Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez razones por las que Vainica Doble siguen siendo lo p*&$ más

Con motivo del 15 aniversario de la muerte de Carmen Santonja, mitad de Vainica Doble, un puñado de músicos nacionales se han reunido para rendirle tributo en ‘Avainícame’

Vainica Doble llevan bordando nuestros sentimientos desde de los años 70. Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen formaron una de las parejas artísticas más prolíficas del panorama musical español gracias a su faceta de compositoras y de intérpretes. Este mes de julio se cumplen 15 años de la muerte de Santonja. Por eso un puñado de artistas nacionales quieren presentar su respeto a la memoria de Santonja, y a la del propio dúo, con un concierto-homenaje. Avainícame es el nombre del pequeño festival que tendrá lugar mañana sábado en Siroco y en el que participarán bandas como Pauline en la playa, Parade, Sagrado Corazón de Jesús, San Francisco, Luis Mendo & Bernardo Fuster y Kiki D ’Aki. La fiesta también contará con Paco Clavel y Luis Calvo como dj’s, estará salpicada de proyecciones relativas a las homenajeadas y se podrá ver una expo-vainica de La rata de Antequera. Te presentamos algunas de las labores más significativas de Vainica Doble: 10 razones por las que son lo p*&$ más.

 

1.- Caramelo de limón: la primera canción que abre su primer disco homónimo. Este tema -a caballo entre el rock, la psicodelia y el folk publicado en 1971- parece ser una oda a las ansias de aperturismo que tanto Santonja como Van Aerssen (y, probablemente, toda España) deseaban. Conocían bien su país y las cualidades de éste, pero sabían que hasta que no muriese la dictadura no se produciría ningún cambio progresista. La portada del LP fue ilustrada por Iván Zulueta (artista multidisciplinar especializado en cine) que reflejó dentro de una plaza de toros lo que era nuestro país por aquella época: una territorio dividido entre los que contemplaban la batalla desde las gradas -como si no fuera con ellos- y quienes combatían (con todas las consecuencias) para salir adelante.

 

 

2.- Comenzaron su carrera como compositoras de música para cine y televisión. Sí, había vida más allá de Augusto Algueró, Juan Carlos Calderón y Alfonso Santisteban.

Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen compusieron canciones para la película Carola de día, Carola de noche de la bella (y explotada) Marisol y para el filme Furtivos. También para programas de televisión como la serie Fábulas, Tres eran tres, Juncal o Celia. Pero, sin duda, se lleva el primer premio la sintonía de Con las manos en la masa que cantan al alimón con Sabina. El programa estaba presentado por Elena Santonja, hermana de Carmen, y buscaba recuperar la cocina bien hecha y abundante como ella misma decía. En el primer programa, fríen un huevo, cocinan lentejas y recitan a Emilia Pardo Bazán.

 

3.- Son inspiración para aquellos que entienden la vida –con ciertos matices lúgubres– a través de la observación, la piedad, la delicadeza o la ironía, solo por destacar algunos de los adjetivos que les definen. Son toda una institución para Pauline en la Playa, banda formada Mar y Alicia Álvarez: “Nuestro padre entró en la habitación, donde componíamos casi sin saberlo el que sería el primer disco de Pauline en la Playa mientras sostenía el vinilo del Heliotropo entre sus manos, dijo: “Os parecéis mucho a Vainica Doble. Tenéis que escucharlas”. Y así lo hicimos. Son un oasis. Sobre todo en lo que a las letras se refiere. Solo la frase “para refugiarme en su sombra en verano, con una guitarra pues no cabe un piano" merece ya un homenaje. No hay otras igual”.

 

4.- No se acercaron a la ambrosía de la fama por decisión propia. Su permanencia en un discreto segundo plano, que procuraron no abandonar, despertó entre sus seguidores una devoción que agració todas y cada una de sus creaciones. Por eso es difícil quedarse con un solo disco de las Vainica a pesar de trabajos mayúsculos como Heliotropo (1973) o Taquicardia (1984), producido por Mario Pacheco y arreglado por Ángel Muñoz, el Maestro Reverendo.

 

 

5.- Fueron dos de las mejores tituladoras de canciones que ha dado el panorama nacional y defensoras de las historias costumbristas. Su sensibilidad y buen gusto convirtieron los elementos básicos en filigranas con forma de verso. César Estabiel, que prepara un libro sobre ellas, opina que aportaron una manera de contar cosas ya en desuso: “Creo que Vainica Doble provoca entre sus seguidores un fervor sin "peros" porque representan algo que ya no tenemos. Como quien mira las pinturas rupestres de Altamira y siente que el tiempo se ha parado. Dice El Zurdo que ellas serían las últimas descendientes de una aristocracia cultural, quizás también moral. Yo siempre las emparento con Conchita Montes, paradigma de mujer moderna y elitista en la España de los 40”.

 

6.- Aportaron consistencia al catálogo de la discográfica Elefant records que en el año 2000 editó el último disco del grupo. Lo cual hizo que el resto de artistas de este sello independiente pudieran compartir compañía con dos de las old school más carismáticas de la industria musical española. Se sabían queridas y veneradas por Elefant y por el resto de artistas de la discográfica. Por eso no extraña que llamaran a su disco En familia. Carlos Berlanga, gran admirador de Vainica Doble, versionó el tema La Funcionaria y contó con ellas a los coros.

 

7.- Su vestimenta era el reflejo de su modo de entender la vida, la música y la cultura. Fueron folk por instinto desde su juventud hasta su madurez. Y su vertiente psicodélica y romántica se materializó en sombreros de ala ancha, prendas bordadas con motivos florales, tejidos etéreos como el hilo y vestidos de patchwork con diferentes estampados como los que lucen en el vídeo de la canción Caramelo de limón.

 

8.- Satirizaron ese ramalazo espiritual y esa devoción por comer alimentos sin cara que algunas personas sufren repentinamente. En La vegetariana las Vainica Doble cuentan el deslumbramiento de una mujer ante una nueva filosofía de vida alejada de su rutina cotidiana. Versos como “Ya no quieres solomillo, estás desvitaminizada. Tu color es amarillo, tu piel apergaminada. Te han comido bien el coco con el rollo oriental […] Y eso está mal [...]” explican el periplo interior al que se hace referencia en la canción. De hecho, La Vegetariana es ideal para ilustrar con humor la fiebre por los zumos detox de este 2015, la famosa dieta de la alcachofa o la del sirope de arce.

 

9.- Su disco Carbono 14 fue la prueba fehaciente de que los experimentos es mejor hacerlos con gaseosa. En el año 1997 algún ejecutivo de su discográfica de entonces, Mercury-Polygram, tuvo la ocurrencia de editar un disco en el que Carmen Santonja y Gloria Van Aerssen hicieran duetos con artistas como Alejandro Sanz, Miguel Bosé, Ismael Serrano o German Coppini. El LP fue producido por Miguel Ángel Arenas, Capi, que quiso alejar al dúo de su impronta habitual para modernizarlas. El resultado fue discutible, con un sonido demasiado brillante y a sus fans no les convenció en absoluto a pesar de que funcionó bien a nivel de ventas. Dos años más tarde, en 1999, la edición española de Rolling Stone juntó a Vainica Doble con Ella Baila Sola en una sesión fotográfica para su primer número.

 

10.- Chiribitas de limón, la primera canción que abre su último trabajo. Las Vainica Doble cierran el círculo de su carrera artística con un eslabón cítrico. Cuando grabaron su último LP en el año 2000, Carmen Santonja tenía 66 años y Gloria Van Aerssen 68. La canción sonaba a despedida desde la primera nota y el estribillo no era más de que el reflejo del paso del tiempo y de la enfermedad de Carmen: “Pero el corazón se agita, empieza a vacilar mi mente. Son mis ojos chiribitas de limón”. En julio del año 2000 fallecía Santonja. Ella, que se definía como una tímida enfermiza, también fue escritora, pintora ( además de bisnieta del pintor Eduardo Rosales) y pianista -hasta finales de los años sesenta- en el Teatro Lara, uno de los estandartes escénicos de Madrid.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.