Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La eterna lucha contra el fuego

 Cada año arden miles de hectáreas de bosques y montes poniendo en peligro la vida de muchas personas. Parece que a nadie le importa; aunque hay miles de políticos desde los Ayuntamientos, Diputaciones, Parlamentos autonómicos, Gobiernos autonómicos, Parlamento central, Senado y Gobierno central, no veo que nadie debata sobre el tema.

Deberíamos haber aprendido que la mejor forma de apagar los incendios es tener los montes y bosques limpios, y eso hay que hacerlo a lo largo de todo el año, especialmente en invierno y primavera. El dinero que gastamos en tratar de apagarlos, podríamos dedicarlo a contratar personal que durante todo el año estuviesen limpiando los montes y bosques, podando y eliminando árboles sobrantes, así como preparando cortafuegos.

Serían los ayuntamientos los que contrataran el personal para hacer esos trabajos, de acuerdo con los propietarios de esos montes, que donarían esa materia prima para transformarla en biomasa forestal y así obtener energía de lo que ahora se está quemando sin control.— Andrés Sanjurjo Martínez. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.