Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi anuncia otro título: el de padre

El jugador del Barcelona y su novia, Antonella Roccuzzo, esperan un bebé en septiembre

Ampliar foto
Leo Messi y su novia, Antonella Rocuzzo.

De la vida pública de Leo Messi se sabe casi todo. Cómo le gusta mover el balón en el área, qué gesto hace cuando marca un gol y cómo lleva de mal las derrotas. Tampoco oculta que no le agradan las entrevistas porque a él lo que le gusta es hablar en el campo. Pero el misterio que rodea su privacidad se ha roto estos días un poco. El futbolista y Antonella Roccuzzo, su novia de toda la vida, van a ser padres. El bebé llegará en septiembre. Lo ha confirmado el entorno del jugador y ayer también la futura madre. “Y, bueno, creo que ya sí puedo decirlo. Estamos esperando un bebé. Estoy de 11 semanas y unos días, casi 3 meses. Gracias por no haber insistido en si era cierto o no”, escribió en su cuenta de Twitter.

La pareja ha decidido dar el paso una vez que han concluido las dos semanas en las que el Barcelona se jugaba la Liga Nacional y la Liga de Campeones, pero con el tiempo suficiente para que el revuelo cese antes de que llegue la final de la Copa del Rey.

Leo, de 25 años, había pensado desvelar el secreto si marcaba algún gol en los partidos ante el Real Madrid y el Chelsea dedicándoselo a su futuro hijo, pero no fue capaz de marcar. Según fuentes próximas a la pareja, el bebé es un varón para el que Messi ya está haciendo planes como hacerle socio del Barcelona y del Newell’s (su primer equipo en Argentina).

Antonella no es una novia de futbolista al uso: huye de la prensa, tiene gustos sencillos y no le gusta la vida social. La pareja se conoce de siempre. A los cinco años ya jugaban juntos porque Leo es amigo íntimo de Lucas Scaglia, primo de Antonella. Sin embargo, no fue hasta 2007 cuando se reencontraron. Un año después, ambos comenzaron la relación que siempre han mantenido en un discreto segundo plano. Antonella ha vivido entre Argentina y España ya que en estos años ha seguido estudiando –es licenciada en fisoterapia– y también ha vivido alguna que otra crisis con el futbolista.

Ayer Messi no acudió a la despedida de Guardiola. Quiso vivir en la intimidad el momento en que anunció que dejaría el equipo a final de temporada. También así evitaba las preguntas sobre su paternidad. Eso sí, habló a través de su página de Facebook, “Quiero agradecer de todo corazón a Pep lo mucho que me ha dado a mi carrera profesional y personal. Debido a esta emotividad que siento, preferí no estar presente en la rueda de prensa de Pep, lejos de la prensa, sobre todo porque sé que ellos buscarán los rostros de pena de los jugadores y esto es algo que he decidido no demostrar”.

Pero este no será el único acontecimiento social para la plantilla del Barça. Tras la Eurocopa, el 8 de julio, Andrés Iniesta se casará con Anna Ortiz, la madre de su hija Valeria, conocida como la niña del Mundial. Messi y Antonella todavía no hablan de boda, pero nadie duda de que la habrá. Eso sí como a ellos les gusta, en familia.