Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama canta un 'blues' a su Chicago

El presidente celebra una fiesta en la Casa Blanca con Mick Jagger y B. B. King

Si Ronald Reagan fue el presidente actor y Bill Clinton el que tocaba el saxofón, Barack Obama lleva camino de convertirse en el presidente cantante. En un acto de homenaje a los grandes de la música blues, el martes por la noche en la Casa Blanca, el presidente se atrevió con Sweet home Chicago, un blues estándar compuesto por Robert Johnson en 1937.

No podía negarse. Sobre el escenario se hallaban leyendas del blues como B. B. King y Buddy Guy, además del cantante Mick Jagger. Este último le ofreció a Obama el micrófono, con fingida timidez. Guy le dijo a Obama: “¡Venga! Le oí cantar a Al Green, así que ya tiene algo de experiencia, ahora debe mantener el nivel”.

Efectivamente, el mes pasado, en un acto de recaudación de fondos en Nueva York, Obama cantó una pequeña parte de la canción Let’s stay together, de Al Green. El vídeo dio la vuelta al mundo y las ventas digitales de la canción se dispararon un 490%, según Nielsen. Posteriormente, la primera dama, Michelle, dijo en varias entrevistas de televisión que su marido le canta con frecuencia. Y, sí, su cantante favorito es Al Green.

Sobre todo, Obama le canta a su mujer cuando están a solas. Pero el hecho de haber entonado la canción de Al Green en público le ha convertido en el presidente que canta. Además, la elección el martes de un blues sobre Chicago, ciudad adoptiva del presidente, no le dejaba otra opción que compartir unos versos con los artistas reunidos en el escenario de la Casa Blanca.

Así, Obama ya ha logrado más que muchos cantantes veteranos: ha actuado junto a B. B. King y Jagger, líder del grupo británico The Rolling Stones, influido en muchos álbumes por la música blues y que contó detalles de la noche en Twitter. En escena se hallaban también artistas jóvenes, como Trombone Shorty o Shemekia Copeland.

 

El concierto lo organizó la primera dama dentro de una serie de actuaciones musicales que comenzó en 2009, y que ha cubierto estilos tan diversos como los éxitos de la Motown, los musicales de Broadway, el jazz, el country y la música latina. Además, este mes es el de conmemoración de la historia negra en EE UU, y el del blues es un estilo creado y perfeccionado por artistas afroamericanos.

 

Cada presidente tiene un estilo. En 2008, el último de su mandato, George W. Bush entonó, en la cena anual del Club Gridiron, la canción country ‘Green, green grass of home’, compuesta por Curly Putman en 1965. El expresidente adaptó la letra de ese tema para referirse a su rancho de Tejas al que, decía, le tocaba volver. “Me echaréis de menos”, cantó. A juzgar por las diferencias vocales entre él y Obama, parece que en materia de canto, no se le extraña tanto en Washington.