Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los reyes de Suecia, abuelos de una niña estadounidense

La princesa Magdalena da a luz a una hija en Nueva York, que ocupa el quinto lugar en la línea de sucesión al trono

Magdalena de Suecia y Christopher O'Neill.
Magdalena de Suecia y Christopher O'Neill.

Magdalena de Suecia ha dado a luz a su primera hija en un hospital de Nueva York, según han informado la Casa Real sueca en un comunicado. El parto se produjo a las 22.41 hora local de ayer (3.41 GMT de hoy), señaló el jefe de la Casa Real, Svante Lindqvist.  "Tanto la madre como la hija se encuentran bien". Esta es la segunda nieta para los Reyes de Suecia ya que la princesa heredera Victoria fue madre de otra niña, Stela, que el domingo cumple dos años. La bebé ocupará el quinto lugar en la línea de sucesión al trono detrás de la princesa heredera, Victoria, la hija de ésta, Estela, el príncipe Carlos Felipe y su madre.

Hace ya tres meses que Magdalena anunció su deseo de que la niña viniera al mundo en Nueva York, ciudad en la que reside con su esposo, el financiero Christopher O'Neill. El lugar de nacimiento no merma los derechos de la pequeña en la familia real. La pareja contrajo matrimonio en Estocolmo el pasado 8 de junio tras una relación de dos años. Magdalena se marchó a EE UU tras romper su compromiso matrimonial con Jonas Bergström, un abogado con el que estuvo saliendo más de seis años y que casualmente también ha sido padre esta semana.

Magdalena y O'Neill tienen previsto seguir viviendo en Nueva York, ya que la princesa quiere continuar con su trabajo en la fundación para la infancia que creó su madre, la reina Silvia.

O'Neill renunció al casarse a la vida oficial de la casa real para poder continuar con su trabajo. Semanas ante el diario sueco Aftonbladet titulaba sobre el marido de la princesa: “Esconde sus millones en un paraíso” y a continuación explicaba cómo actúa Noster Capital LLC, la empresa de la que es socio Chris O'Neill. Según el diario sueco, la compañía tiene su domicilio en las Islas Caimán y en el Estado de Delaware, dos lugares conocidos como paraísos fiscales. El revuelo fue tal, que la casa real sueca obligó a O'Neill a dar explicaciones sobre sus negocios y lo hizo a través de una carta pública redactada por su abogado. “Noster Capital International está domiciliada en las Islas Caimán, una jurisdicción fiscal en la que multitud de compañías de inversión están domiciliadas”, aseguró. “Se trata de una antigua y práctica, común en la industria convencional y la inversión”, añadió. A la vez que aseguró que reside en Nueva York y allí cumple con todas sus obligaciones fiscales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >