Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique de Inglaterra, ahora jardinero

El príncipe realiza un cameo en la ceremonia de apertura del Mundial de rugby

El príncipe Enrique sigue los pasos de su abuela y no se trata precisamente en sus labores reales. Si para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la reina Isabel II fingió estar dentro de una película de James Bond y tirarse de un paracaídas, ahora el hijo más pequeño de Carlos de Inglaterra se enfundó en un traje de jardinero para hacer un cameo en el vídeo inaugural del Mundial de rugby.

Durante la ceremonia de apertura, con unos 80.015 espectadores, se presentó un vídeoclip en el que se recrea los orígenes de este deporte. En él se ve a William Webb Elis, —un clérigo de la Iglesia Anglicana considerado el inventor del rugby—, corriendo con un balón bajo el brazo y un grupo de chavales corriendo tras él. Mientras atraviesa uno de los campos pasa al lado de dos jardineros, interpretados por el príncipe Enrique y Jonny Wilkinson, es jugador de rugby.

El menor de los vástagos de lady Di, que el pasado 15 de septiembre cumplió 31 años, siempre ha estado relacionado con este deporte. Durante su época universitaria perteneció al equipo de Eton.

Los duques de Cambridge, también presentes en la inauguración del Mundial.
Los duques de Cambridge, también presentes en la inauguración del Mundial. Getty Images

Una apertura de altura

La ceremonia fue gloriosa a pesar de contar con mucho menos presupuesto que los pasados Juegos Olímpicos —1.38 millones de euros en comparación con los 37 millones que costó la ceremonia de apertura de los juegos de 2012—. Además de acceder a actuar en el vídeo, Enrique ofreció un discurso: "Esta noche marca el comienzo de una fiesta del rugby que espero inspire a los jugadores actuales, a los nuevos que se han incorporado al juego", dijo. Tras su discurso Enrique se sentó en el palco junto con su hermano, Guillermo y Kate Middleton. Los tres disfrutaron del primer partido del torneo en el que Inglaterra derrotó a Fiji. La final del Mundial tendrá lugar el próximo 30 de septiembre en el estadio Twickenham, al suroeste de Londres.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información