Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Hiena, la Mona, el Burrito... y ahora Maradona

El astro del fútbol argentino, envuelto en el vodevil de la familia de su novia de 23 años

Maradona y Rocío Oliva, en unas fotos que colgaron en Twitter.
Maradona y Rocío Oliva, en unas fotos que colgaron en Twitter.

La vida sentimental de Diego Armando Maradona, de 53 años, recuerda a los enredos familiares que narraba Fedor Dostoievski. Mientras que su anterior pareja, Verónica Ojeda, de 35 años, esperaba un hijo en Buenos Aires, él se separó enfadado porque pensaba que ella usaba métodos anticonceptivos y comenzó este año en Dubái una relación con una mujer de 23 años, Rocío Oliva. El pasado martes, el hermano de Rocío, Gastón, anunció que se habían separado, pero la joven desmintió este jueves la ruptura. Este es un resumen del disparatado vodevil mediático que gira alrededor de la relación de la joven y el deportista.

“Sé que está un poco dolida por la ruptura, que fue por todo lo de Patricia, lo de Gisele...”, contó Gastón Oliva el martes en televisión. Patricia es la tía de la joven Rocío; Gisele es su prima, presa por presunto secuestro de Gastón. Ambas habían dicho que Rocío era una “prostituta VIP”, que había salido con el boxeador Rodrigo Barrios, alias La Hiena, el cantante Carlos Jiménez, apodado La Mona, y el exfutbolista del Valencia Ariel Ortega, conocido como El Burrito. “Le pagan 25.000 euros por mes para estar con Maradona. No sé si Claudia [Villafañe, la exesposa del exastro del fútbol argentino y madre de las dos hijas reconocidas por él] es la que le paga, pero hay un interés muy fuerte por el lado de la familia, ya que si Diego se pelea con Rocío, vuelve con Ojeda”, dijo la tía de Rocío, en referencia al supuesto enfado de Villafañe y sus hijas Dalma y Giannina por el nuevo hijo que en febrero tuvo el actual embajador deportivo de Emiratos Árabes. Desde la cárcel, la prima de Oliva dijo que era el propio Maradona quien le pagaba. Según la tía, su hija está encerrada porque fue denunciada por su sobrina Rocío de secuestrar a Gastón. Como para enredar más la situación, Gastón y la reclusa Gisele son primos, pero tienen un hijo en común.

“Me dijo que rompieron por todo esto. Seguramente fue por celos”, relató el martes Gastón. Pero Rocío regresó el jueves a Buenos Aires y lo desmintió: “Dicen cosas que no son ciertas. Nosotros estamos bien". Mientras tanto, la prensa rosa de Argentina especula con que la que volverá a Dubái es la anterior novia del Pelusa, Verónica Ojeda, junto con su bebé.

También intervino la exesposa de Maradona. “No puedo creer todo lo que dijo la tía de Rocío. Si yo tengo 25.000 euros para regalarle a esta chica, ¿cuánto tengo para mí? Me compraría un piso cada cuatro meses”, reflexionó Claudia Villafañe.

“Desde chiquita que viaja y sale con hombres a cambio de dinero”, contó la tía de Rocío de su sobrina. “Es una chica muy ambiciosa que se acostumbró a la plata fácil. Su familia se dedica a traficar con drogas y contaban orgullosos que ella viajaba a acompañar señores por dinero”. El padre de la novia de Maradona fue asesinado en un tiroteo frente a sus hijos. “Ella (Rocío) me dijo que no iba a parar hasta Maradona”, contó su prima Gisele. Claro que ésta es sola su versión de la historia.