Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mejor sitio del mundo para ver elefantes

El mejor sitio del mundo para ver elefantes

El mejor sitio del mundo para ver elefantes es, sin duda, el parque nacional de Chobe, en Botswana. El lugar desde donde escribo estas líneas. Hay más de 120.000 paquidermos en un territorio poco mayor que el Principado de Asturias; en temporada seca (es decir, ahora mismo) es fácil ver manadas de más de 200 ejemplares pastando dócilmente en las praderas verdes que resisten la sequía en las islas y riberas del río. O cruzártelos en tu todoterreno en perfecta fila india siguiendo a la matriarca cuando van camino del cauce para beber a la salida o la puesta del sol. Es como vivir una escena del Libro de la Selva.

Viajo estos días por Botswana y Zimbabwe acompañando a un grupo de aventureros de Cadena Ser Viajes, muchos de los cuales no habían visto un elefante en su vida. La cara de sorpresa que pusieron cuando hace tres días se nos cruzó la primera manada por la carretera asfaltada que lleva de Nata a Kasane no la olvidaré en la vida. Camiones, coches y todoterrenos tuvimos que frenar en seco para no topárnoslos. Ellos (los elefantes) ni se inmutaron. Pasaron tan cerca de la ventanilla de nuestro camión que daba de ganas de bajar y acariciar a los bebés que desfilaban bajo el vientre de sus madres.

Luego, cuando nos metimos en el interior del parque, empezamos a ver tantos elefantes de tantos tamaños y en tan diversas situaciones, que la gente ya ni se molestaba en sacar la cámara de fotos (es normal, comer caviar todos los días debe cansar también). Y es que en Bostwana es más fácil tropezarse con un paquidermo que con un humano: solo viven 2 millones de personas en un territorio tan grande como Francia.


Por las noches acampamos con nuestras tiendas dentro del parque, entre rugidos de leones e hipopótamos, para disfrutar de la inigualable sensación de estar solos en torno a una hoguera y en medio del África más salvaje. Una experiencia sublime. El momento de mayor tensión ocurrió una noche que oímos ruidos no muy lejanos. Afinamos el oído y escuchamos el estruendo que produce un gran árbol al ser derribado: ¡una familia de elefantes estaba “cenando” a pocos metros de nuestro campamento! La mayoría de mis acompañantes no había dormido en su vida en un lugar como éste. Os podéis imaginar su excitación… y las preguntas que me hacían: ”¿Llegarán hasta el campamento? ¿Verán de noche nuestras tiendas? ¿nos pisaran y pasarán por encima?” Como siempre pasa, la magia de África terminó por atraparlos y más de uno estaba pensando en comprarse un par de elefantes para soltarlos por su barrio porque dormir ya el resto de su vida sin la excitación de la fauna salvaje rondando su cama les parecía muy aburrido.

Pero esta concentración de elefantes puede llegar a ser un problema. Un paquidermo adulto consume 350 kilos de vegetación y 140 litros de agua al día. Multiplicad por 120.000 y sale una cantidad monstruosa de biomasa. Los elefantes son los bulldozer de la selva y destrozan todo lo que encuentra a su paso.

Mientras que en algunos de los 37 países de África donde hay elefantes estos están declarados especie vulnerable porque los furtivos casi han acabado con ellos, en otras, como en este parque nacional de Chobe, en Botswana, o el parque de Hwange, en Zimbabwe, las autoridades tienen que tomar medidas para controlar la población. Y de momento solo hay dos: capturarlos para llevarlos a zonas donde haya poca densidad (una operación carísima para un continente pobre como África) o matarlos de forma selectiva (y cobrar de paso suculentas sumas a los cazadores deportivos que quieran pegarle impunemente un tiro a un elefante desde un coche con toda la seguridad del mundo). Es decir, que el asunto del rey y la caza de elefantes en Botswana no era ilegal, aunque si inmoral.

Supuestamente el dinero que se obtiene por matar elefantes va destinado a la conservación del propio parque. Pero en fin, también nos dijeron que los Reyes Magos vivían en Oriente, que el Ratoncito Pérez nos dejaba cosas debajo de la almohada y que Peter Pan volaba… y mira la decepción que nos llevamos.

Por su parte, Botswana anuncio hace poco que en 2014 dejaría de utilizar la caza deportiva como formas de control de especie con superpoblación.


Consejos prácticos: la mejor época para ver animales en el Chobe es la estación seca, especialmente desde mediados de agosto a principios de octubre. El acceso más conocido está en Kasane, al noroeste de Botswana. Aquí hay muchos lodges, hoteles, campings y empresas que organizan safaris en el interior. Muy recomendable es hacer una mañana un paseo en barca por el río en los alrededores de Kasane; solo con esto ya ves más animales, incluidos elefantes, que en otros parques de África. La mayoría de clientes hace también recorridos en todoterreno de unas tres horas por el parque con vuelta al hotel. Pero si de verdad queréis vivir y sentir la naturaleza africana contratar con alguna empresa una estancia de dos o tres días dentro durmiendo en tiendas en algunas de las zonas autorizadas del parque. ¡Alucinaréis!


Comentarios

¡Fantastico lugar!
Paco,Me alegra de que comentes los destrozos que pueden crear los elefantes en un ecosistema cerrado (solo digieren 40% de lo que consumen, y tienen que comer 5% de su peso cada día!). Algunas zonas de Chobe presentan un estado desolador, reduciendo los números de otros animales. Desde este punto de vista, los elefantes son muy humanos.Sin embargo, es cierto que al crear fronteras y vallar parques nacionales impidiendo que emigren naturalmente, somos los humanos los que hemos creado otra catástrofe ecológica, no los elefantes.Esperemos que las matriarcas más ancianas puedan recordar las antiguas vías el Área de conservación Kavango-Zambeze... http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81rea_de_conservaci%C3%B3n_Kavango-ZambezeUn abrazo y gracias por compartir!Jordi
¡Qué pasada!El principal problema para la conservación de la fauna, especialmente grandes animales, es el mantenimiento de sus hábitats frente a la presión humana, que progresivamente elimina bosques para la agricultura, establece asentamientos y crea infraestructuras que dificultan la necesaria conectividad ecológica, fundamental para la supervivencia de las especies y su riqueza genética.Si en Botswana tienen problemas, con esas dimensiones y esa población, de otros países mejor ni hablar... Al final siempre surge el turismo como un maná, pero casi nunca la responsabilidad en la gestión política y ambiental.http://pasosypedales.blogspot.com.es/
Sin duda es una de los mejores sitios que hay para visitar elefantes y toda la sabana es bonito para ver estas cosas.
He visto elefantes en varios parques nacionales de varios países pero siempre al verlos me da un vuelco el corazón. No sé por qué.Y recuerdo, también, el primer elefante que vi en mi vida.Gracias por traernos este PN Chobe, y esta Botswana de 'mis entretelas'.Disfruta y cuenta.
- ¡Hombre, aquí otra vez!, dirás.Y digo lo que digo siempre, al "PERSONAL (en general) NO LE INTERESA NADA", si no mira tus 'posts' más 'guays', redondos y de contenido interesante lo comentan cuatro. Al personal le interesan más los 'posts-astutos', los 'posts-provocadores', los 'posts-para-entrar-a-saco'..... Es desanimante, si señor.
Un viaje que tengo pendiente. Aunque donde ví más elefantes fue en el Parque Nacional de Amboseli en Kenia. Me quedé impactada con la cantidad de familias de elefantes que hay allí.
A finales de los 90 hice un viaje por Namibia, pasando por Chobe y acabando en Victoria Falls. Comparados con los elefantes de Namibia, los mas grandes del mundo, los de Chobe parecian de juguete, pero habia miles y miles de ellos. Nos contaron los enormes problemas para contenerlos y como tenian que matarlos en familias enteras porque recordaban y se volvian agresivos. Ademas tenian que liquidarlos en poco tiempo porque se avisaban unos a otros y otras familias tambien se volvian agresivas. Los duenhos de los lodges nos decian que eran una plaga que lo destrozaban todo y que se habian quedado sin enemigos naturales reales, con lo que ponian en peligro a otras especies. El parque es si es precioso y verlos es un espectaculo inolvidable. http://dokodemodoorblog.com/
Así es como hay que ver a estos magníficos animales. En libertad y disfrutar de lo increíbles que son. No ir con una escopeta para matarlos y satisfacer nuestra sed de sangre. Hay que ser un malnacido para dispararles de un modo tan cobarde. http://rutaturismo.com
que ganas tengo de hacer una viaje así!!!
Estoy de acuerdo contigo, Paco. El parque Chobe es una maravilla, y hay muchos grupos de elefantes. Casi me da un infarto cuando íbamos en el jeep y el guía me dijo que no gritara, que tenía a una hembra de elefante un poco cabreada a dos metros de mí. He visto más elefantes en Botswana o Zambia que en el archifamoso parque Kruger de Sudáfrica. http://delosnervios.wordpress.com/2013/07/28/safari-en-el-parque-chobe-de-botswana/
Nos apuntamos el dato para un futuro safari, que ya será nuestro tercer safari en África.Recien llegados de Tanzania, Taranguire es un paraiso para los elefantes. Hemos disfrutado como nunca viéndolos en su vida diaria, alimentándose y bañándose. Les miraba a los ojos y no podía entender como alguien es capaz de acabar con estos maravillosos animales.Gracias por compartir.Un abrazo,http://notasenmilibretaviajera.blogspot.com.es/2011/07/un-safari-por-kenia.html
Impresionante el parque nacional Chobe! y si... para mi el mejor sitio para ver elefantes sin duda... al atardecer un verdadero espectáculo... Aquí dejo algunas de mis imágenes de uno de los lugares de naturaleza que más me han fascinado:http://www.panoramio.com/user/156183/tags/Chobe%20National%20Park?photo_page=1