Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hijos de Audrey Hepburn se pelean por su herencia

Sean Ferrer y Luca Dotti dejan en manos de la justicia llegar a un acuerdo sobre cómo dividirse la colección de joyas, sombreros, fotografías y vestuario de la actriz

Audrey Hepburn
Retrato de Audrey Hepburn durante el rodaje de 'Desayuno con diamantes'. Corbis

Pocos objetos son tan icónicos como aquellos que tocaba Audrey Hepburn. La actriz, modelo y estrella es recordada tanto por su trabajo en películas como My Fair Lady, Desayuno con diamantes o Fedora como por su estilo dentro y fuera de la pantalla. Sus gafas de sol redondeadas de concha, los guantes largos blancos, la pamela amplia en su cabeza o sus vestidos de Dior y Givenchy, entre otros, siguen siendo recordados 22 años después de la muerte de una intérprete que falleció demasiado joven, a los 63 años, de cáncer de colon.

Pero mientras el recuerdo los mantiene vivos en nuestra mente, muchos de estos objetos así como el resto de sus enseres más personales siguen perdidos en una batalla legal entre sus hijos, Sean Ferrer y Luca Dotti. Hepburn pensó que lo dejaba todo bien atado, repartiendo mitad y mitad entre sus dos únicos descendientes, fruto de sus matrimonios con el actor Mel Ferrer y con el psiquiatra italiano Andrea Dotti, respectivamente. Pero los hijos nunca han llegado a un acuerdo sobre cómo dividirse esta vasta colección de joyas, sombreros, fotografías y vestuario. La herencia de Hepburn también incluye un gran número de pósters y guiones de sus icónicas películas así como elementos de attrezo utilizadas en ellas, piezas de coleccionista de inmenso valor tanto histórico como personal, además de económico. Una herencia que permanece guardada en una compañía profesional de almacenaje dedicada a las bellas artes y otras colecciones privadas en Los Ángeles mientras un juez decide su futuro.

Audrey Hepburn, ganó el Oscar como actriz protagonista de 'Vacaciones en Roma'. ampliar foto
Audrey Hepburn, ganó el Oscar como actriz protagonista de 'Vacaciones en Roma'.

Este no es el primer caso en el que la herencia de una de las estrella de Hollywood se ve en disputa no importa el empeño que dedique el finado a dejar claras sus últimas voluntades. El caso más reciente es la herencia de Robin Williams, también motivo de disputa legal cuando se acerca el primer aniversario de su muerte. Williams dejó claro en su testamento que sus hijos Zak, Zelda y Cody heredaban sus efectos personales, incluido el Oscar que ganó por El indomable Will Hunting, así como sus joyas, mientras que a su última esposa, Susan Schneider, le dejó la casa en la que vivieron estos tres últimos años de casados. Sin embargo, Schneider se ha quejado de que los hijos de Williams se llevaron objetos de su casa mientras que sus descendientes reclamaron en los tribunales que la viuda no tiene ningún derecho sobre algunas de las colecciones personales de su padre que estaban en esta finca del norte de California donde murió el actor y a la que se les ha prohibido la entrada. Entre otros objetos en disputa está la extensa colección de relojes que tenía Williams, un ávido coleccionista de este complemento. Los hijos reclaman esta colección de joyería mientras que Schneider quiere incluirla entre los objetos de la casa que le corresponden. También existe una versión según la cual esta colección le fue regalada a un amigo por el propio Williams el día antes de su suicidio.

Más información