscuro. La estancia en la ciudad bávara incluyó la visita a la sala 600 del Palacio de Justicia -famosa por los procesos de Núremberg contra los jerarcas nazis, tras la II Guerra Mundial-, el Memorial de dichos procesos y la casa de Albrecht Dürer.