Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘Torre de David’ en Caracas

El fotógrafo Jorge Silva retrata el interior del rascacielos más grande de la capital venezolana, un edificio a medio construir que se levanta en el centro de la ciudad, resultado del abandono financiero, y que se ha convertido en un 'barrio' para cerca de 3.000 personas

  • El fotógrafo Jorge Silva retrata el interior del rascacielos más grande de Caracas, un edificio a medio construir que se levanta en el centro de la ciudad, resultado del abandono financiero, y que se ha convertido en un barrio para cerca de 3.000 personas. En la imagen, Gabriel Rivas, de 30 años, ejercita sus músculos en un balcón de la planta 28.
    1El fotógrafo Jorge Silva retrata el interior del rascacielos más grande de Caracas, un edificio a medio construir que se levanta en el centro de la ciudad, resultado del abandono financiero, y que se ha convertido en un barrio para cerca de 3.000 personas. En la imagen, Gabriel Rivas, de 30 años, ejercita sus músculos en un balcón de la planta 28. REUTERS
  • Bautizado como la "Torre de David", el edificio iba a ser sede de un nuevo centro financiero en la urbanización San Bernardino, pero fue abandonado alrededor de 1994 después de la muerte de su creador, David Brillembourg, y del colapso del sector financiero venezolano. En la imagen, vista de la gran torre en Caracas (Venezuela).
    2Bautizado como la "Torre de David", el edificio iba a ser sede de un nuevo centro financiero en la urbanización San Bernardino, pero fue abandonado alrededor de 1994 después de la muerte de su creador, David Brillembourg, y del colapso del sector financiero venezolano. En la imagen, vista de la gran torre en Caracas (Venezuela). REUTERS
  • Los ocupantes ilegales invadieron el enorme esqueleto de hormigón en 2007 y el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez, hizo la vista gorda. En la imagen, Adriana Gutiérrez y su hijo Carlos Adrián ven la televisión en el interior de su apartamento en la planta 24.
    3Los ocupantes ilegales invadieron el enorme esqueleto de hormigón en 2007 y el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez, hizo la vista gorda. En la imagen, Adriana Gutiérrez y su hijo Carlos Adrián ven la televisión en el interior de su apartamento en la planta 24. REUTERS
  • Aunque muchos caraqueños la ven como una guarida de ladrones y símbolo de la rampante falta de respeto hacia la propiedad privada, los residentes creen que "La Torre de David" es un refugio seguro que los rescató de los tugurios dominados por el crimen. En la imagen, unas personas arrancan metal del piso 30 del rascacielos. Fotografía tomada el 3 de febrero de 2014.
    4Aunque muchos caraqueños la ven como una guarida de ladrones y símbolo de la rampante falta de respeto hacia la propiedad privada, los residentes creen que "La Torre de David" es un refugio seguro que los rescató de los tugurios dominados por el crimen. En la imagen, unas personas arrancan metal del piso 30 del rascacielos. Fotografía tomada el 3 de febrero de 2014. REUTERS
  • Cuando la torre fue abandonada, la construcción estaba lo suficientemente avanzada en los primeros 28 pisos como para ser habitable. En la imagen, un hombre en el interior de su apartamento junto a su familia.
    5Cuando la torre fue abandonada, la construcción estaba lo suficientemente avanzada en los primeros 28 pisos como para ser habitable. En la imagen, un hombre en el interior de su apartamento junto a su familia. REUTERS
  • Los ocupantes ilegales han tenido que colocar ladrillos en los peligrosos espacios abiertos e instalar sus propios sistemas eléctricos y de agua. En la imagen, Thais Ruiz, de 36 años, habla por teléfono mientras bebe un café en su apartamento de la planta 27 de la "Torre de David".
    6Los ocupantes ilegales han tenido que colocar ladrillos en los peligrosos espacios abiertos e instalar sus propios sistemas eléctricos y de agua. En la imagen, Thais Ruiz, de 36 años, habla por teléfono mientras bebe un café en su apartamento de la planta 27 de la "Torre de David". REUTERS
  • Las familias pagan unos 200 bolívares mensualmente, que ayudan a financiar las patrullas de seguridad las 24 horas. En la imagen, unos jóvenes juegan al baloncesto en el garaje del edificio. Fotografía tomada el 3 de febrero de 2014.
    7Las familias pagan unos 200 bolívares mensualmente, que ayudan a financiar las patrullas de seguridad las 24 horas. En la imagen, unos jóvenes juegan al baloncesto en el garaje del edificio. Fotografía tomada el 3 de febrero de 2014. REUTERS
  • Los vecinos de la zona que rodea la torre se han quejado de frecuentes robos, atracos en cajeros automáticos y del tráfico de drogas. En la imagen, una mujer mira por la ventana de su tienda situada en uno de los pasillos de la "Torre de David. Fotografía tomada el 6 de febrero de 2014.
    8Los vecinos de la zona que rodea la torre se han quejado de frecuentes robos, atracos en cajeros automáticos y del tráfico de drogas. En la imagen, una mujer mira por la ventana de su tienda situada en uno de los pasillos de la "Torre de David. Fotografía tomada el 6 de febrero de 2014. REUTERS
  • Los residentes insisten, sin embargo, en que los delincuentes han sido identificados y expulsados ​​en los últimos 18 meses, y un nuevo liderazgo mantiene la casa en orden. En la imagen, unos hombres contemplan la cancha de baloncesto, en el interior de la torre, el 3 de febrero de 2014.
    9Los residentes insisten, sin embargo, en que los delincuentes han sido identificados y expulsados ​​en los últimos 18 meses, y un nuevo liderazgo mantiene la casa en orden. En la imagen, unos hombres contemplan la cancha de baloncesto, en el interior de la torre, el 3 de febrero de 2014. REUTERS
  • A pesar de que se requiere más fuerza para llegar a los pisos más altos, estos son más frescos y sin el olor de las aguas negras de la parte inferior. Y solo los pisos superiores tienen grandes balcones donde los vecinos se sientan alrededor, escuchan salsa o asan la carne en parrillas. En la imagen, unos niños juegan en uno de los pasillos del edificio.
    10A pesar de que se requiere más fuerza para llegar a los pisos más altos, estos son más frescos y sin el olor de las aguas negras de la parte inferior. Y solo los pisos superiores tienen grandes balcones donde los vecinos se sientan alrededor, escuchan salsa o asan la carne en parrillas. En la imagen, unos niños juegan en uno de los pasillos del edificio. REUTERS
  • Carteles de Chávez, bajo la frase "Comandante Eterno", adornan las paredes del edificio. En la imagen, José Aular posa con el retrato del expresidente el interior de su apartamento. Fotografía tomada el 6 de febrero 2014.
    11Carteles de Chávez, bajo la frase "Comandante Eterno", adornan las paredes del edificio. En la imagen, José Aular posa con el retrato del expresidente el interior de su apartamento. Fotografía tomada el 6 de febrero 2014. REUTERS
  • Pasillo de la planta 10 de la "Torre de David" en una imagen tomada el 6 de febrero de 2014.
    12Pasillo de la planta 10 de la "Torre de David" en una imagen tomada el 6 de febrero de 2014. REUTERS
  • Reyes se fuma un cigarrillo en el exterior de una tienda dentro de la torre. Imagen tomada el 3 de febrero 2014.
    13Reyes se fuma un cigarrillo en el exterior de una tienda dentro de la torre. Imagen tomada el 3 de febrero 2014. REUTERS
  • Sólo los pisos superiores tienen grandes balcones. En la imagen, una niña monta en bicicleta en un balcón de la "Torre de David".
    14Sólo los pisos superiores tienen grandes balcones. En la imagen, una niña monta en bicicleta en un balcón de la "Torre de David". REUTERS
  • Francisco, de 18 años, cocina en el interior de su apartamento. Imagen tomada el 9 de febrero de 2014.
    15Francisco, de 18 años, cocina en el interior de su apartamento. Imagen tomada el 9 de febrero de 2014. REUTERS
  • Vista de la "Torre de David" en Caracas, en una imagen tomada el 5 de febrero de 2014.
    16Vista de la "Torre de David" en Caracas, en una imagen tomada el 5 de febrero de 2014. REUTERS
  • Paola Medina, de 29 años, se prepara para salir de su apartamento de la torre. Imagen tomada el 25 de marzo de 2014.
    17Paola Medina, de 29 años, se prepara para salir de su apartamento de la torre. Imagen tomada el 25 de marzo de 2014. REUTERS
  • Una vista de la entrada de la "Torre de David", en una fotografía del 3 de febrero de 2014.
    18Una vista de la entrada de la "Torre de David", en una fotografía del 3 de febrero de 2014. REUTERS