Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Voté a Barack Obama porque es negro, pero me defraudó"

Samuel L. Jackson emplea epítetos racistas en una entrevista con la publicación Ebony

Asegura que Barack Obama, a quien apoyó como candidato, le ha decepcionado como presidente

Samuel L. Jackson en San Sebastián en 2007.
Samuel L. Jackson en San Sebastián en 2007.

La corrección política en Estados Unidos manda que haya cosas que solo una persona de raza negra pueda decir de otra. Una de esas cosas es un epíteto, altamente cargado de connotaciones racistas, al que el común de los estadounidenses se refiere como la palabra que empieza por la letra n. En una entrevista con la publicación afroamericana Ebony, el actor Samuel L. Jackson le ha dedicado muchas, muchísimas palabras con la letra n al presidente de la nación, Barack Obama.

Jackson, que hizo campaña por Obama en 2008, está decepcionado con él, eso queda extremadamente claro en la entrevista. “Voté a Barack porque es negro. Es por eso por lo que la gente vota por otra gente... porque tienen un parecido”, dijo. “Eso es la política estadounidense, pura y simple. Su mensaje no me importaba una mierda. Al fin y al cabo, es un político. Finalmente, esperaba que cumpliera algo de lo que había prometido. Ya sé que los políticos mienten”.

Y luego, Jackson emplea con extrema profusión la palabra de la letra n, (nigger, un término que los blancos usaban en los tiempos del esclavitud y de la segregación, para referirse de forma peyorativa a los afroamericanos). “Al fin y al cabo no hubieran votado a un [negro]. Porque, ¿qué es un [negro]? Un [negro] da miedo. Obama no da nada de miedo. Los [negros] no se toman cervezas en la Casa Blanca. Los [negros] no dejan que un tipo blanco, mientras están en medio de un discurso, les llame mentirosos”.

Y le dio un consejo: “Espero que Obama de algo más de miedo en los próximos cuatro años, porque ya no se tendrá que preocupar por la reelección”. En la propia revista, el periodista le pregunta por el uso de esa palabra que en boca de cualquier persona blanca, asiática o latina sería considerada un insulto de los peores. “Se convirtió en parte de mi vocabulario cuando nací”, dijo. “Empleo la palabra [negro] como una admonición, un apelativo, una crítica y un improperio. Y la uso, no huyo de ella”.

Jackson empezó en el cine en los años 70. Logró cierta prominencia en la película ‘Jungle fever’ (en inglés, 'Fiebre de la jungla', que es una expresión que se emplea para referirse a parejas con miembros de distinta raza, blanca y negra), dirigida por Spike Lee en 1991. El punto álgido de su fama llegó con ‘Pulp fiction’, de Quentin Tarantino, un largometraje por el que obtuvo una nominación al Oscar como actor secundario. La suya es una de las carreras más prolíficas de Hollywood y, a día de hoy, comprende más de cien títulos.