Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rihanna, Taylor Swift y Drake desbancan al ‘prime time’

Los vídeos de los temas 'Bitch Better Have My Money', 'Hotline Bling' o 'Bad Blood', tuvieron más audiencia en su semana de estreno que el que generó 'Gran Hermano', el programa célebre de CBS

La cantante Rihanna.
La cantante Rihanna. Cordon press

Taylor Swift sigue demostrando que es la estrella del momento. Su disco 1989, ha roto todas las radiofórmulas. Recientemente se llevó el máximo galardón de los premios Grammy y ha sido el responsable de que la artista, de 26 años, haya hecho una de las giras más exitosas del 2015, embolsándose unos 900.000 euros diarios. A esto se le suma el triunfo que alcanzan sus vídeos cuando se estrenan en la Red. Según la multinacional Nielsen, empresa que ha evaluado la audiencia que genera el lanzamiento de un nuevo vídeo musical en Vevo en comparación a la que origina una serie de televisión en horario prime time. El clip de Bad Blood, se estrenó en mayo y en una semana tenía más de 18 millones de reproducciones (actualmente tiene más de 835 millones), mucha más audiencia que las series de las cadenas NBC, ABC y Fox y que solo fue superada por NCIS: Los Ángles, de CBS.

Pero Swift no es la única que ha destronado a la televisión. El vídeo de Drake Hotline Bling logró unas 11,6 millones de reproducciones durante su primera semana (ahora tiene más de 580 millones), mientras que un programa de máxima audiencia logra, con gran esfuerzo, llegar a los 9 millones. Otra que también desbancó a las series estrellas de la televisión estadounidense fue Rihanna. El verano pasado lanzó el clip de la canción Bitch Better Have My Money y llegó a más de 6 millones de visitas. El estudio demostró que el 78% de su público oscilaba entre los 18 y 49 años. Con estas cifras su vídeo dobló en audiencia -del mismo rango de edades- al programa más exitoso del verano de CBS, Gran Hermano.

La plataforma Vevo es una de las que más presencia tiene en cuanto a música online. Al mes registra unos 17.000 millones de visitas.

Pero la batalla por conseguir más audiencia no solo se pelea entre los vídeos de música y la televisión. Los mismos programas han comprobado que el contenido que reproducen en YouTube es hoy casi más importante que lo que emiten en directo. Un claro ejemplo de esta nueva tendencia es Carpool Karaoke, la sección estrella de Late Late Show. El sketch que James Corden grabó junto a Adele se convirtió en enero en el vídeo más visto de un programa talk-show en la historia de YouTube con más de 80 millones de visualizaciones, mientras que en la emisión apenas logró el millón y medio de espectadores.

Con cifras como estas los programas estrella de la televisión se han visto obligados a adaptarse a las plataformas como YouTube y Vevo, que logran que en apenas un par de horas un contenido se vuelve viral. Y en esta época viral es sinónimo de éxito.


Más información