Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez rechaza las acusaciones contra Andrés de Inglaterra

La corte federal de EE UU desestima el relato de Virginia Roberts sobre presuntos abusos sexuales del príncipe cuando era menor

El príncipe Andrés durante el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza.
El príncipe Andrés durante el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza. EFE

El palacio de Buckingham puede respirar. Todo parece apuntar a que el príncipe Andrés de Inglaterra se ha librado del último escándalo que puso en jaque a la familia real británica. El relato de Virginia Roberts sobre cómo fue forzada a mantener relaciones sexuales con el príncipe Andrés cuando ella tenía 17 años fue desestimado por un juez de la corte federal de Estados Unidos.

Fue el juez Kenneth Marra quien ordenó que sean eliminadas del expediente las declaraciones de Roberts sobre el duque de York y además le negó el intento de unirse a la demanda en contra de Jeffrey Epstein, amigo del príncipe y acusado de tener una red de prostitución. “En este momento del proceso estos detalles son innecesarios”, escribió Marra en su orden. “Estos detalles innecesarios tiene que ser eliminados”, puntualizó.

El juez no hizo ningún pronunciamiento o declaración acerca de la veracidad de las acusaciones de Roberts. Sin embargo, Marra señaló que la demandante todavía puede seguir apareciendo como testigo cuando finalmente se celebre el juicio.

El príncipe Andrés a su llegada al Foro Económico Mundial en Davos.

Las acusaciones salieron a la luz el pasado mes de enero cuando Virginia Roberts unió su versión de los hechos a la de dos mujeres que ya habían interpuesto contra Jeffrey Epstein una demanda ante un tribunal de Florida. Las demandantes intentan por medio de este nuevo proceso revertir el acuerdo alcanzado en su día por la fiscalía y Epstein para limitar los cargos contra el empresario por abuso sexual de menores. En 2008 Epstein fue condenado a 18 meses de cárcel, una pena que las mujeres cuestionan en su condición de víctimas, porque no fueron consultadas sobre aquel pacto extrajudicial del que su presunto explotador se benefició.

La crisis por la implicación del príncipe Andrés fue tal que el palacio de Buckingham emitió dos comunicados desmintiendo las acusaciones de la mujer estadounidense. E incluso contactó con los directores de los principales medios británicos para recordarles el pacto ético que tiene la prensa con la realeza.

El millonario Jeffry Epstein.
El millonario Jeffry Epstein. Cordon Press

Pero no fue hasta 20 días después de que explotará el escándalo cuando Andrés habló por primera vez del acontecimiento. El 22 de enero en la cumbre de Davos todos los medios volcaron su atención en el príncipe, quien aprovechó su discurso para referirse al asunto, aunque dijo exactamente lo mismo que ya había dicho antes a través de dos comunicados. "Primero creo que debo, y quiero, referirme a los hechos que han sucedido en las últimas semanas. Me gustaría reiterarme y reafirmar los comunicados lanzados en mi nombre por el Palacio de Buckingham. Mi prioridad es mi trabajo", puntualizó.

En su denuncia, Roberts dijo que había sido obligada por el empresario millonario Jeffrey Epstein, convicto por prostitución de menores, a mantener relaciones íntimas con Andrés cuando era menor. Esta reclamación es la primera que podría haber implicado al príncipe en la red de prostitución de menores de Epstein, quien en 2008 reconoció su culpabilidad en dos de los casos en los que se le acusaba.