Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lagerfeld reparte periódicos en el metro

El diseñador se convierte en editor por un día del diario gratuito en todo el mundo

El diseñador Karl Lagerfeld durante una reunión de pauta en la redacción del periódico gratuito Metro, en París Ampliar foto
El diseñador Karl Lagerfeld durante una reunión de pauta en la redacción del periódico gratuito Metro, en París REUTERS

Más de un parisino se habrá llevado una sorpresa esta mañana de camino al trabajo. Entre los distribuidores del diario Metro que entregan la publicación a la entrada del metro se encontraba el modisto Karl Lagerfeld. Al igual que ya hizo hace más de un año con el periódico Liberation, ha asumido el papel de redactor jefe del gratuito en su edición de hoy. El artista no ha dudado en implicarse hasta la misma distribución de la publicación y estaba la mañana del martes pronto en las calles de París. Aunque, claro, no ha ido tan lejos como para vestirse con el uniforme verde de los distribuidores y se ha mantenido fiel a sí mismo, ataviado con un traje negro y sus características gafas de sol.

Ni la condena de Alberto Contador por dopaje en el Tour de 2010, ni la entrevista conjunta de Angela Merkel y Nicolas Sarkozy a las televisiones francesas y alemanas, ni la sangrienta ofensiva del ejército sirio en Homs. En portada, el diario lleva una fotografía a plena página del modisto en el que anuncia la excepcional contribución del artista con la publicación. En el interior, a medida que desfilan las noticias, las acompaña pequeñas burbujas de comentarios del diseñador de 73 años con sus opiniones sobre cada uno de los temas tratados y en los que manifiesta de nuevo su interés por la actualidad.

Como todo es arte con Lagerfeld, el hombre siempre vestido de negro riguroso aporta su nota de color con sus bocetos. Estos abarcan desde el retrato de la reina Isabel II por su 60 aniversario en el trono –“sale muy bien en las fotos actuales, se parece mucho a su abuela pero en más sonriente”, dice sobre ella-, o el ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, hasta el más sombrío, el del dirigente sirio Bashar al Asad, al que llama el “Mefisto de la Siria Negra” y define como “un hombre espantoso”. Más livianos son sus dibujos de las secciones culturales, como su homenaje al Café literario de Flore, “un lugar fuera del tiempo” o su reproducción del vestido rojo de la princesa Amidala, interpretada por Natalie Portman en la Guerra de las Galaxias, la amenaza fantasma.

A lo largo del diario, quedan plasmadas sus opiniones a veces algo controvertidas sobre la actualidad. Por ejemplo, el modisto califica sin tapujos a Qatar de “país más civilizado” del Golfo, como comentario a una doble página que la publicación dedica a las crecientes inversiones financieras cataríes en Francia. “La gente allí se interesa a la cultura”, comenta el diseñador de Chanel. “Allí las torres son bonitas, nada que ver con la Torre Montparnasse” de París.

La publicación aporta también una entrevista con el protagonista del día. En ella responde a las críticas de aquellos que le reprochan trabajar con demasiadas firmas –“soy yo quien decido el límite que no debe superar”, dice- y explica el nuevo lanzamiento de sus marcas KARL y Karl Lagerfeld a precios asequibles, disponible en exclusividad en Internet hasta finales de mes. Aunque asegura que “no quiere ser el padre de ninguna generación”, el diario también aporta un perfil del modisto Haider Ackermann, que cuenta con Penélope Cruz entre sus mayores fans y al que califica de heredero de Lagerfeld.