Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá pide perdón por la pelea con su novia y lamenta el “injusto” trato recibido

El piloto de MotoGP, condenado a seis meses de cárcel por una pelea con su pareja, rechaza la violencia de género: "Estoy totalmente en contra de los malos tratos"

El piloto Héctor Barberá.
El piloto Héctor Barberá. ITALYPHOTOPRES

El piloto valenciano de motociclismo Héctor Barberá ha pedido hoy perdón por la pelea que mantuvo con su novia en la madrugada del viernes en un hotel de Jerez, pero ha lamentado, a través de un comunicado oficial, el "injusto tratamiento social y mediático" que cree haber sufrido.

Barberá fue condenado a seis meses de prisión y su novia a cinco meses por una agresión mutua, en un juicio rápido celebrado el pasado viernes en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Jerez de la Frontera.

En el comunicado, Barberá asegura que no se siente orgulloso de lo ocurrido, y por ello pide "perdón a todas las personas que sea necesario, y en especial a mi familia, amigos y componentes de mi equipo deportivo que son realmente quienes me conocen".

El piloto asume su responsabilidad en este asunto, pero se considera "también afectado y agredido", como reconoció el propio juzgado tras seguirse el protocolo que marca la ley para este tipo de hechos.

El juzgado impuso la condena de seis meses de cárcel al piloto de MotoGP, aunque la pena es conmutable por servicios sociales. Barberá tenía antecedentes por dar positivo en un control de alcoholemia en enero de 2012 en Valencia.

En el juicio rápido celebrado en la ciudad jerezana, su pareja, de 23 años, fue condenada a cinco meses de prisión, igualmente por agresión, aunque no deberá realizar en principio ningún trabajo social al carecer de antecedentes.

"Una vez en los juzgados ambas partes prestamos declaración, y fuimos visitados por el médico forense, que corroboró las lesiones producidas hacia mi persona, aunque por respeto renuncio a dar más detalles sobre ello. Posteriormente, ambas partes aceptamos la resolución del Juzgado de Jerez", asegura Barberá en la nota.

El piloto de MotoGP indica que si ha aceptado esta resolución ha sido para dar por concluido tanto el proceso judicial como "el injusto tratamiento social y mediático que de forma inmerecida he sufrido con calificaciones e imputaciones que han faltado gravemente a la verdad, injustas valoraciones" hacia él, "al dictado de meros rumores no contrastados".

El piloto de MotoGP tiene hermanas y se ha mostrado en contra de la violencia de género. "Tengo dos hermanas, me he criado con ellas siendo yo el único varón y a las que me siento muy unido, en la vida se me ocurriría hacer daño a una mujer, ni a nadie", asegura en el texto. "Estoy totalmente en contra de los malos tratos tanto a mujeres como a hombres", afirma, y sugiere que su caso se ha querido confundir con violencia machista: "Considero que es un tema muy delicado y que muchas mujeres sufren de verdad y creo que aquí se está haciendo un uso indebido aprovechándose".

Con esta declaración, Barberá quiere dar "por zanjado este asunto con la firme intención de continuar como hasta ahora" con su carrera deportiva.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información