Tensión en la apertura de comercios en Bilbao

Protesta sindical ante los establecimientos que operan en festivo

La Gran Vía bilbaína ha sido escenario esta mañana un nuevo capítulo de protestas por la apertura de los comercios en domingo. Los sindicatos ELA, LAB, UGT y CC OO se han concentrado frente a la tienda de ropa For -unas 300 personas- y han increpado e insultado a todo el que entraba o salía del establecimiento. El amplio despliegue policial ha impedido que la cosa fuera a más. Se han vivido episodios de tensión, aunque ninguno de ellos ha derivado en violencia. Los otros dos comercios que ha abierto, Man y El Ganso, no han sufrido el acoso de los manifestantes.

La ley permite a las tiendas de más de 150 metros cuadrados trabajar ocho domingos o festivos al año y los propietarios de estos negocios se han acogido a este derecho. Ya lo hicieron el pasado 18 de diciembre pese a las fuertes presiones recibidas desde las centrales, que les acusan de haber roto un pacto "no escrito" y de estar favoreciendo con su actitud "el desarrollo de las grandes superficies".

Más información
Los sindicatos elevan la tensión por la apertura de los comercios en festivos

Las posturas entre las dos partes parecen irreconciliables. Los comerciantes esgrimen la crisis económica y el bajón en las ventas como argumento para justificar su decisión de abrir. Alegan que "son tiempos muy difíciles" y que trabajar en días como el de hoy, con las rebajas recién estrenadas, garantiza unos ingresos a los que resulta doloroso renunciar.

La viceconsejera de Comercio y Turismo, Pilar Zorrilla, se ha personado en uno de los establecimientos para reforzar así el apoyo del Gobierno vasco a la medida adoptada por los comercios, en cumplimiento de la ley vigente. Una solidaridad similar se produjo el pasado 25 de diciembre cuando el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, y el consejero de Industria, Bernabé Unda, también acudieron a una de los comercios en señal de apoyo y efectuaron sendas compras. Lógicamente, tanto a la entrada como a la salida del establecimiento fueron silbados por los representantes de los sindicatos que aguardaban a pie de calle.

Efectivos de la Ertzaintza a la entrada de un comercio de la Gran Vía de Bilbao ante las protestas de los sindicatos.
Efectivos de la Ertzaintza a la entrada de un comercio de la Gran Vía de Bilbao ante las protestas de los sindicatos.SANTOS CIRILO
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS