Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Gastronomía BLOGS Coordinado por JOSÉ CARLOS CAPEL

El insólito barracón Puchero Coffee

El insólito barracón Puchero Coffee

“Vale la pena que vengas a verlos, son unos locos del café, no llevan tres meses y hacen cosas importantes”, me había comentado el gran cocinero Miguel Ángel de la Cruz del restaurante familiar La Botica , en Matapozuelos (Valladolid).

Paloma Fuentes y el italiano Marco Bergero se conocieron en Londres. Después de algún tiempo decidieron regresar al sur de Europa para instalarse en el centro de turismo rural Puentes Mediana que regenta la familia de Paloma en las riberas del Eresma, en las llanuras vallisoletanas, un paisaje entre pinares en el término de Hornillos del Eresma pueblo de 170 habitantes. “Nuestra pasión por el café fue creciendo al viajar por el mundo. Con Puchero Coffee queremos defender su cultura, ayudar a que se conozcan y consuman las mejores variedades”, me dijo Paloma.

Poco después del mediodía nos hallábamos en el barracón donde ambos se han instalado, un espacio en el que hasta hace poco se criaban pollos ecológicos. “Hemos decorado el lugar con esa estética neo industrial tan de moda en Londres. Al fondo el almacén de sacos y una tostadora muy moderna que hemos adquirido en Israel. A la entrada, el lugar destinado a catas donde también impartimos cursillos orientados a debatir y aprender cosas de este mundo fascinante”.

Describidme vuestro trabajo “Seleccionamos los mejores cafés de temporada, los tostamos artesanalmente, nunca más de 50 kilos de cada partida, los catamos y envasamos de manera manual después de unos días de reposo. Cada variedad, cada cosecha, son únicas y diferentes y han de tostarse por separado”, insistió Marco.

¿Qué variedades estáis comercializando? “Tres arabicas. Un café de Ruanda de pequeños agricultores que no cultivan más allá de media hectárea por familia. Los granos se recogen a mano y se lavan en la estación de Ngnoma, a orillas del lago Kivu. Presenta notas de mandarinas, de miel, chocolate con leche y dátiles, aparte de una acidez delicada. De Colombia hemos elegido micro-lotes de la región de Huila, una de las más prestigiosas del mundo. Proceden de un pequeño productor de la finca El Tesoro. En la taza notas de caramelo, frutos rojos y chocolate, una acidez cítrica con un cuerpo almibarado. El tercero es de Etiopía, región donde se dan algunos de los cafés más sofisticados. El nuestro, Rocko Mountain Reserva, se cultiva alrededor de la montaña Rocko en Haricha Woreda. En la taza encontramos notas florales, dejes de fresas maduras, limas y naranjas, aparte de chocolate con leche.”

¿Cada cuanto tiempo tostáis? “Una vez a la semana. Queremos ofrecer tuestes de la mayor frescura. En nuestra web Puchero Coffee anunciamos el día que dedicamos a ello para que nuestros clientes estén informados.”

¿A que denomináis Café de Especialidad? “Es el concepto que intentamos que presida nuestro trabajo, solemos decir cafés de tercera generación, aquellos que favorecen a todos los componentes de la cadena cafetera y muy especialmente a los agricultores que lo cultivan. Trabajamos frutos sin defectos, de la más alta calidad recolectados en su punto óptimo de maduración, cafés de comercio justo, ecológicos, de orígenes conocidos. Granos que merecen la mejor atención en su secado, almacenamiento y transporte, que tostamos en pequeñas partidas para alcanzar los estándares de calidad más elevados. Si no prestáramos atención a todas las fases del proceso los aromas y finura de nuestros Café de Especialidad no serían los mismos.”

Con Marco y Paloma hablamos después de sus máquinas favoritas, de la Chemex ideal para obtener los mejores cafés filtro, y de la AeroPress para el mismo cometido pero con otro diseño. Y como es lógico pasamos de la teoría a los hechos para comprobar una vez más cómo un mismo café sabe distinto según el método de extracción que se emplee para ello. "La tendencia son los cafés de filtro”, me dijo Marco. “Es una lástima que en España estén desprestigiados, mucha gente les llaman aguachirris, pero son los más finos, en los que se aprecian todos los matices de cada uno”. Los cafés han de molerse al momento les dije entonces con una suficiencia inadecuada teniendo en cuenta los dos interlocutores que tenía delante. En el fondo solo trataba de ratificar mi frase favorita: “Adquirir el café molido equivale a comprar una botella de champaña ya descorchada”

Antes de despedirnos visitamos el pequeño restaurante familiar típicamente castellano que posee su familia dentro del centro de turismo rural donde se hallan. Un lugar donde, desde hace años, se asan lechazos que gozan de gran prestigio y en cuyo entorno se celebran eventos. Al final deseé mucha suerte a estos dos emprendedores. La supervivencia futura de Puchero Coffee dependerá de que sean capaces de transmitir su entusiasmo y cultura del café al sector hostelero y a los pequeños aficionados que empiezan a solicitarles vía on-line diferentes partidas. Los horizontes que les quedan por conquistar son muy amplios. Sígueme en twitter en @JCCapel

Comentarios

Estos emprendedores artesanos minúsculos son unos héroes como algunos otros que andan empeñados en cambiar la cultura del café. Dos preguntas: 1) Cuando vamos a desterrar el torrefacto? 2) Nadie le puede decir a Mercadona que deje de vender esas mezclas espantosas?
Y tan amplios horizontes, en España la gente se cree que entiende café y no sabe nada, o casi nada. Una infusión clarita, aromática como las que se ven en la foto se les llama AGUACHIRRIS. ¿Si, o no? Menos mal que cada vez hay más baristas (odio esa palabra), especialistas en el tratamiento del café y más locos como estos que están empeñados en que la gente se entere. Siga dando caña que falta hace
Y tan amplios horizontes, en España la gente se cree que entiende café y no sabe nada, o casi nada. Una infusión clarita, aromática como las que se ven en la foto se les llama AGUACHIRRIS. ¿Si, o no? Menos mal que cada vez hay más baristas (odio esa palabra), especialistas en el tratamiento del café y más locos como estos que están empeñados en que la gente se entere. Siga dando caña que falta hace
Qué gran razón con el torrefacto¡¡
Tengo una cafetera de émbolo que me da muy buen resultado, no hablan Vdes de ella, hace unos años era lo mejor igual que las Conas portuguesas y ahora parece que todo cae en el olvido por culpa de ls Chemex y esa Aeropress que parece una jeringa de inyectar a caballos. Me pregunto si habrá interes comerciales
A ver si están tan locos como para abrir un local en Valladolid capital y pueda ir a menudo a visitarles. El mundo de la hostelería necesita su asesoramiento pero mucho, espero que tengan éxito.
“Adquirir el café molido equivale a comprar una botella de champaña ya descorchado”. Tócale los c. "Los cafés han de molerse al momento les dije con una suficiencia inadecuada teniendo en cuenta los dos interlocutores que tenía delante". Lo mismo. La pareja de interlocutores se ha ido tan lejos para no despertar a todos los pucelanos con el molinillo y, aunque no me tendría que interesar la vida privada de José Carlos Capel, ya nos está diciendo que vive en un chalet. No, si cuando no he tenido vecinos al lado también he molido el café por las mañanas, pero ahora no me dejan porque es que además madrugo. Lo intenté con molinillos de ruedas dentadas pero son del año de la nanita y no muelen nada. Sí que cambia el sabor de molido a recién molido. Como de la noche al día, que es lo que te da la primera taza. Pero no nos dejan a todos. El café me recuerda al pan porque no lo tenemos bueno pero todo el mundo lo aprecia en cuanto lo prueba. También los asocio porque me sientan mejor por la mañana. Los diferencio en que café nunca lo tuvimos bueno pero el pan sí. Parece ser que se intenta reivindicar el pan y vindicar el café por parte de unos románticos de aquí y allá. Ojalá salga bien. Voy a menudo a Valladolid y ya tengo pendiente una visita, y no es la primera ni la segunda que recomiendan aquí.
Qué refunfuñón estás José. Efectivamente, el desayuno es uno de mis momentos favoritos del día. Lo primero que hago es moler el café y hacerlo por infusión en una máquina de embolo. A veces hasta me preparo un capuccino trabajando durante cierto tiempo la leche entera, que bombeo en otra cafetera más pequeña, pero eso lo dejo para los domingos. Vivo acompañado y no despierto a nadie. El ruido de un molinillo apenas dura 20 segundos y no es para tanto, ja, ja. Para ruidos en la cocina el extractor de humos y la thermomix, terrorifica. Saludos
Me encantaría dedicarme a una actividad como la de esta pareja. Si fuera rentable...
Merecen suerte, por lo que arriesgan sin apoyo de nadie con la idea de mejorar la calidad de un producto delicioso que hasta ahora pocos entienden. Si, ya seé que está el Foro Cultural del Café y que hay campeonatos de baristas todos los años y que la cosa avanza, cierto, avanza pero de forma muy lenta en relación con los gustos de los consumidores aferrados en general al café tipo chocolate ennegrecido por los granos requemados del torrefacto, lo digo con tristeza, empezando por lo que sucede en mi familia. Siempre queda algo de esperanza
Pues yo tengo también un molinillo del año de la nana,que sustraje a mi suegra con previo consentimiento, pero en mi caso muele todavía muy fino. Y cruzo los dedos porque no veo reemplazo posible en el horizonte: los manuales modernos no me resisten el trato al que los someto y los eléctricos no me convencen, requeman el café (sale más oscuro y con otro aroma). El molido es un factor muy a tener en cuenta, desde luego. Y es un ruido muy agradable a oídos de cualquier cafetero. Debe ser que mis vecinos lo son.Ricitos, reconozco que a mí la apariencia de esas infusiones cafeteras no me atrae nada. Creo que soy capaz de identificar cuando un expreso está bien hecho y elaborado con un café de calidad, pero aún no me he iniciado en las virtudes de esos cafés más ligeros. Me gusta que el café tenga cremosidad y cuerpo así que no estoy segura de poder apreciarlos, quizá si lo elaboran expertos como estos me convencería.Hasta ahora los de filtro y émbolo que he probado no me han gustado demasiado.
Estaría bien que alguien se atreviese a lanzar la primera piedra contra eso que en España se llama torrefacto: café tostado con azúcar, hasta que ésta se quema. Además de destrozar el café, el azúcar carbonizado debe ser cancerígeno, como cualquier alimento quemado. Se habla del problema en las barbacoas y en otras preparaciones a altas temperaturas, pero no he leído nada sobre el torrefacto.
Para hacer un capuchino hace falta un espresso concentrado. De infusiones nada
En efecto "Tomas", alguien debería iniciar una cruzad contra el torrefacto, pero nadie lo hace por lo tanto dudo de lealtad de las autoridades sanitarias y la clase médica. ¿Cobardía? ¿Intereses económicos? todo es posible. El torrefacto incorpora azúcar quemado como bien dices, más bien requemado por lo tanto benzopirenos al canto, componentes cancerígenos. ¿Nadie se atreve a decirlo de manera clara?Gastronomicamente es un desastre y para la salud también. ¿Por qué nos callamos?
Para mi que esta pareja son unos románticos. Vendiendo paquetitos de café buenísimos a 8 euros me parece que no van a ningún lado. Yo les voy a pedir, ya le diré
Sr. Capel, sin desmerecer a nadie, eso que están haciendo esta pareja de "locos", Paloma Fuentes y marco Bergero deberían montarlo en el Soho de Londres o en la Quinta Avenida de Nueva York, necesitan público que lo entienda y gente que sepa apreciar esos cafés tan selectos que ellos escogen. Ya hay algunos locales en Madrid como Monkee Coffee y Toma Café que hacen lo mismo y algunos otros en Barcelona empezando por Salvador Sans (Cafés el Magnífico) y a todos les va bien. Situarse en medio de la nada para desde ese lugar vender, que quiere que le diga, que me parece empeño imposible. Ojalá me equivoque, pero...
Ya estamos un poco hartos del barismo gringo, las barbitas y sobre todo sus altos precios, no quiero decir nada de la decoración neoindustrial....
Café Negro, lo estarás tú (qué suerte) porque a mi esto me pilla de nuevas, ni idea de estos cafés ni nada de nada
Señor Café Negro:La sociedad mundial de baristas EXIGE que todos sus asociados tengan, al menos, cuatro de estas características:1. Barba larga y recortada.2. Pelo mucho más corto que la barba, o trenza, o rastas recogidas.3. Tirantes.4. Pajarita.5. Camisa de cuadros o rayas sin remeter, o bien chaleco.6. Acento raro para el lugar en el que se asienta.7. Tatuajes visibles en los brazos.Puedo afirmar sin lugar a dudas que este señor cumple cuatro requisitos, lo que me congratula. Iré seguro ahora que tengo más tiempo. Total, ya no duermo con tanto café...
Durante muchos años creí que el café torrefacto lo inventaron los portugueses para vendérselo a los españoles después de la guerra civil. Como entonces no había de nada y la gente andaba bebiendo cebada tostada, pues el café torrefacto es café después de todo y con menos cantidad tiñe el agua una barbaridad. Luego vi café torrefacto en Méjico y se me cayó la hipótesis. Creía que se inventó en Portugal porque mis abuelas se dedicaron al estraperlo de café desde allí ý prácticamente sólo les pedían torrado. Como somos de Badajoz y no pilla lejos, pues a uña de mula o de caballo que se iban allá a traerse unos sacos de café. Menudas mujeres, como las de ahora, por los hijos. Las de anécdotas que contaban. Una viene al caso: una vez le pidieron a la madre de mi madre café mezclado y ella se fue a Lisboa, que pilla lejos, a una tienda que sabía donde mezclaban distintos granos de café, pero con tueste natural. No era eso lo que pidieron, sino mezclado torrefacto y natural. Viene al caso porque desde la República, por lo menos, se ha bebido café torrefacto en España, pero por lo menos también desde entonces había personas analfabetas de pueblos pequeños de Badajoz que entendían de café, les gustaba el bueno, sabían donde encontrarlo y lo primero que se les venía a la cabeza cuando pedían café era café bueno, no malo. Mis abuelas no tenían barba ni tatuajes. Acento raro en español sí, pero no en portugués. Esta pareja lo tiene más fácil. Está a un paso de Valladolid. Les prometo una visita y les deseo lo mejor.
Ay¡ si mama Ines levantara la cabeza, más de un café de los que se venden encriptados, molidos, tratados y embalsemados para que duren y duren se iria a la basura. Pero tampoco hay que exagerar, opino, al igual que algunos comentaristas, que el torrefacto al que yo no lo denominaría "café", es un subproducto pensado para, de alguna manera, engañar a algunos, que son pocos ya. La molienda, si es recién antes de preparar el café, pues mejor, y si, acertamos en el punto de la misma, mejor que mejor. Si manual o electrica, pues que quieren que les diga, yo tengo ambos molinos y si el molino electrico se sabe manejar, toques cortos para no requemar, hasta que veamos ´al tacto los menos "adiestrados", o a la vista los que llevamos preparando cafés durante más de 50 años, dia tras dia y muchos cada dia, pues que se puede hacer un buen café(la picadora 1,2,3 puede convertir unas almendras en harina fina o en una pasta pegajosa), aunque lo más importante. como en todo, es la materia prima y, desde luego, el gusto de cada cual. Es, por hacer una "pseudo-comparativa", como lo del "buen vino", ni cosechero, ni crianza corta, ni roble, nileches, el buen vino es el que a cada uno le gusta, porque si no es bueno, es que ya es vinagre. Saludos!!
Desengáñense, todos estos cafés tan finos acabarán arrinconados por las cápsulas de Nespresso o monodosis como las llaman otros, las tiene Marcilla y las consumen algunos restaurantes con estrellas como Ramón Freixa y Arzak, me consta. No sé si será la publicidad de George Clooney o lo que sea pero para que se van a preocupar de tener buen café si con las monodosis sale de rechupete. Hay que joderse lo poco que se valora el café incluso la alta hostelería española. Tampoco el pan y no sigo
Las monodosis también campan a sus anchas en Mercadona, estamos perdidos...
No todo son cafés filtro caramba, los espressos de máquina también son muy buenos sobre todo con leche si la base es buena. Veo que el tal Marco sabe preparar uno de mis cafés favoritos el capuccino, lo que distingue a un buen barista o como se llame.
Degustado un magnifico Puchero de Ruanda Ngoma, hace unas semanas, lo recomiendo. (en infusión). Por cierto si estáis por Barcelona y queréis probarlo o comprarlo, solo tenéis que pasar por Coffeeandwood, abierto desde este martes en la ciudad, dentro del espacio de Bcn Food Makers. Es muy importante para los cafeteros, apoyar a Puchero y otros pequeños tostadores que se van abriendo camino en este maravilloso mundo del café. Tenemos que desterrar los torrefactos y las capsulas del mercado.
Felicidades con este nuevo proyecto! Y gracias Sr Capel por dar a conocer el trabajo de jovenes emprendedores de café. Buen Barista, Buen Café, Kim
Sr. Negro: Pero que hartos del "barismo gringo" si en España son 4 gatos mal contados los que se dedican al cafe especialidad. Váyase usted con su odio a hacer puñetas, haga el favor.
Estos emprendedores artesanos minúsculos son unos héroes como algunos otros que andan empeñados en cambiar la cultura del café. Dos preguntas: 1) Cuando vamos a desterrar el torrefacto? 2) Nadie le puede decir a Mercadona que deje de vender esas mezclas espantosas?
Y tan amplios horizontes, en España la gente se cree que entiende café y no sabe nada, o casi nada. Una infusión clarita, aromática como las que se ven en la foto se les llama AGUACHIRRIS. ¿Si, o no? Menos mal que cada vez hay más baristas (odio esa palabra), especialistas en el tratamiento del café y más locos como estos que están empeñados en que la gente se entere. Siga dando caña que falta hace
Y tan amplios horizontes, en España la gente se cree que entiende café y no sabe nada, o casi nada. Una infusión clarita, aromática como las que se ven en la foto se les llama AGUACHIRRIS. ¿Si, o no? Menos mal que cada vez hay más baristas (odio esa palabra), especialistas en el tratamiento del café y más locos como estos que están empeñados en que la gente se entere. Siga dando caña que falta hace
Qué gran razón con el torrefacto¡¡
Tengo una cafetera de émbolo que me da muy buen resultado, no hablan Vdes de ella, hace unos años era lo mejor igual que las Conas portuguesas y ahora parece que todo cae en el olvido por culpa de ls Chemex y esa Aeropress que parece una jeringa de inyectar a caballos. Me pregunto si habrá interes comerciales
A ver si están tan locos como para abrir un local en Valladolid capital y pueda ir a menudo a visitarles. El mundo de la hostelería necesita su asesoramiento pero mucho, espero que tengan éxito.
“Adquirir el café molido equivale a comprar una botella de champaña ya descorchado”. Tócale los c. "Los cafés han de molerse al momento les dije con una suficiencia inadecuada teniendo en cuenta los dos interlocutores que tenía delante". Lo mismo. La pareja de interlocutores se ha ido tan lejos para no despertar a todos los pucelanos con el molinillo y, aunque no me tendría que interesar la vida privada de José Carlos Capel, ya nos está diciendo que vive en un chalet. No, si cuando no he tenido vecinos al lado también he molido el café por las mañanas, pero ahora no me dejan porque es que además madrugo. Lo intenté con molinillos de ruedas dentadas pero son del año de la nanita y no muelen nada. Sí que cambia el sabor de molido a recién molido. Como de la noche al día, que es lo que te da la primera taza. Pero no nos dejan a todos. El café me recuerda al pan porque no lo tenemos bueno pero todo el mundo lo aprecia en cuanto lo prueba. También los asocio porque me sientan mejor por la mañana. Los diferencio en que café nunca lo tuvimos bueno pero el pan sí. Parece ser que se intenta reivindicar el pan y vindicar el café por parte de unos románticos de aquí y allá. Ojalá salga bien. Voy a menudo a Valladolid y ya tengo pendiente una visita, y no es la primera ni la segunda que recomiendan aquí.
Qué refunfuñón estás José. Efectivamente, el desayuno es uno de mis momentos favoritos del día. Lo primero que hago es moler el café y hacerlo por infusión en una máquina de embolo. A veces hasta me preparo un capuccino trabajando durante cierto tiempo la leche entera, que bombeo en otra cafetera más pequeña, pero eso lo dejo para los domingos. Vivo acompañado y no despierto a nadie. El ruido de un molinillo apenas dura 20 segundos y no es para tanto, ja, ja. Para ruidos en la cocina el extractor de humos y la thermomix, terrorifica. Saludos
Me encantaría dedicarme a una actividad como la de esta pareja. Si fuera rentable...
Merecen suerte, por lo que arriesgan sin apoyo de nadie con la idea de mejorar la calidad de un producto delicioso que hasta ahora pocos entienden. Si, ya seé que está el Foro Cultural del Café y que hay campeonatos de baristas todos los años y que la cosa avanza, cierto, avanza pero de forma muy lenta en relación con los gustos de los consumidores aferrados en general al café tipo chocolate ennegrecido por los granos requemados del torrefacto, lo digo con tristeza, empezando por lo que sucede en mi familia. Siempre queda algo de esperanza
Pues yo tengo también un molinillo del año de la nana,que sustraje a mi suegra con previo consentimiento, pero en mi caso muele todavía muy fino. Y cruzo los dedos porque no veo reemplazo posible en el horizonte: los manuales modernos no me resisten el trato al que los someto y los eléctricos no me convencen, requeman el café (sale más oscuro y con otro aroma). El molido es un factor muy a tener en cuenta, desde luego. Y es un ruido muy agradable a oídos de cualquier cafetero. Debe ser que mis vecinos lo son.Ricitos, reconozco que a mí la apariencia de esas infusiones cafeteras no me atrae nada. Creo que soy capaz de identificar cuando un expreso está bien hecho y elaborado con un café de calidad, pero aún no me he iniciado en las virtudes de esos cafés más ligeros. Me gusta que el café tenga cremosidad y cuerpo así que no estoy segura de poder apreciarlos, quizá si lo elaboran expertos como estos me convencería.Hasta ahora los de filtro y émbolo que he probado no me han gustado demasiado.
Estaría bien que alguien se atreviese a lanzar la primera piedra contra eso que en España se llama torrefacto: café tostado con azúcar, hasta que ésta se quema. Además de destrozar el café, el azúcar carbonizado debe ser cancerígeno, como cualquier alimento quemado. Se habla del problema en las barbacoas y en otras preparaciones a altas temperaturas, pero no he leído nada sobre el torrefacto.
Para hacer un capuchino hace falta un espresso concentrado. De infusiones nada
En efecto "Tomas", alguien debería iniciar una cruzad contra el torrefacto, pero nadie lo hace por lo tanto dudo de lealtad de las autoridades sanitarias y la clase médica. ¿Cobardía? ¿Intereses económicos? todo es posible. El torrefacto incorpora azúcar quemado como bien dices, más bien requemado por lo tanto benzopirenos al canto, componentes cancerígenos. ¿Nadie se atreve a decirlo de manera clara?Gastronomicamente es un desastre y para la salud también. ¿Por qué nos callamos?
Para mi que esta pareja son unos románticos. Vendiendo paquetitos de café buenísimos a 8 euros me parece que no van a ningún lado. Yo les voy a pedir, ya le diré
Sr. Capel, sin desmerecer a nadie, eso que están haciendo esta pareja de "locos", Paloma Fuentes y marco Bergero deberían montarlo en el Soho de Londres o en la Quinta Avenida de Nueva York, necesitan público que lo entienda y gente que sepa apreciar esos cafés tan selectos que ellos escogen. Ya hay algunos locales en Madrid como Monkee Coffee y Toma Café que hacen lo mismo y algunos otros en Barcelona empezando por Salvador Sans (Cafés el Magnífico) y a todos les va bien. Situarse en medio de la nada para desde ese lugar vender, que quiere que le diga, que me parece empeño imposible. Ojalá me equivoque, pero...
Ya estamos un poco hartos del barismo gringo, las barbitas y sobre todo sus altos precios, no quiero decir nada de la decoración neoindustrial....
Café Negro, lo estarás tú (qué suerte) porque a mi esto me pilla de nuevas, ni idea de estos cafés ni nada de nada
Señor Café Negro:La sociedad mundial de baristas EXIGE que todos sus asociados tengan, al menos, cuatro de estas características:1. Barba larga y recortada.2. Pelo mucho más corto que la barba, o trenza, o rastas recogidas.3. Tirantes.4. Pajarita.5. Camisa de cuadros o rayas sin remeter, o bien chaleco.6. Acento raro para el lugar en el que se asienta.7. Tatuajes visibles en los brazos.Puedo afirmar sin lugar a dudas que este señor cumple cuatro requisitos, lo que me congratula. Iré seguro ahora que tengo más tiempo. Total, ya no duermo con tanto café...
Durante muchos años creí que el café torrefacto lo inventaron los portugueses para vendérselo a los españoles después de la guerra civil. Como entonces no había de nada y la gente andaba bebiendo cebada tostada, pues el café torrefacto es café después de todo y con menos cantidad tiñe el agua una barbaridad. Luego vi café torrefacto en Méjico y se me cayó la hipótesis. Creía que se inventó en Portugal porque mis abuelas se dedicaron al estraperlo de café desde allí ý prácticamente sólo les pedían torrado. Como somos de Badajoz y no pilla lejos, pues a uña de mula o de caballo que se iban allá a traerse unos sacos de café. Menudas mujeres, como las de ahora, por los hijos. Las de anécdotas que contaban. Una viene al caso: una vez le pidieron a la madre de mi madre café mezclado y ella se fue a Lisboa, que pilla lejos, a una tienda que sabía donde mezclaban distintos granos de café, pero con tueste natural. No era eso lo que pidieron, sino mezclado torrefacto y natural. Viene al caso porque desde la República, por lo menos, se ha bebido café torrefacto en España, pero por lo menos también desde entonces había personas analfabetas de pueblos pequeños de Badajoz que entendían de café, les gustaba el bueno, sabían donde encontrarlo y lo primero que se les venía a la cabeza cuando pedían café era café bueno, no malo. Mis abuelas no tenían barba ni tatuajes. Acento raro en español sí, pero no en portugués. Esta pareja lo tiene más fácil. Está a un paso de Valladolid. Les prometo una visita y les deseo lo mejor.
Ay¡ si mama Ines levantara la cabeza, más de un café de los que se venden encriptados, molidos, tratados y embalsemados para que duren y duren se iria a la basura. Pero tampoco hay que exagerar, opino, al igual que algunos comentaristas, que el torrefacto al que yo no lo denominaría "café", es un subproducto pensado para, de alguna manera, engañar a algunos, que son pocos ya. La molienda, si es recién antes de preparar el café, pues mejor, y si, acertamos en el punto de la misma, mejor que mejor. Si manual o electrica, pues que quieren que les diga, yo tengo ambos molinos y si el molino electrico se sabe manejar, toques cortos para no requemar, hasta que veamos ´al tacto los menos "adiestrados", o a la vista los que llevamos preparando cafés durante más de 50 años, dia tras dia y muchos cada dia, pues que se puede hacer un buen café(la picadora 1,2,3 puede convertir unas almendras en harina fina o en una pasta pegajosa), aunque lo más importante. como en todo, es la materia prima y, desde luego, el gusto de cada cual. Es, por hacer una "pseudo-comparativa", como lo del "buen vino", ni cosechero, ni crianza corta, ni roble, nileches, el buen vino es el que a cada uno le gusta, porque si no es bueno, es que ya es vinagre. Saludos!!
Desengáñense, todos estos cafés tan finos acabarán arrinconados por las cápsulas de Nespresso o monodosis como las llaman otros, las tiene Marcilla y las consumen algunos restaurantes con estrellas como Ramón Freixa y Arzak, me consta. No sé si será la publicidad de George Clooney o lo que sea pero para que se van a preocupar de tener buen café si con las monodosis sale de rechupete. Hay que joderse lo poco que se valora el café incluso la alta hostelería española. Tampoco el pan y no sigo
Las monodosis también campan a sus anchas en Mercadona, estamos perdidos...
No todo son cafés filtro caramba, los espressos de máquina también son muy buenos sobre todo con leche si la base es buena. Veo que el tal Marco sabe preparar uno de mis cafés favoritos el capuccino, lo que distingue a un buen barista o como se llame.
Degustado un magnifico Puchero de Ruanda Ngoma, hace unas semanas, lo recomiendo. (en infusión). Por cierto si estáis por Barcelona y queréis probarlo o comprarlo, solo tenéis que pasar por Coffeeandwood, abierto desde este martes en la ciudad, dentro del espacio de Bcn Food Makers. Es muy importante para los cafeteros, apoyar a Puchero y otros pequeños tostadores que se van abriendo camino en este maravilloso mundo del café. Tenemos que desterrar los torrefactos y las capsulas del mercado.
Felicidades con este nuevo proyecto! Y gracias Sr Capel por dar a conocer el trabajo de jovenes emprendedores de café. Buen Barista, Buen Café, Kim
Sr. Negro: Pero que hartos del "barismo gringo" si en España son 4 gatos mal contados los que se dedican al cafe especialidad. Váyase usted con su odio a hacer puñetas, haga el favor.
Estos emprendedores artesanos minúsculos son unos héroes como algunos otros que andan empeñados en cambiar la cultura del café. Dos preguntas: 1) Cuando vamos a desterrar el torrefacto? 2) Nadie le puede decir a Mercadona que deje de vender esas mezclas espantosas?
Y tan amplios horizontes, en España la gente se cree que entiende café y no sabe nada, o casi nada. Una infusión clarita, aromática como las que se ven en la foto se les llama AGUACHIRRIS. ¿Si, o no? Menos mal que cada vez hay más baristas (odio esa palabra), especialistas en el tratamiento del café y más locos como estos que están empeñados en que la gente se entere. Siga dando caña que falta hace
Y tan amplios horizontes, en España la gente se cree que entiende café y no sabe nada, o casi nada. Una infusión clarita, aromática como las que se ven en la foto se les llama AGUACHIRRIS. ¿Si, o no? Menos mal que cada vez hay más baristas (odio esa palabra), especialistas en el tratamiento del café y más locos como estos que están empeñados en que la gente se entere. Siga dando caña que falta hace
Qué gran razón con el torrefacto¡¡
Tengo una cafetera de émbolo que me da muy buen resultado, no hablan Vdes de ella, hace unos años era lo mejor igual que las Conas portuguesas y ahora parece que todo cae en el olvido por culpa de ls Chemex y esa Aeropress que parece una jeringa de inyectar a caballos. Me pregunto si habrá interes comerciales
A ver si están tan locos como para abrir un local en Valladolid capital y pueda ir a menudo a visitarles. El mundo de la hostelería necesita su asesoramiento pero mucho, espero que tengan éxito.
“Adquirir el café molido equivale a comprar una botella de champaña ya descorchado”. Tócale los c. "Los cafés han de molerse al momento les dije con una suficiencia inadecuada teniendo en cuenta los dos interlocutores que tenía delante". Lo mismo. La pareja de interlocutores se ha ido tan lejos para no despertar a todos los pucelanos con el molinillo y, aunque no me tendría que interesar la vida privada de José Carlos Capel, ya nos está diciendo que vive en un chalet. No, si cuando no he tenido vecinos al lado también he molido el café por las mañanas, pero ahora no me dejan porque es que además madrugo. Lo intenté con molinillos de ruedas dentadas pero son del año de la nanita y no muelen nada. Sí que cambia el sabor de molido a recién molido. Como de la noche al día, que es lo que te da la primera taza. Pero no nos dejan a todos. El café me recuerda al pan porque no lo tenemos bueno pero todo el mundo lo aprecia en cuanto lo prueba. También los asocio porque me sientan mejor por la mañana. Los diferencio en que café nunca lo tuvimos bueno pero el pan sí. Parece ser que se intenta reivindicar el pan y vindicar el café por parte de unos románticos de aquí y allá. Ojalá salga bien. Voy a menudo a Valladolid y ya tengo pendiente una visita, y no es la primera ni la segunda que recomiendan aquí.
Qué refunfuñón estás José. Efectivamente, el desayuno es uno de mis momentos favoritos del día. Lo primero que hago es moler el café y hacerlo por infusión en una máquina de embolo. A veces hasta me preparo un capuccino trabajando durante cierto tiempo la leche entera, que bombeo en otra cafetera más pequeña, pero eso lo dejo para los domingos. Vivo acompañado y no despierto a nadie. El ruido de un molinillo apenas dura 20 segundos y no es para tanto, ja, ja. Para ruidos en la cocina el extractor de humos y la thermomix, terrorifica. Saludos
Me encantaría dedicarme a una actividad como la de esta pareja. Si fuera rentable...
Merecen suerte, por lo que arriesgan sin apoyo de nadie con la idea de mejorar la calidad de un producto delicioso que hasta ahora pocos entienden. Si, ya seé que está el Foro Cultural del Café y que hay campeonatos de baristas todos los años y que la cosa avanza, cierto, avanza pero de forma muy lenta en relación con los gustos de los consumidores aferrados en general al café tipo chocolate ennegrecido por los granos requemados del torrefacto, lo digo con tristeza, empezando por lo que sucede en mi familia. Siempre queda algo de esperanza
Pues yo tengo también un molinillo del año de la nana,que sustraje a mi suegra con previo consentimiento, pero en mi caso muele todavía muy fino. Y cruzo los dedos porque no veo reemplazo posible en el horizonte: los manuales modernos no me resisten el trato al que los someto y los eléctricos no me convencen, requeman el café (sale más oscuro y con otro aroma). El molido es un factor muy a tener en cuenta, desde luego. Y es un ruido muy agradable a oídos de cualquier cafetero. Debe ser que mis vecinos lo son.Ricitos, reconozco que a mí la apariencia de esas infusiones cafeteras no me atrae nada. Creo que soy capaz de identificar cuando un expreso está bien hecho y elaborado con un café de calidad, pero aún no me he iniciado en las virtudes de esos cafés más ligeros. Me gusta que el café tenga cremosidad y cuerpo así que no estoy segura de poder apreciarlos, quizá si lo elaboran expertos como estos me convencería.Hasta ahora los de filtro y émbolo que he probado no me han gustado demasiado.
Estaría bien que alguien se atreviese a lanzar la primera piedra contra eso que en España se llama torrefacto: café tostado con azúcar, hasta que ésta se quema. Además de destrozar el café, el azúcar carbonizado debe ser cancerígeno, como cualquier alimento quemado. Se habla del problema en las barbacoas y en otras preparaciones a altas temperaturas, pero no he leído nada sobre el torrefacto.
Para hacer un capuchino hace falta un espresso concentrado. De infusiones nada
En efecto "Tomas", alguien debería iniciar una cruzad contra el torrefacto, pero nadie lo hace por lo tanto dudo de lealtad de las autoridades sanitarias y la clase médica. ¿Cobardía? ¿Intereses económicos? todo es posible. El torrefacto incorpora azúcar quemado como bien dices, más bien requemado por lo tanto benzopirenos al canto, componentes cancerígenos. ¿Nadie se atreve a decirlo de manera clara?Gastronomicamente es un desastre y para la salud también. ¿Por qué nos callamos?
Para mi que esta pareja son unos románticos. Vendiendo paquetitos de café buenísimos a 8 euros me parece que no van a ningún lado. Yo les voy a pedir, ya le diré
Sr. Capel, sin desmerecer a nadie, eso que están haciendo esta pareja de "locos", Paloma Fuentes y marco Bergero deberían montarlo en el Soho de Londres o en la Quinta Avenida de Nueva York, necesitan público que lo entienda y gente que sepa apreciar esos cafés tan selectos que ellos escogen. Ya hay algunos locales en Madrid como Monkee Coffee y Toma Café que hacen lo mismo y algunos otros en Barcelona empezando por Salvador Sans (Cafés el Magnífico) y a todos les va bien. Situarse en medio de la nada para desde ese lugar vender, que quiere que le diga, que me parece empeño imposible. Ojalá me equivoque, pero...
Ya estamos un poco hartos del barismo gringo, las barbitas y sobre todo sus altos precios, no quiero decir nada de la decoración neoindustrial....
Café Negro, lo estarás tú (qué suerte) porque a mi esto me pilla de nuevas, ni idea de estos cafés ni nada de nada
Señor Café Negro:La sociedad mundial de baristas EXIGE que todos sus asociados tengan, al menos, cuatro de estas características:1. Barba larga y recortada.2. Pelo mucho más corto que la barba, o trenza, o rastas recogidas.3. Tirantes.4. Pajarita.5. Camisa de cuadros o rayas sin remeter, o bien chaleco.6. Acento raro para el lugar en el que se asienta.7. Tatuajes visibles en los brazos.Puedo afirmar sin lugar a dudas que este señor cumple cuatro requisitos, lo que me congratula. Iré seguro ahora que tengo más tiempo. Total, ya no duermo con tanto café...
Durante muchos años creí que el café torrefacto lo inventaron los portugueses para vendérselo a los españoles después de la guerra civil. Como entonces no había de nada y la gente andaba bebiendo cebada tostada, pues el café torrefacto es café después de todo y con menos cantidad tiñe el agua una barbaridad. Luego vi café torrefacto en Méjico y se me cayó la hipótesis. Creía que se inventó en Portugal porque mis abuelas se dedicaron al estraperlo de café desde allí ý prácticamente sólo les pedían torrado. Como somos de Badajoz y no pilla lejos, pues a uña de mula o de caballo que se iban allá a traerse unos sacos de café. Menudas mujeres, como las de ahora, por los hijos. Las de anécdotas que contaban. Una viene al caso: una vez le pidieron a la madre de mi madre café mezclado y ella se fue a Lisboa, que pilla lejos, a una tienda que sabía donde mezclaban distintos granos de café, pero con tueste natural. No era eso lo que pidieron, sino mezclado torrefacto y natural. Viene al caso porque desde la República, por lo menos, se ha bebido café torrefacto en España, pero por lo menos también desde entonces había personas analfabetas de pueblos pequeños de Badajoz que entendían de café, les gustaba el bueno, sabían donde encontrarlo y lo primero que se les venía a la cabeza cuando pedían café era café bueno, no malo. Mis abuelas no tenían barba ni tatuajes. Acento raro en español sí, pero no en portugués. Esta pareja lo tiene más fácil. Está a un paso de Valladolid. Les prometo una visita y les deseo lo mejor.
Ay¡ si mama Ines levantara la cabeza, más de un café de los que se venden encriptados, molidos, tratados y embalsemados para que duren y duren se iria a la basura. Pero tampoco hay que exagerar, opino, al igual que algunos comentaristas, que el torrefacto al que yo no lo denominaría "café", es un subproducto pensado para, de alguna manera, engañar a algunos, que son pocos ya. La molienda, si es recién antes de preparar el café, pues mejor, y si, acertamos en el punto de la misma, mejor que mejor. Si manual o electrica, pues que quieren que les diga, yo tengo ambos molinos y si el molino electrico se sabe manejar, toques cortos para no requemar, hasta que veamos ´al tacto los menos "adiestrados", o a la vista los que llevamos preparando cafés durante más de 50 años, dia tras dia y muchos cada dia, pues que se puede hacer un buen café(la picadora 1,2,3 puede convertir unas almendras en harina fina o en una pasta pegajosa), aunque lo más importante. como en todo, es la materia prima y, desde luego, el gusto de cada cual. Es, por hacer una "pseudo-comparativa", como lo del "buen vino", ni cosechero, ni crianza corta, ni roble, nileches, el buen vino es el que a cada uno le gusta, porque si no es bueno, es que ya es vinagre. Saludos!!
Desengáñense, todos estos cafés tan finos acabarán arrinconados por las cápsulas de Nespresso o monodosis como las llaman otros, las tiene Marcilla y las consumen algunos restaurantes con estrellas como Ramón Freixa y Arzak, me consta. No sé si será la publicidad de George Clooney o lo que sea pero para que se van a preocupar de tener buen café si con las monodosis sale de rechupete. Hay que joderse lo poco que se valora el café incluso la alta hostelería española. Tampoco el pan y no sigo
Las monodosis también campan a sus anchas en Mercadona, estamos perdidos...
No todo son cafés filtro caramba, los espressos de máquina también son muy buenos sobre todo con leche si la base es buena. Veo que el tal Marco sabe preparar uno de mis cafés favoritos el capuccino, lo que distingue a un buen barista o como se llame.
Degustado un magnifico Puchero de Ruanda Ngoma, hace unas semanas, lo recomiendo. (en infusión). Por cierto si estáis por Barcelona y queréis probarlo o comprarlo, solo tenéis que pasar por Coffeeandwood, abierto desde este martes en la ciudad, dentro del espacio de Bcn Food Makers. Es muy importante para los cafeteros, apoyar a Puchero y otros pequeños tostadores que se van abriendo camino en este maravilloso mundo del café. Tenemos que desterrar los torrefactos y las capsulas del mercado.
Felicidades con este nuevo proyecto! Y gracias Sr Capel por dar a conocer el trabajo de jovenes emprendedores de café. Buen Barista, Buen Café, Kim
Sr. Negro: Pero que hartos del "barismo gringo" si en España son 4 gatos mal contados los que se dedican al cafe especialidad. Váyase usted con su odio a hacer puñetas, haga el favor.