Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La publicista de Madonna se jubila

Liz Rosenberg, portavoz de muchas estrellas, confirma su retiro tras 45 años dedicada a figuras como Cher, Stevie Nicks, y principalmente a la reina del pop

Madonna y Liz Rosenberg, en 2011.
Madonna y Liz Rosenberg, en 2011. cordon press

La jefa de prensa de Madonna durante los 32 años de su carrera y de otras estrellas como Cher, Stevie Nicks o Michael Bublé, ha anunciado que se jubila. A los 67 años, la veterana portavoz de la industria de la música ha declarado al New York Post que “dos siglos ha sido tiempo más que suficiente”. Liz Rosenberg ha estado 45 años en activo mediando entre las estrellas y los medios de comunicación. Gestionando apariciones y entrevistas, desmintiendo rumores o solucionando escándalos. En definitiva, protegiendo la imagen y por tanto la carrera de sus representados.

Empezó con Cher, y ha trabajado con muchos otros artistas como Prince o Dave Stewart, pero siempre será recordada por ser uno de los grandes escudos de Madonna. Una de las pocas personas de máxima confianza de la estrella, “casi su mamá”, llegó a decir de ella a modo de broma la prensa sensacionalista, al ser Madonna huérfana de madre.

La reina del pop la ha tenido muy ocupada. Tres décadas cargadas de polémicas de todo tipo que Rosenberg supo manejar con maestría. Durante 40 años lo hizo en Warner Bros. Records, y desde que en 2010 Madonna dejara esa discográfica, a través de su propia empresa, Liz Rosenberg Media.

Madonna y Liz Rosenberg, en el estreno de 'Evita'. ampliar foto
Madonna y Liz Rosenberg, en el estreno de 'Evita'. FilmMagic, Inc

Solía acudir a las alfombras rojas con un tocado de orejas de conejita Playboy en su cabeza, algo que justificaba así: “me hace recordar que no me tome todo este mundillo tan en serio”. Mientras la incombustible Madonna continúa con su carrera, con nuevo disco y a punto de arrancar gira mundial, Rosenberg, 11 años mayor que la diva, ha decidido disfrutar de un largo descanso. Pero la apodada “reina de las relaciones públicas” asegura que seguirá “escuchando, aconsejando y protegiendo de los periodistas de las columnas de cotilleos a los míos para siempre”. Y en tono más emotivo, confiesa: “Estas personas son parte de mi familia. Nunca podría apartarme de ellos del todo”.