Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre al que le preocupaba la menstruación

Preocupado porque algunos días al mes, su esposa se escondía inquieta para lavar los trapos que se ponía durante la menstruación, inventó un ingenio para fabricar compresas baratas para las mujeres en su país, India

  • Revathi y Sumathi son empleada y dueña de una fábrica de compresas de bajo coste en una zona rural al sur de India, donde la mayoría de mujeres utiliza trapos o telas viejas. Y no siempre bien lavadas.
    1Revathi y Sumathi son empleada y dueña de una fábrica de compresas de bajo coste en una zona rural al sur de India, donde la mayoría de mujeres utiliza trapos o telas viejas. Y no siempre bien lavadas.
  • El 28% de las adolescentes faltan a la escuela al menos un día mientras tienen la regla, según un estudio que el gobierno encargó a Nielsen en 2010.
    2El 28% de las adolescentes faltan a la escuela al menos un día mientras tienen la regla, según un estudio que el gobierno encargó a Nielsen en 2010.
  • Arunachalam Muruganantham (izquierda) es un ex soldador que ha inventado una máquina barata para fabricar compresas a bajo coste. Defensor de la igualdad de género, solo vende el artilugio a mujeres, principalmente de grupos de autoayuda. En esta imagen, le demuestra a Rekha, que planea comprar una de las máquinas, la capacidad de absorción de sus productos.
    3Arunachalam Muruganantham (izquierda) es un ex soldador que ha inventado una máquina barata para fabricar compresas a bajo coste. Defensor de la igualdad de género, solo vende el artilugio a mujeres, principalmente de grupos de autoayuda. En esta imagen, le demuestra a Rekha, que planea comprar una de las máquinas, la capacidad de absorción de sus productos.
  • Las niñas que dejan pronto la escuela son más vulnerables a los matrimonios infantiles, sufrir violencia, abusos o explotación, según Unicef.
    4Las niñas que dejan pronto la escuela son más vulnerables a los matrimonios infantiles, sufrir violencia, abusos o explotación, según Unicef.
  • Sólo 12% de las mujeres en India usan compresas según un estudio de AC Nielsen de 2011. En las zonas rurales, esta cifra podría ser aún menos.
    5Sólo 12% de las mujeres en India usan compresas según un estudio de AC Nielsen de 2011. En las zonas rurales, esta cifra podría ser aún menos.
  • El uso de trapos no es perjudicial, según un experto de Unicef. Según indica, el problema es que no los lavan ni secan apropiadamente pues las mujeres intentan esconder el hecho de que tienen la regla al suponer esta un estigma. Es por esas carencias higiénicas, por las que hay una elevada tasa de infecciones urinarias y genitales en el país.
    6El uso de trapos no es perjudicial, según un experto de Unicef. Según indica, el problema es que no los lavan ni secan apropiadamente pues las mujeres intentan esconder el hecho de que tienen la regla al suponer esta un estigma. Es por esas carencias higiénicas, por las que hay una elevada tasa de infecciones urinarias y genitales en el país.
  • Las mujeres que fabrican compresas, normalmente también las venden casa por casa. Aprovechan para hablarles de la importancia de la higiene femenina y las compradoras no sienten vergüenza porque algún hombre las vea adquirir el producto.
    7Las mujeres que fabrican compresas, normalmente también las venden casa por casa. Aprovechan para hablarles de la importancia de la higiene femenina y las compradoras no sienten vergüenza porque algún hombre las vea adquirir el producto.
  • Gran parte del proceso de fabricación de las compresas es manual. Muruganantham asegura que su invento ha dado empleo a 15.000 mujeres en India.
    8Gran parte del proceso de fabricación de las compresas es manual. Muruganantham asegura que su invento ha dado empleo a 15.000 mujeres en India.
  • Sumathi es la dueña de una fábrica de compresas y da empleo a siete mujeres con su máquina. Por un euro producen 40.
    9Sumathi es la dueña de una fábrica de compresas y da empleo a siete mujeres con su máquina. Por un euro producen 40.
  • Una de las fábricas de compresas de bajo costo en Velur, al sur de la India. En esta parte del proceso se pesa la cantidad de celulosa que pondrán en cada compresa.
    10Una de las fábricas de compresas de bajo costo en Velur, al sur de la India. En esta parte del proceso se pesa la cantidad de celulosa que pondrán en cada compresa.
  • Revathi, quien utilizaba trapos cuando tenía la regla, trabaja hoy en una fábrica de compresas. La maquina de Muruganantham consiste en un tipo cubeta que rompe la celulosa y la hace suave y esponjada, como el algodón. Luego manualmente se pesa ese material y con una máquina se prensa. Después se envuelve en tela quirúrgica (como la que se usa en los uniformes de médicos o enfermeras).
    11Revathi, quien utilizaba trapos cuando tenía la regla, trabaja hoy en una fábrica de compresas. La maquina de Muruganantham consiste en un tipo cubeta que rompe la celulosa y la hace suave y esponjada, como el algodón. Luego manualmente se pesa ese material y con una máquina se prensa. Después se envuelve en tela quirúrgica (como la que se usa en los uniformes de médicos o enfermeras).
  • Un grupo de mujeres producen 1.000 compresas al día con esta maquinaria. Venden cada paquete de ocho piezas por 40 céntimos de euro, un precio accesible para las menos privilegiadas en India.
    12Un grupo de mujeres producen 1.000 compresas al día con esta maquinaria. Venden cada paquete de ocho piezas por 40 céntimos de euro, un precio accesible para las menos privilegiadas en India.
  • Muruganantham, el inventor de la máquina, cree que la higiene durante la menstruación supone un paso hacia la igualdad de género.
    13Muruganantham, el inventor de la máquina, cree que la higiene durante la menstruación supone un paso hacia la igualdad de género.