Varios pasajeros tuvieron que bajar de un avión en Siberia y empujarlo

El freno de la aeronave se congeló y los viajeros arrastraron el avión varios metros

Los pasajeros de un avión de Siberia tuvieron que salir del avión y empujarlo después de que su sistema de frenos se congelase, cuando en el exterior había temperaturas de 52 grados bajo cero, según ha informado este miércoles la fiscalía. El avión, un Túpolev 134, con 74 pasajeros a bordo volaba de Igarka, al noreste de Moscú a la ciudad siberiana de Krasnoyarsk.

La extraordinaria historia salió a la luz a través de un pasajero que publicó un vídeo en YouTube en el que se muestra a un grupo de viajeros empujando un avión en Igarka, más allá del Círculo Polar Ártico. "Vamos" gritan los pasajeros en el vídeo mientras enfundados en gruesos abrigos de invierno agarran las alas del avión y lo empujan varios metros a lo largo de la pista. El avión finalmente despegó y el vuelo se llevó a cabo sin problemas.

Los fiscales de Transporte en Siberia afirmaron que están investigando el incidente que tuvo lugar este martes. "Debido a las bajas temperaturas del aire, el sistema de frenos del chasis se congeló y el camión de remolque fue incapaz de mover el avión en la pista", dijo la fiscalía en un comunicado, además de advertir de que la maniobra podría haber sido peligrosa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS