Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paul Andrew, nuevo talento de la moda estadounidense

El diseñador de calzado gana el premio CFDA/Vogue Fashion Fund. Alexander Wang o Proenza Schouler se hicieron con el galardón en anteriores ediciones

Anna Wintour, editora de 'Vogue', y la diseñadora Stella McCartney (derecha), anoche en Nueva York. Ver fotogalería
Anna Wintour, editora de 'Vogue', y la diseñadora Stella McCartney (derecha), anoche en Nueva York.

El diseñador de zapatos y accesorios Paul Andrew recogió la noche del lunes el máximo premio CFDA/Vogue Fashion Fund en una gala celebrada en Nueva York. Este galardón, entregado por el Consejo de los diseñadores de moda americanos y la revista dirigida por la influyente Anna Wintour, reconoce el nuevo talento entre los diseñadores afincados en Estados Unidos, y apoya al ganador con una ayuda económica de 300.000 dólares (casi 240.000 euros) y un año de orientación profesional junto a un diseñador o veterano de la industria para lanzar su marca.

“Si hubiéramos podido, habríamos dado un premio a cada uno de vosotros esta mañana”, dijo Anna Wintour, la influyente editora de Vogue, sobre el escenario de la gala a un público exclusivo de la moda y la cultura. Entre los invitados estaban la modelo Alexa Chung, las actrices Eve Hewson, Emily Ratajkowski y Greta Gerwig, el actor Ben Stiller, la tenista Serena Williams, multitud de diseñadores (Jason WU, Diane von Furstenberg, Stella McCartney…) y antiguos ganadores del premio, como Tabitha Simmons o el dúo que forma Proenza Schouler.

Paul Andrew, ganador del premio CFDAVogue Fashion Fund. ampliar foto
Paul Andrew, ganador del premio CFDA/Vogue Fashion Fund.

La variedad estética y conceptual entre los 10 candidatos al premio fue la marca de esta edición, algo que complicó la decisión final. “Fue, de verdad, como comparar manzanas con naranjas, plátanos con kiwis o con pepinos, porque no se parecían nada entre ellos”, dijo Ken Downing, el director de moda de Neiman Marcus, miembro del jurado este año, formado, además, por Diane von Furstenberg, Anna Wintour, Andrew Rosen, Jenna Lyons, Jeffrey Kalinsky, Reed Krakoff, Steven Kolb, Mark Holgate y Marcus Wainwright y David Neville.

Los 10 candidatos al CFDA/Vogue Fashion Fund Award fueron anunciados en julio y, durante estos meses han tenido que demostrar su talento en charlas, pasarelas y tours por sus talleres para el jurado; pero también para el público, ya que en este tiempo se ha grabado la segunda temporada del documental The Fashion Fund, que se estrena este miércoles en televisión.

Stella McCartney fue la encargada de dar el discurso central de la gala, la primera mujer que lo hace en los 11 años de historia del premio, y les pidió a todos que respetaran el medio ambiente con su trabajo y les aconsejó a los ganadores y otros futuros diseñadores que fueran a París, si podían; y que conservaran su nombre.

Stella McCartney dio el discurso central de la gala, la primera mujer que lo hace en los 11 años del premio

Paul Andrew ya se había adelantado a parte de esos consejos. En la primavera de 2013 lanzó su propia línea de calzado femenino de lujo bajo su nombre, después de haber pasado 15 años trabajando en los talleres de Donna Karan, Calvin Klein, Alexander McQueen y Narciso Rodriguez. “En estos dos años, después de mucho trabajo y la creencia de que tenía algo nuevo e importante que decir en el diseño, el sueño se ha hecho realidad [gracias a este premio]”, cuenta Paul Andrew por correo electrónico. “Recibir este reconocimiento es un cambio inconmensurable. Para mi marca, el cambio empezó desde que anunciaron los 10 finalistas; ser el ganador es sólo la guinda del pastel”.

Nacido en Reino Unido hace 35 años, pero afincado en Nueva York, vende sus colecciones en prestigiosos almacenes como Saks Fifth Avenue, Barney’s o Bergdorf Goodman en la Gran Manzana o los míticos almacenes Harrod’s de Londres, y define su estilo como “sensual y chic, nunca severo” e “inspirado por el arte moderno, el cine clásico y, sobre todo, por las mujeres sofisticadas” que le rodean. En la fiesta aseguraba que invertiría el dinero del premio en crear el unicornio del calzado: un zapato de tacón verdaderamente cómodo. “Creo que es posible de lograr y estamos cerca de conseguirlo, si no lo hemos logrado ya”, confirma Andrew horas después de alzarse con el triunfo a EL PAÍS. “Tengo muchas ideas sobre cómo invertir el dinero del premio”. Ideas que pondrá en marcha junto al mentor que le asignen. “Aún no nos lo han dicho. Mark Parker, CEO de Nike; y Natalie Massenet, fundadora de Net-à-Porter, estaban entre mis primeras elecciones”.

La diseñadora que trabaja con punto Ryan Roche y la creadora de joyas Eva Zuckerman, de Eva Fehren, ganaron el segundo premio por el que cada una recibirá 100.000 dólares (poco menos de 80.000 euros) y un año de orientación profesional.

Los tres ganadores de esta undécima edición se unen a una larga lista de diseñadores que tras recibir este premio lanzaron su marca y consolidaron sus carreras. Como Alexander Wang, Joseph Altuzarra de Altuzarra; Jack McCollough y Lazaro Hernandez de Proenza Schouler; o Dao-Yi Chow y Maxwell Osborne de Public School, los vencedores en 2013.

Más información