Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El doble de dinero a quien se case con su hija lesbiana

El multimillonario de Hong Kong Cecil Chao dobla su oferta y asegura que pagará 95 millones de euros a quien consiga casarse con ella

La primera vez que ofreció dinero como recompensa, Gigi recibió 20.000 solicitudes

Gigi Chao, la joven a quien su padre quiere casar.
Gigi Chao, la joven a quien su padre quiere casar. CORDON

La perseverancia de Cecil Chao no tiene límites. El presidente de la promotora inmobiliaria Cheuk Nang está empeñado en que su hija contraiga matrimonio con un hombre, y para conseguirlo no tiene inconveniente en sacar de paseo su abultada chequera. Concretamente, el multimillonario chino ofrece mil millones de dólares de Hong Kong (95 millones de euros) al varón que consiga arrancarle un "sí, quiero" a su querido retoño, la treintañera Gigi Chao. Teniendo en cuenta que, como publicita el propio Cecil, se trata de “una mujer buena, guapa, con talento, generosa y devota de sus padres”, y que el único requerimiento es “que el candidato sea generoso y tenga buen corazón”, parece que el trato es lo que vulgarmente se considera como todo un partido. No en vano, la primera vez que Cecil ofreció dinero como recompensa por casarse con Gigi, en septiembre de 2012, recibió 20.000 solicitudes de pretendientes.

Dio el visto bueno a un centenar, pero ninguno ha conseguido su objetivo. Consciente de la dificultad que entraña la gesta, esta semana Cecil ha decidido doblar la recompensa inicial de 500 millones de dólares de Hong Kong. Pero hay dos pequeños inconvenientes que no tienen nada que ver con el dinero: Gigi Chao tiene pareja desde hace 9 años, con la que además asegura haber contraído ya matrimonio en Francia, y, además, con quien comparte su vida es una mujer, Sean Eav. De hecho, a pesar de que gais y lesbianas todavía están estigmatizados en el gigante asiático, Gigi, que dirige una empresa de relaciones públicas, nunca ha escondido su orientación sexual.

Y ahora tampoco oculta el disgusto que le provocan las repetidas ofertas de su padre, que no pierde ninguna oportunidad para insistir. Hace año y medio, cuando Cecil tuvo la ocurrencia, Gigi le restó importancia y aseguró conciliadora que el asunto le parecía una entrañable muestra del amor que su padre profesa por ella. Sin embargo, esta vez ha sido más contundente en una entrevista publicada hoy por el diario de la ex colonia británica South China Morning Post. Reconoce que su pareja está molesta y que ha pedido a su padre que cierre la boca: “Además, me preocupa que se esté utilizando la palabra dote en el sudeste asiático ya que es de sobra conocido que este concepto tiene un elevado precio humano en países como India, y no me gustaría que la gente se llevase una imagen errónea de nosotros”. Cecil ha hecho su último ofrecimiento en el periódico malasio Nanyang Siang Pau-,

Además, la joven tiene claro que el dinero que ofrece su padre no podrá atraer a un hombre de su gusto. No obstante, Gigi aprovecha la ocasión para reconducir el asunto hacia una buena causa: “De forma alternativa, no me importaría mantener una amistad con cualquier hombre que esté dispuesto a donar una importante suma de dinero a mi organización caritativa Faith in Love (Fe en el Amor), siempre que tenga en cuenta que ya estoy casada”, dijo al rotativo de Hong Kong. Y que es lesbiana, claro. De hecho, Gigi es cofundadora de la asociación LGBT Big Love Alliance, que trabaja por eliminar la discriminación que sufre el colectivo. “Estoy orgullosa de quién soy y de luchar por lo que creo”, sentenció.

Pero no parece que Cecil se vaya a dar por vencido. Aunque asegura que no quiere interferir en la vida privada de su hija, ha dejado claro que, en su opinión, a los 33 años Gigi todavía está a tiempo de reconsiderar su homosexualidad: “Sólo quiero que disfrute de un buen matrimonio, tenga hijos, y herede mi negocio”, repite una y otra vez. Lo curioso es que el propio Cecil, que ha tenido tres descendientes -Gigi es la mayor- con otras tantas mujeres, nunca se ha casado. “Es más seguro no hacerlo, porque con las leyes de Hong Kong la mujer puede llevarse mucho dinero”. Y, evidentemente, no comprometerse con ninguna es lo que le ha facilitado, a sus 77 años, haber mantenido relaciones sexuales con más de 10.000, aunque afirma no llevar una cuenta exacta, y gozar de “una vida libre y feliz”.

Tan rocambolesco es el culebrón familiar de los Chao que incluso se ha rumoreado la posibilidad de que el actor cómico Sacha Baron Cohen esté preparando con Paramount Pictures una película sobre el caso titulada The lesbian (La lesbiana). Cecil ya se ha ofrecido a colaborar en el proyecto, siempre que el filme lo retrate “como una buena persona”. Gigi, sin embargo, asegura no tener noticia alguna sobre la película. Al final, en lo único en que coinciden padre e hija es en afirmar que su la relación, a pesar de todos los rifirrafes, es buena. “En las reuniones de familia nos abrazamos y bailamos, pero es evidente que vivimos en mundos diferentes y que no coincidimos en el significado que damos al matrimonio y a la familia”, concluye ella.