Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ochocientos regalos para el pequeño Jorge

La Casa Real británica publica una lista con los más de 1.000 obsequios recibidos por los Windsor durante 2014

Durante su visita a Australia los duques de Cambridge recibieron un patín con el nombre de su pequeño hijo inscrito.
Durante su visita a Australia los duques de Cambridge recibieron un patín con el nombre de su pequeño hijo inscrito. Getty Images

El bebé de la casa de Windsor fue, en 2014, el miembro más agasajado de la familia. El Palacio de Buckingham publicó el miércoles el inventario de obsequios que recibió la Casa Real Británica en sus recepciones y viajes y el pequeño príncipe Jorge, de 18 meses, acaparó 770 del total, frente a los poco más de 100 que obtuvo la reina Isabel.

Entre los presentes más exóticos, el bebé de Catalina y Guillermo recibió un abrigo piel de Zarigüeya de la tribu aborigen australiana de los Gundungurra, una chupa de cuero de aviador y un mazo para jugar al polo, además de infinitos peluches y muchos cuentos.

En el extremo opuesto, está la prima hermana de la reina. “Ningún regalo oficial fue recibido por Su Alteza Real la Princesa Alejandra durante 2014”, reza un escueto comunicado de pocas líneas que contrasta con las largas listas de los presentes que halagaron a otros miembros de la familia.

En total, unos 20 catálogos repletos de lisonjas describen regalos grandes y pequeños, perecederos y eternos, entregados en mano o por correo. Eso sí, ninguno de ellos tiene un alto valor económico, como dicta el protocolo.

Entre los objetos hay desde un libro de la historia del Eurotúnel hasta la autobiografía de Usain Bolt, enviada por el propio velocista, quesos, sombreros, perfumes y fruta, sobre todo, mucha fruta.

Buckingham Palace recibió en 2014 un bote de mermelada de fruta de la pasión, una caja de 10 kilos de mangos de Pakistán donde esa fruta es un símbolo de buena suerte, o una bandeja de dátiles de Arabia Saudita a nombre del Príncipe Andrés.

Las listas reflejan detalles como la fecha en que fue recibido y el motivo del obsequio. Sabemos así que, Isabel II recibió el 17 de junio la escultura de una cabeza de caballo del Emir de Qatar como agradecimiento por haberle invitado a la tradicional carrera de caballos de Ascot. O que el papa Francisco le dio a la monarca un manuscrito de 1679 titulado Vrbis et Orbis durante su visita de estado a Roma y el Vaticano en el mes de abril. Durante el mismo viaje el saliente presidente de la República, Giorgio Napolitano, le regaló dos marcos de plata.

Ninguno de estos obsequios engrosará las listas de propiedades de los miembros de la Familia Real. Las pueden usar y comer, en el caso de las frutas, pero no pasarán a formar parte de sus bienes personales, según explica el experto en Casa Real de la BBC Peter Hunt.

Los presentes de temática equina fueron los preferidos para Isabel II. Del presidente de Irlanda, Michael D Higgins, obtuvo una estatua de bronce del mítico Arkle, un caballo que se hizo famoso en la Irlanda de los años 50 por su habilidad en el salto de obstáculos. El presidente francés, Françoise Hollande, decidió obsequiarle con otra escultura ecuestre. La reina obtuvo además una fusta de montar del gobernador general de Canadá y un artilugio para limpiar las botas sucias de barro al regresar del campo de los alumnos de un elitista internado del condado de Essex.

Sombreros para el príncipe Carlos

El Príncipe Carlos colgó en su guardarropa nuevos sombreros en 2014. Entre ellos, un pañuelo tradicional de los que utilizan los hombres en Palestina y Arabia saudí y tres ical (el aro negro redondo que fija el pañuelo). También un sombrero de cowboy de Canadá recibido de manos del presidente de la federación de los indígenas Metis del país y un panamá que le obsequiaron durante su visita el pasado noviembre a México.

Se echan de menos en estas listas algún regalo desde España. Eso sí, el Duque de Edimburgo, el esposo de la reina, recibió de una asociación benéfica una réplica en cristal de la roca de Gibraltar.