Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio siglo de 'Repulsión'

Se cumplen 50 años del estreno en cines de una de las películas más celebradas de Roman Polanski. Y puede que haya cosas que todavía no sepas

Supuso el segundo largo del director polaco y fue el primero rodado en inglés tras su firma con la Compton. Sin saber absolutamente nada de trastornos mentales, Roman Polanski y George Brach (este último colaborador habitual de Jean Jacques Annaud) escribieron una de las mejores películas en tratar el tema de la esquizofrenia y la enfermedad mental. La Compton, que encargó a Polanski la película con el deseo de realizar un film que lograra beneficios, vio sus objetivos cumplidos cuando Repulsion consiguió el oso de plata en Berlín.

Fiel al estilo de Polanski, en Repulsion no se explica sino que se observa de manera minuciosa la degradación mental que sufre la protagonista. El asco que Carol siente por todo lo que le rodea, sobre todo los hombres, y el deterioro paulatino que sufre para enfrentar la realidad acaban recluyéndola en casa; las pesadillas y las alucinaciones se multiplican y la violencia se manifiesta. Casi desde el principio de la película tenemos indicios que advierten que algo no está bien. El primer plano que abre el film es un desplazamiento desde el ojo de la protagonista hacia a fuera, un plano que anuncia que las idas y venidas desde la mente de Carol hacia la realidad van a sucederse de manera continua. Lo real y lo alucinado, lo cotidiano y la distorsión acabarán mezcladas, convirtiendo la casa en un escenario violento y amenazador, donde se proyectan todas las neurosis de la protagonista. Las grietas en el suelo, las puertas rotas, la comida que se pudre y Carol atrincherada entre cadáveres que se descomponen, todo irá abandonando ese tono de normalidad hasta convertirse en un espacio donde exhibir el horror mental.

Si has visto la película la recordarás por momentos excelentes de cine, como el travelling cerca del final que filma toda la casa y las habitaciones en estado de ruina, o por momentos míticos como el conejo muerto que Carol transporta en su bolso para el horror de sus compañeras de trabajo. Nosotros hemos vuelto a verla y te contamos diez cosas que quizá no sepas.

1. Repulsión fue un encargo de la Compton, ellos querían algo barato que diera beneficios y Polanski también quería dinero para poder financiar su proyecto Cul De Sac. Pese a ser una película de encargo Repulsion es puro Polanski.

2. El personaje de Catherine Deneuve es esteticién, las escenas en las que se le ve trabajar en un salón de belleza fueron filmadas en la peluquería de Vidal Sassoon, en Bond Street, en Londres. Esto supuso además la amistad entre director y peluquero que más tarde culminaría con el famoso corte de Mia Farrow filmado durante la grabación de La semilla del diablo.

3. ¡Mehhh! Error Roman: casi hacia el principio, cuando la cámara sigue a Carol por los barrios de Kensington en Londres se puede ver la sombra de un cámara en el suelo.

4. Cuando Criterion editó la edición especial de Repulsión, un documental dirigido por Claude Chaboud de unos veinte minutos fue lanzado como extra, en él se puede ver a Roman dirigiendo a los actores, dándoles instrucciones muy precisas sobre cómo actuar. Años más tarde, Catherine Deneuve declaró que Roman era uno de los mejores directores con los que había filmado.

5. Hanging around, el videoclip de The Cardigans, es un homenaje a Repulsión, copian incluso algunos planos.

6. En España no pudimos ver Repulsión hasta dos años después, en 1967, y se estrenó antes en Barcelona que en Madrid.

7. Ahora estamos acostumbradísimos a escuchar orgasmos pero Repulsion fue una de las primeras películas de la historia del cine en las que se oía uno femenino. El que se escucha en la peli fue el primero aprobado por la British Board of Films Censors.

8. Gylbert Taylor, el director de fotografía de la película lo fue también de A hard days night, la primera película de los Beatles.

9. Seguro que te sabes las referencias de la película: los ojos remiten a Un perro andaluz o Él, ambas de Luis Buñel, pero también la pared que acosará a Carol recuerda a aquella llena de manos que sujetaban candelabros en La Bella y la Bestia, de Jean Cocteau. El uso de la sobreexposición y el juego con el claroscuro también aluden al expresionismo alemán, y no hay que olvidar la ironía con la que reflexionan las imágenes del film sobre el tema de ver y observar y la posición que ocupa el espectador son referencias próximas a El fotógrafo del miedo, de Michael Powell.

10. Roman Polanski se ha puesto delante de la cámara en varias ocasiones, como en El quimérico inquilino o El baile de los vampiros… en Repulsión hace un pequeño cameo vestido de mujer hacia el final de la película. Es una de las vecinas que entra en la casa cuando Carol está tirada en el suelo.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.