Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sueño de Kandioura Coulibaly

El sueño de Kandioura Coulibaly

El sueño de Kandioura Coulibaly (Karanguimbé, Malí, 1954) es fundar un museo en Bamako en el cual exhibir su colección de trajes, adornos y complementos tradicionales de las distintas etnias de su país, para conservarlos, mostrarlos al mundo y para que las generaciones venideras, las que todavía no han nacido, conozcan de donde proceden y puedan interpretar el futuro.

Coulibaly preparando a una de sus modelos. Foto Jaime Domínguez.

Este pintor, diseñador y decorador de cine estudió en el Instituto Nacional de Artes (INA) de Bamako. AL terminar sus estudios fundó, junto a otros cinco artistas, el grupo Bogolan Kasobané que promueve la creación de obras contemporáneas basadas en la técnica ancestral de tejido conocida como bogolan. El grupo estudia las distintas técnicas de tejido, el significado de los colores, del alfabeto secreto que contienen…

Siempre interesado en las distintas formas culturales que conviven en su país, lleva más de 40 años recopilando trajes, adornos y complementos tradicionales y estudiándolos para inspirado por ellos realizar sus nuevos diseños.

Nos cuenta estas cosas en un alto que hace después de llevar toda la tarde organizando su próximo desfile de modas. Estamos en la Casa de Vacas del parque de El Retiro de Madrid y hablamos en bambara, gracias a la traducción que Mamadou Goita, un maliense residente en Madrid, nos hace. El artista está acompañado de su asistente, el fotógrafo Tiécoura N’Daou, profesor de multimedia del Conservatorio de Bamako, quien anota en su ordenador las sugerencias que van saliendo de la boca del maestro.

Coulibaly también ha diseñado la ropa de diversas películas malienses y en alguna de ellas incluso se ha encargado de la decoración. La lista es larga pero cabe destacar La Genese y Guimba de Cheick-Oumar Sissoko y Fantan Fanga de Adama Drabo.

En el siguiente vídeo, realizado por Tiécoura N'Daou, podemos conocer un poco más del trabajo de Kandioura Coulibaly.

El artista ha expuesto sus trabajos en muchos países del mundo: Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Suiza, Cuba y algunos africanos, pero nunca había tenido la oportunidad de mostrarlos en España. Por fin pudo hacerlo el pasado 28 de marzo en el marco de la exposición Del Níger al Ganges, de Irene López de Castro. Allí pudimos contemplar un impresionante desfile de los trajes y complementos que caracterizan a las distintas etnias de Malí, una fiesta africana llena de ritmo y color. “Los Adornos de Mali”, como se llamó este desfile, fue una ocasión de disfrutar de la belleza de las piezas presentadas, en torno al mensaje que Kandioura Coulibaly quiere lanzar al mundo: “todas las etnias de Mali quieren la paz para su país y para el mundo”.

Con motivo de este viaje, Coulibaly ha podido visitar el Museo del traje de Madrid, que, según dice, “le ha proporcionado nuevas ideas para su proyecto estrella”. Quiere que este no solo sea un museo donde mostrar los trajes y complementos recogidos a lo largo de tantos años, sino también un centro de investigación donde estudiar las diversas culturas y tradiciones, no solo de Malí sino también de toda África occidental, y cómo estas se reflejan y expresan a través de la vestimenta y los adornos.

No encuentra apoyo en su país para realizar este proyecto por lo que está buscando ayuda internacional para llevarlo a cabo.

Para que todos puedan apreciar la calidad del trabajo de Coulibary Kandoura dejamos esta selección de fotos realizadas por Jaime Domínguez durante el desfile del pasado 28 de marzo.

Esta última foto muestra a Coulibaly tras el desfirle.

Comentarios

Muy vistoso y colorido, dá una idea de cómo se visten por esas zonas de África, pero estas mujeres que se ponían collares en el cuello para alargarlo y esos pendientes en forma de aros dentro del lóbulo de la oreja que se les forma un agujero muy grande, ¿esas pertenecen a otra zona?
No tengo palabras! Es una gran pérdida. Gracias Kandioura.
Muy vistoso y colorido, dá una idea de cómo se visten por esas zonas de África, pero estas mujeres que se ponían collares en el cuello para alargarlo y esos pendientes en forma de aros dentro del lóbulo de la oreja que se les forma un agujero muy grande, ¿esas pertenecen a otra zona?
No tengo palabras! Es una gran pérdida. Gracias Kandioura.