Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Filosofeando

La asignatura de fiilosofía ayuda a conocer, reflexionar y criticar una realidad en constante cambio

La asignatura de Filosofía ha sido una de las materias más controvertidas en cuanto a su obligatoriedad. Y es que esta materia tiene como finalidad enseñar a pensar, algo que no es demasiado fácil en nuestro sistema educativo, basado en la memorización. La filosofía ayuda al alumno a conocer, reflexionar y criticar una realidad en constante cambio a su alrededor. Esto provoca que una gran mayoría de políticos de nuestro Estado tiemblen ante el currículo de esta materia, sobre todo aquellos que basan su persuasión en la demagogia, el populismo y la ignorancia. Algo muy útil sin duda a la hora de captar votos y agarrar las riendas del país. Esto me obliga a pensar dos cosas: la primera, que el conocimiento filosófico puede, y debe, ser un instrumento de cambio, no tanto político como social. Y la segunda, si aquellos políticos demagogos y populistas están a la cabeza de la educación, ¿cómo se va a lograr ese cambio? Por buena voluntad, supongo.— Ghenadi Avricenco.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.