Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi vende su mansión en Cerdeña por 500 millones de euros

'Il Cavaliere' negocia la venta de la casa, famosa por sus escandalosas fiestas

Vista aérea de villa Certosa, la mansión de Silvio Berlusconi en Cerdeña.
Vista aérea de villa Certosa, la mansión de Silvio Berlusconi en Cerdeña.

La mansión del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi en Porto Rotondo (Cerdeña) ya tiene comprador: el príncipe saudí Mohamed Bin Nayaef, el heredero al trono que sucederá al rey Salman Bin Abdelaziz, una de las familias más ricas del mundoEl precio acordado es de 500 millones de euros, según asegura el periódico Il Corriere della Sera.

Berlusconi ha querido enseñar en persona la mansión de 4.500 metros cuadrados al príncipe Nayaef. El líder de Forza Italia adquirió Villa Certosa en los años setenta y ha hospedado a personalidades como el ex primer ministro británico Tony Blair, el expresidente de Estados Unidos George W. Bush o al presidente de Rusia Vladimir Putin. 

Berlusconi en un programa de la televisión italiana.
Berlusconi en un programa de la televisión italiana.

La mansión tiene de un parque de 120 hectáreas, el complejo residencial de 126 habitaciones, un anfiteatro, un lago y un sistema de seguridad para garantizar la intimidad de la familia real de Arabia Saudí. La familia decidió abandonar una villa en la Costa Azul francesa porque los residentes se oponían a que se privatizara la playa que había debajo de su vivienda. Ahora la corte del rey Salman Bin Abdelaziz podrá disfrutar, sin que nadie les moleste, de la "gruta de las estrellas", el apodo que tiene un túnel subterráneo que conecta el mar con la propiedad de Berlusconi y que se ilumina creando el efecto de un cielo estrellado.

Berlusconi, que en los últimos dos años ha vuelto tan solo tres veces a Villa Certosa, ya intentó vender la vivienda a su amigo Vladimir Putin y al sultán Al Nahayan, presidente de los Emiratos Árabes, pero ninguno de los dos la adquirió. 

Villa Certosa está envuelta en una polémica por las fiestas de carácter sexual que se celebraban en la residencia. En 2009 se publicaran unas imágenes, tomadas por el fotógrafo Antonello Zappadu de Berlusconi y alguno de sus huéspedes. Entre el material gráfico figuran instantáneas de una celebración en las que supuestamente aparecían jóvenes menores de edad. Además, Zappadu fotografió también al expremier checo Mirek Topolanek que salía desnudo con varias mujeres en topless.

Más información