Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Custo viste de polémica a la selección catalana de fútbol

El diseñador incendia la red con su discutido diseño para la camiseta oficial

La selección catalana, con la camiseta de Custo. EFE

Podemos achacarlo a la fiebre por opinar de todo en Twitter, a la búsqueda de válvulas de escape más allá de los desahucios y la tasa de desempleo o, sencillamente, a la predisposición a criticar tan arraigada en este país. La cuestión es que a las pocas horas de la presentación el martes de la nueva camiseta concebida por Custo Dalmau para la selección catalana, su discutido diseño acumulaba mofas en las redes sociales y ensombrecía la auténtica noticia del día: la jubilación del entrenador Johan Cruyff y sus posibles sucesores.

Todo por una remera azul recorrida de la espalda al pecho por llamas de dragón teñidas de rojo y amarillo, los colores de la senyera. Un grafismo atípico para lo que se estila en los campos de fútbol, pero no por ello menos lícito e identificativo, tal y como defiende quien lo promovió, Juanjo Isern, vicepresidente de la Federación Catalana de Fútbol y amigo íntimo de Custo Dalmau desde el colegio. “Nos conocemos desde los diez años. Yo siempre le había dicho que me gustaría que diseñara una camiseta para la selección catalana, pero no una tradicional, sino vanguardista. Partió de las ideas que le trasladamos, del azul del ‘mar i cel’ [mar y cielo] de Cataluña y de un símbolo, como el dragón de Sant Jordi, que la diferenciara de la política y la identificara con la fuerza de su selección”.

Al diseñador catalán, actualmente de viaje de trabajo en China, la polémica le ha cogido por sorpresa. Se enteró al ser contactado su despacho de comunicación por este diario para recabar su opinión al respecto. Vía e-mail, manifestó: “No tengo problema con que la gente manifieste libremente sus opiniones. Interpretamos el encargo a Custo Barcelona como una inquietud por tener una equipación diferente. Pretende transmitir una identidad muy reconocible ya que la propia selección catalana es poco conocida”.

En la reciente polémica por los uniformes para la selección olímpica española, a la que apelaban muchos de los tuits referidos a Custo, existía un trasfondo particularmente amargo, que iba más allá del buen o mal gusto con el que habían sido concebidos, por haber sido encargados a una firma rusa, Bosco. Con ello, se perdía la oportunidad de lucir la marca España también en moda. No es este el caso: Custo es una firma catalana de éxito, posiblemente de las que mayor proyección internacional han logrado, desfilando cada temporada en Nueva York. Adelantándose a otras posibles críticas, Isern aclara que “no era un encargo, sino un regalo, porque Custo no ha cobrado absolutamente nada por hacer este diseño, que tenemos en nuestras manos desde enero. Tampoco se le eligió por una cuestión comercial, ni porque su nombre pudiera atraer unas posibles ventas a futuro, sino por una simple cuestión personal entre él y yo”.

De igual manera, comprende las reacciones encontradas que ha suscitado: “Sabíamos que supondría un shock. En cualquier caso éramos conscientes de que teníamos que asumir eso si lo que queríamos era proponer una cosa diferente, moderna, de diseño internacional y con una simbología específica. En el primer momento se comparó con todo lo inimaginablemente malo. Y hoy la gente empieza a pensar: ‘Oye, pues igual no está tan mal’. Hay un montón de tuits, sobre todo de mujeres, que dicen que es preciosa”.

Para gustos, los colores de tu camiseta. En la presentación, el propio Cruyff expresó su aprobación: “El equipo es perfecto, es muy bonito. Y lo que yo creo que es más importante para la Federación es que se puede llevar en la calle, porque para ellos también es importante la venta. Y esto se puede llevar en todos los sitios. Por lo tanto tiene multiuso, por decirlo así. Y es un orgullo, sobre todo en esta época, que los niños lo lleven”. La equipación, fabricada por la marca Astore, se estrenará el día de la despedida del entrenador, en el tradicional amistoso navideño, que la selección disputará el 2 de enero en el estadio de Cornellà-El Prat.