Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una crema vital para los albinos

El proyecto de la farmacéutica española Mafalda Soto intenta mejorar la calidad de vida de las personas con albinismo en Tanzania

  • La farmacéutica Mafalda Soto explica a los niños y niñas del colegio tanzano Mwsisenge Primary School cómo tienen que aplicarse la crema protectora que ella produce en Tanzania. “No se trata de hacer una crema y distribuirla, queremos fomentar un componente de educación y empoderamiento para que ellos mismos adquieran hábitos de cuidados y luchen por su futuro”, explica Soto.
    1La farmacéutica Mafalda Soto explica a los niños y niñas del colegio tanzano Mwsisenge Primary School cómo tienen que aplicarse la crema protectora que ella produce en Tanzania. “No se trata de hacer una crema y distribuirla, queremos fomentar un componente de educación y empoderamiento para que ellos mismos adquieran hábitos de cuidados y luchen por su futuro”, explica Soto.
  • Dos niños con albinismo en la Mwisenge Primary School, en Musoma, Tanzania.
    2Dos niños con albinismo en la Mwisenge Primary School, en Musoma, Tanzania.
  • Distribución de la crema KIlisun en la Mwisenge Primary School, en Musoma, Tanzania. El reparto forma parte del Albino Outreach Project, un proyecto que arrancó hace 23 años y por el que dermatólogos del Centro Regional de Formación en Dermatología (RTCD) se trasladan cada seis meses hasta las zonas más recónditas de la región del Kilimanjaro para revisar la piel de los albinos e intervenir cuando es necesario.
    3Distribución de la crema KIlisun en la Mwisenge Primary School, en Musoma, Tanzania. El reparto forma parte del Albino Outreach Project, un proyecto que arrancó hace 23 años y por el que dermatólogos del Centro Regional de Formación en Dermatología (RTCD) se trasladan cada seis meses hasta las zonas más recónditas de la región del Kilimanjaro para revisar la piel de los albinos e intervenir cuando es necesario.
  • Dos pequeños estudiantes de la Mwisenge Primary School. Ejemplo de integración, en las aulas acuden niños y niñas con albinismo y otras discapacidad.
    4Dos pequeños estudiantes de la Mwisenge Primary School. Ejemplo de integración, en las aulas acuden niños y niñas con albinismo y otras discapacidad.
  • Grace, que también tiene albinismo, haciendo la mezcla para las cremas en el laboratorio de Moshi, Tanzania. "Estoy feliz de trabajar en la producción de Kilisun porque me ha permitido ser autosuficiente, valerme por mi misma, demostrarme y demostrar a los demás que puedo sacar mi vida y la de mi hijo adelante. Cosa que antes no podía afrontar. Además el hecho de desarrollar un trabajo alejada de el sol es un regalo", explica.
    5Grace, que también tiene albinismo, haciendo la mezcla para las cremas en el laboratorio de Moshi, Tanzania. "Estoy feliz de trabajar en la producción de Kilisun porque me ha permitido ser autosuficiente, valerme por mi misma, demostrarme y demostrar a los demás que puedo sacar mi vida y la de mi hijo adelante. Cosa que antes no podía afrontar. Además el hecho de desarrollar un trabajo alejada de el sol es un regalo", explica.
  • Mafalda Soto, con sus compañeras Grace y Leah, en su laboratorio en Moshi, Tanzania.
    6Mafalda Soto, con sus compañeras Grace y Leah, en su laboratorio en Moshi, Tanzania.
  • Un grupo de estudiantes de primaria en la Mwisenge Primary School.
    7Un grupo de estudiantes de primaria en la Mwisenge Primary School.
  • Un niño con albinismo en una de las aulas de la Mwisenge Primary School, en Musoma, Tanzania.
    8Un niño con albinismo en una de las aulas de la Mwisenge Primary School, en Musoma, Tanzania.
  • Tanzania tiene una carencia crónica de especialistas y recursos para tratar las cuestiones asociadas al albinismo y al cáncer. En un país con más de 40 millones de habitantes, solamente existe un centro con servicios oncológicos. En la foto, un hombre albino con quemaduras en la cara.
    9Tanzania tiene una carencia crónica de especialistas y recursos para tratar las cuestiones asociadas al albinismo y al cáncer. En un país con más de 40 millones de habitantes, solamente existe un centro con servicios oncológicos. En la foto, un hombre albino con quemaduras en la cara.
  • Dos niñas con albinismo juegan con su sombra en una de las aulas de la Mwisenge Primary School.
    10Dos niñas con albinismo juegan con su sombra en una de las aulas de la Mwisenge Primary School.
  • Un grupo de niños juegan a las damas en la Mwisenge Primary School.
    11Un grupo de niños juegan a las damas en la Mwisenge Primary School.