Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Les Prêtres dicen amén y se retiran

El trío de sacerdotes que canta para destinar los beneficios de sus discos a obras sociales se disuelven pero antes sacan un nuevo trabajo

Les Prêtres (Los sacerdotes) dicen amén y se retiran. El trío que nació en 2010 con un disco que se convirtió en el segundo más vendido del año ha decidido poner fin a su exitosa carrera musical. Para despedirse de su público los religiosos sacan al mercado el próximo 8 de abril un nuevo disco e inician una última gira mundial por todo el país. Jean-Michel Bardet y Charles Troesch siguen siendo sacerdotes pero Joseph Dihn Nguyen, que se incorporó al grupo siendo seminaristas, ha dejado los hábitos.

El trío se creó en 2010 a iniciativa de monseñor Jean-Michel di Falco, obispo de Gap y de Embrun y quien dirige de nuevo la última aventura, inspirado en el éxito del grupo irlandés The Priest. La idea le fue sugerida nada menos que por el popular cantautor Didier Berbelivien y los resultados han dado razón a su olfato. Di Falco eligió entonces a los tres clérigos con sólida formación musical. El padre Bardet, de 49 años, medalla de oro de trombón del Conservatorio de Grenoble, ha tocado con diferentes grupos clásicos y sido músico suplementario de la Orquesta Nacional de Lyon. El padre Troesch, de 31 años, es igualmente músico y formó parte de los famosos coros infantiles de los Petits Chanteurs à la Croix de Bois. En cuanto a Dinh Ngueyen, de 29 años, se diplomó como asistente de ingeniero de sonido.

Como acostumbran a hacer, todos los beneficios del nuevo trabajo estarán destinados a fines benéficos. Parte de ellos ayudarán la labor del padre Pedro Opeka, quien lucha contra la pobreza en Madagascar y al que ya han apoyado en las anteriores ocasiones, al padre Guy Gilbert para remodelar la granja de Faucun, en el sureste de Francia, donde acoge a jóvenes con problemas, y a la asociación ATD Quart Monde, que lucha contra la miseria en 29 países.

Los éxitos de los dos primeros trabajos permitieron, entre otros, financiar las obras de restauración del santuario Notre Dame de Laus, también en el sureste de Francia y del que es ahora capellán el padre Troesch, y de ayudar a la asociación Tibériade de París, dedicada a acoger a las personas con sida que han perdido su trabajo. “Buscábamos dinero para nuestra asociación y nos hemos encontrado con unos corazones, los vuestros”, resume monseñor Di Falco en la página oficial del grupo.

El trío se despedirá con una última gira que se abrirá el 28 de marzo en la Catedral de Gap, en el sureste, y que incluye la Basílica de Lisieux y la majestuosa iglesia de la Madeleine de París a finales de abril. Pasado el verano, dejarán las instituciones religiosas para dejarse caer por las grandes salas populares de concierto de todo el país, incluido el imponente palacio de los deportes de París el 24 de noviembre. La última de las fechas anunciadas, a las que podrían sumarse más, será el 15 de marzo del año que viene en Rennes, en la bretaña francesa.

Sobre su último trabajo Les Prêtres dicen: "Amen evoca esta formidable aventura que vivimos desde la publicación de Spiritus Dei [nombre del primer disco] y nos permite así agradecer a aquellas y aquellos que han respondido a nuestro llamamiento”.

Al igual que los dos trabajos anteriores, el nuevo disco es una mezcla de cantos religiosos y profanos e incluye adaptaciones de grandes clásicos y de refranes populares. El primer extracto, la canción Infunde Amorem ya ha sido enviado a las radios y está disponible en diferentes plataformas de Internet.