Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La canción de Don Federico

Un día cualquiera de Navidad, en un coche cualquiera, una familia, con abuela incluida, se dirige a comer a un restaurante. La abuela, ella siempre muy activa, invita a los dos niños a cantar un villancico. "No os sabéis alguno como el de 'los peces en el río'...", pegunta la mujer. La niña de cinco años contesta que no. "Ese no me lo sé, pero te voy a cantar una canción que nos gusta en el cole". Y empieza a tocar las palmas con su hermano de tres años: "Don Federico mató a su mujer, la hizo picadillo y la puso en una sartén. La gente que pasaba, olía que apestaba, era la mujer de don Federico...". Acaban la canción. Reacciones para todos los gustos en el interior del vehículo. Abuela horrizada ante la letra, "¿pero de donde la han sacado?". Madre conciliadora, "esta canción es mejor que no la cantéis, no está bien..". Y el padre no lo ve grave, es una canción de niños. 

La canción de Don Federico no es nueva. Se trata de un juego popular. "No queda claro su origen ni desde cuándo se canta, pero la dispersión geográfica del juego -lo he encontrado descrito en el repertorio aragonés, catalán, madrileño, colombiano y argentino-, nos hace ver que tiene muchos años y que se mueve en el ámbito del boca oreja. Tras consultar con muchos libros, yo lo ubicaría a principios del siglo XX", explica Oriol Ripoll, experto en juegos. ¿Por qué esta rápida expansión? Ripoll explica que se trata de un juego en el que un grupo de niños en círculo pican las manos "con una fuerte capacidad de transmisión (unos niños juegan y otros miran)". 

Don Federico no está solo. Hay otras que ya se cantaban hace 40 años como: "Antón Carolina mató a su mujer, la puso en un saco y la dio a moler; el molinero dijo esto no es harina sino la mujer de Antón Carolina". Le pregunto a Maria Lluïsa Cunillera, filóloga y profesora, qué opina: "Esta como otras son producciones populares terriblemente machistas. Perpetúan la violencia contra las mujeres de forma perversa porque el hecho de tratarse como un juego. Es muy importante que desde el colegio, la familia y la sociedad cortemos esta cadena. Hay quien defiende esta cultura popular como un tesoro cultural pero hay muchas muestras populares que no tienen este componente de violencia". Cunillera considera que estas historias o juegos "deben ir acompañadas de un comentario crítico del adulto que haga ver a los niños y las niñas que esta violencia no puede existir".

Ripoll considera que no tiene que ser un problema que actualmente un niño cante esta canción. "Debe ser una buena oportunidad para reflexionar sobre qué explica y qué opinión tenemos sobre la violencia de género. El choque cultural que puede suponer a un niño darse cuenta de lo que dice cuando juega puede ser una buena forma de reflexionar sobre las propias acciones y valores". 

Comentarios

El día que llegó mi hija a casa con el soniquete también hubo reacciones para todos los gustos... pero todos nos quedamos de piedra. Creo que es adecuado hacer una "lectura crítica" con ellos, siempre a su nivel. Por una parte, en el patio los amigos la seguirán cantando y decirle que no lo haga tal vez lo deje desarmado para la hora del recreo. Ignorar el mensaje, quitándole importancia, tampoco creo que sea oportuno. Creo que no hay que dramatizar pero sí comentar con ellos lo inadecuado de la letra de la canción para que despierte en ellos el espíritu crítico y la reflexión sobre aquello que ocurre a su alrededor y no se deje llevar, ahora y más adelante, por lo que otros hacen sin haber pensado antes sobre ello.
Mi madre, abuela de mis dos hijos, le cambió la letra a la canción "El verdugo Sancho Panza ha matado a su mujer ...", directamente eliminó esa parte y la reconvirtió habilmente en algo foneticamente parecido pero ni de lejos perpetuando el mensajito machista.
La verdad es que nunca me habia parado a pensar en ello, pero las cancioncitas se las traen...pienso andarme con cuidado con los peques.
Yo cantaba esta canción en el cole, y otras como la de "una vieja mató a un gato con la punta del zapato..." y no creo que haya influido negativamente en mi educación. Ni mato gatos ni justifico la violencia machista. De pequeña, simplemente no esuchaba la letra, era un instrumento para jugar, como aquella otra de "mini mini yeye uco paco uco paco ye..." que nunca me planteé que pudiera significar nada y mucho años después he descubierto que es en realidad una canción inglesa "interpretada" a la española.
Y digo más: mucho más peligrosos me parecen cuentos como la Cenicienta que enseñan a las niñas que la felicidad está en el matrimonio... O canciones como las de Christina Aguilera que dicen "what a girl wants is to make a boy happy". Ese tipo de cosas sí potencian la violencia machista.
¡Y a mí que el Hoppe, hoppe, Reiter alemán me parecía una barbaridad!
Y que me decís del cuento de Barba Azul? Ese si que no hay por donde pillarlo...
En mi cole se cantaba así:"Don Federico mató a su mujer, la hizo picadillo y la puso a remover; la gente que pasaba creía al entrar, que era su mujer que bailaba el cha-cha-chá; Don Federico perdió su cartera, para casarse con una costurera; la costurera perdió su dedal, para casarse con un general; el general perdió su espada para casarse con una bella dama; la bella dama perdió su abanico para casarse con Don Federico; Don Federico le dijo que no, y la bella dama se desmayó.Todo acompañando las palmas con gesticulaciones de cuchillazos, abanicazos y etcétera XD Era una canción muy divertida y que te abría paso a la realidad de lo morboso. Lo que ocurre es que hay gente a la que le da miedo oír cantar a las niñas sobre temas violentos(porque los niños no juegan a esto, no hay peligro de que por culpa de esta canción se vuelvan psicópatas y maltraten a las mujeres). También la canción de "Ocle, templo" acaba con un supuesto suicidio...
La verdad es que las canciones son súper fuertes. Yo de pequeña cantaba Don Federico y Antón Carolina como si nada, pero reconozco que son una salvajada y una apología verdadera de la violencia de género. Que porque un niño la cante no va a matar a nadie, pero es una forma de normalizar la violencia machista.
Jajajajá, estas navidades han sido las de las explicaciones: en un belén (precioso, enorme), aparecen soldados romanos con la espada en alto persiguiendo a mujeres con niños en los brazos... ¡ejem! "Mamá, ¿qué es la matanza de los inocentes?" (título de la escena) En la película de Tintín, el capitán insulta a diestro y siniestro y... "Mamá, ¿qué significa antropófago?" Por si no fuera suficente tener que explicar la reproducción humana.... ("¿Que queeeé se mete doooónde? ¡¡¡Eso es mentira!!!") Y encima don Federico... ¡qué cruz!
Dios mío, vaya forma de sacar las cosas de madre, yo de pequeña (y todos mis amigos y amigas) cantábamos la canción de Don Federico, la vieja que mató al gato con el zapato, la de Estaba el señor don gato si mal no recuerdo también terminaba con el protagonista muerto. Y ninguno de nosotros ha salido con ningún tipo de tendencias machistas/agresivas ni maltratando animales.
Pues yo la cantaba así: "Una costurera perdió su dedal para casarse con un general- el general perdió la espada para casarse con una bella dama - la bella dama perdió su abanico para casarse con don Federico - Don Federico mató a su mujer la hizo picadillo y la echó a la sartén - la gente que pasaba olía a carne asada - era la mujer de Don Federico" Aunque nunca entendí por qué el último verso no rimaba :-(
me parece una tonteria...yo la he tocado a las palmas miles de veces y lo hacias por los gestos y porque te acordabas con la rima...y soy una persona en contra de la violencia de género y antimachista...al final en vez de niños vamos a tener miniadultos
Oriol Ripoll intenta averiguar de dónde procede la canción y qué significa. Lluisa Cunillera se conforma con censurarla. Dos formas opuestas de afrontar un problema; tengo claras mis preferencias al respecto.
Es bastante obvio que poco les quedan a estas "canciones", por lamarlas de alguna manera. La historia acaba aboliendo lo desfasado, como en su día acabó con la esclavitud.Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.
Guisante, no son dos formas opuestas de afrontar ningún problema. Son dos maneras complementarias de tomar contacto con un legado cultural. Para la una supone un problema por su visión de túnel, condena la canción directamente, sin miramientos, según la tónica general en España, mientras que para el otro puede incluso resultar un reto intelectual indagar en ella. Así de simple. Yo también tengo muy clarito de parte de quién estoy.
La Navidad... época de paz y amor y de solidaridad entre los pueblos, de colectas para los pobres... Y qué me decís de los siguientes villancicos: "Tan tán van por el desierto, tan tán Melchor y Gaspar, tan tán los guía un negrito que todos le llaman el Rey Baltasar... " Otro: "En el portal de Belén gitanillos han entrado y al niño que está en la cuna los pañales le han robado". No porque algo sea tradicional tiene que ser necesariamente bueno. Hay otras canciones que transmiten otros valores. Sin dramas ni prohibiciones. No obstante, para superar la tradición hay que conocerla!!
la verdad es que las letres de las canciones infantiles tienen tela......... aqui se les canta esto a los niños:Bernat, Bernat, pegat al cap....... i en una pedra, fes-te un forat(Bernat, pegate en la cabeza y con una piedra hazte un agujero)...todo esto mientras el niño se da palmetazos en la cabecita.........no le veo la gracia a este tipo de canciones!!
Perdón, son la propietaria del blog Opiniones Incorrectas. No sé quién pudo poner ese comentario en mi nombre, pero desde luego yo no he sido y esa no es mi opinión, sino ésta:http://oincorrectas.blogspot.com/2012/01/don-federico-mato-su-mujer.htmlAlguien debe estar interesado en hacer ver que censuro las canciones, ó quiso copiar un párrafo de mi texto y lo hizo mal, pero desde luego ese comentario no tiene mucho que ver conmigo.
@Rose, yo diría que es más censurable lo del "negrito" Baltasar que lo de Don Federico... Creo que lo de "negrito" queda condescendiente y sí transmite una ideología, mientras que lo de Don Federico es tan bestia que no resulta realista. Un poco como las películas de Tarantino, si me explico.
De pequeña cantabamos saltando a la comba: uno, dos, tres, cuatro Margarita mata un gato con la punta del zapato... Otra muy significativa también con la comba: "quisiera saber cual es mi vocación soltera, casada, viuda o monja" . Pero lo tremendo es que mi hija canta ahora en el 2012 y con seis años algo parecido contando el número de hijos que va a tener.
Antonio demonio mató a su mujer, la hizo morcilla y la puso a vender, todo el que pasaba morcilla compraba y yo que pasé, morcilla compré!a mí me encantaba esta canción, y lo que más me gustaba era que el prota se llamara como mi padre! jajaja...Ahora bien, mis padres además de enseñarme canciones macabras me inculcaron una pizca de civismo y autocontrol para no ir haciendo morcilla a diestro y siniestro, mucho más productivo que la censura y las abuelas ñoñas!
Por acá en Chile recuerdo un par de cancioncillas del "estilo"...y también generaron escozor en mis padres. Una era "Queremos comer, comer, comer...sangre coagulada, revuelta con ensalada..." y mejor no sigo...La otra, vinculada al racismo más crudo estaba en un juego, el "21 quemado"...que preguntaba inocentemente, ¿quién los quemó? "El perro judío..." contestaban todos...Si bien este tipo de canciones son entonadas en contextos de inocencia, claramente requieren de cierta "atención criteriosa" de parte de nosotros, los padres...no censurando, quizá, sí guiando...saludos a todos http://www.papaenrodaje.cl
Recomiendo la última versión de Los Titiriteros de Binefar en la que Don Federico no mata a su mujer sino que "la deja" y al final de la canció esta se toma la revancha.
@ Marta: Estoy de acuerdo contigo. Lo de los gitanillos robando, lo del negrito que hace de guía (lo del perro judío que dice el compañero de Chile,también, vaya tela)... son aspectos ideológicos fuertes. El único problema es determinar si es "más censurable" o no que lo de Don Federico, porque la violencia doméstica es un tema también ideológico. Lo de Tarantino que tú dices sería más la canción de mi infancia: "sangre cuajada ... la tomo todo el día para hacer la digestión, duermo dentro de un ataúd, etc." (no recuerdo el texto exactamente - o no quiero acordarme :-), donde los niños jugábamos con el morbo, el miedo, lo asqueroso, lo prohibido, etc. pero sin creérnoslo y sin que afectase a nuestra ideología. Saludos
Yo tampoco había caído en estos detalles, creo que los peques se fijan más en el ritmo y el baile, pero de todas formas hay un montón de canciones preciosas para tararear que estas otras, ¿no? Aprovecho para informaros que he convocado un concurso en mi blog. ¡Os animo a participar! http://espaciodecrianza.wordpress.com
Pero si es que todas, TODAS las canciones infantiles tienen su lado oscuro.por ejm:Mambru se fue a la guerra, que dolor, que dolor que pena. Nos es por nada pero no se podía ir a otro lugar?Patito, patito color de cafe. Porque estas tan triste, quisiera saber. Tu mama la vi muy lejos de aqui con otro patito color de cafe. Vamos a ver eso que significa? que su mama lo dejo como a Marcos o que le han puesto los cuernos al patito. Tengo una muñeca vestida de azul, la pobre la llevan de paseo y se constipo. No podia pasaserlo bien ? no? tenia que constiparse. Bueno y asi un montón de canciones infantiles. Estas parecen version light frente a la de Don Federico jejeje
El tema da una sensación extraña entre pánico y comicidad, por lo cerca que todos hemos estado (y estamos ahora de nuevo con nuestros hijos) de canciones y narraciones infantiles cruentas. Soy venezolana y recuerdo que aquí aprendí una que dice más o menos así: "El Cacique Guaicaipuro (un indio guerrero nuestro de la época de la conquista) ha matado a su mujer, porque no le dio dinero para irse en tren (...)", y por allí seguía. Ahora tenemos que estar atentos a este tipo de distorsiones disfrazadas de cultura popular y que se cuelan en el día a día de nuestros pequeños!!!Saludos a todos!!!
Yo he oido a mis primas pequenas cantar lo siguiente: "Pato Donald fue a la feria a comprarse un par de medias como medias no habia Pato Donald se reia" No entiendo nada de esta cancion, pero sin duda me hace partirme de risa. Yo tambien cantaba Don Federico en su dia y me parecia divertidisima, era la cancion estrella del patio del colegio. :)