Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casting

Los tres candidatos a las elecciones británicas tan clónicos que podrían aspirar al mismo papel

Ed Miliband, Nick Clegg, David Cameron.
Ed Miliband, Nick Clegg, David Cameron. AP

Arrancamos el lunes con resaca de elecciones británicas y la instantánea de sus tres líderes, tan clónicos que en un casting podrían aspirar al mismo papel. Se jugaban el de inquilino de Downing Street. Con razón se dice que una imagen vale más que mil palabras. Más en este caso, un resumen perfecto de la situación. Salen Miliband a la izquierda, Clegg en medio, afable y algo despistado, y Cameron, lógicamente, a la derecha, oteando hacia el futuro (o el Canal de la Mancha) con preocupación. Menos mal que estaban por orden de ideología, porque, de tan parecidos, podríamos habernos despistado sin llegar a distinguir al tory del Rogelio. Todos con corbata, sin coletas, y oliendo a Oxbridgepor igual.

 El papel de primer ministro se lo lleva Cameron. Lamentablemente se ha perdido un pedazo de reparto al estilo Boy Band. Hubieran estado geniales como trío protagonista de Vuelve el Club de los Zánganos, 20 siglos después (nuevas generaciones, buscad en la Wikipedia: P.G.Wodehouse, Jeeves). Y, perdón, pero qué casting para la versión británica y tronista de Retorno a Brideshead LLC —por Laborista, Liberal y Conservador—. Por no hablar de un James Bond de trasfondo político, con la escocesa Nicola Sturgeon como Miss Moneypenny, robando plano por sorpresa, y sin Farage. Un buen título podría haber sido Europa nunca es suficiente o Desde el Reino Unido con amor.

Lo dicho. Desde aquí parecían hermanos, como María Laura, María Emilia y María Eugenia, y tan complicados de diferenciar como las célebres trillizas de oro de Julio Iglesias. Quizás, para los electores británicos también.