Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Palau de Congressos crece para mejorar su oferta

El nuevo edificio, del arquitecto Norman Foster, costará 24 millones de euros y se financiará con los ingresos del organismo

La ampliación del Palau de Congressos de Valencia, que se iniciará en 2013 y acabará previsiblemente en 2014, supondrá una inversión de 24 millones de euros que se autofinanciarán con la propia actividad del recinto, según han explicado hoy su gerente, José Salinas, y la alcaldesa, Rita Barberá. Ambos han presentado hoy, junto al representante del estudio de arquitectura de Norman Foster -creador del recinto congresual y de la futura ampliación- José Vieira, el proyecto de las nuevas instalaciones, que se espera sean capaces de generar un impacto económico de 50 millones anuales.

El nuevo espacio dispondrá de 6.150 metros cuadrados y tendrá un carácter versátil y multifuncional porque ofrecerá salas plenarias capaces de convertirse en auditorios, áreas expositivas o salas paralelas, con una capacidad para un total de 2.500 personas. El nuevo edificio estará unido por un pasillo acristalado al principal. Como en el caso del edificio actual, contará con un revestimiento de placas fotovoltaicas de última generación que permitirá a todo el complejo disponer de 14.000 metros cuadrados de superficie de placas y generar 600.000 kw por hora al año.

La inversión inicial es de 24 millones de euros y, según ha asegurado Salinas, no se necesitarán fondos públicos ni ahorros ya previstos porque "el nuevo edificio se sufragará a sí mismo". "Generará el negocio suficiente como para hacer frente a la inversión inicial", ha recalcado, y "repercutirá en un incremento de más de 30.000 asistentes anuales adicionales a congresos que generarán impacto económico de otros 50 millones de euros, el doble de la inversión".

La alcaldesa ha mostrado su "satisfacción" y "orgullo" por presentar un proyecto de ampliación que viene "avalado" por los beneficios logrados para la ciudad por el Palau de Congressos "en sus objetivos estratégicos, su proyección internacional y su dinamización económica". Ha destacado que el retorno económico que generará la ampliación "no supondrá desembolso alguno para las arcas municipales" que, sin embargo, avalarán el crédito para las obras, y ha asegurado que en una época de recesión, "no se resigna" a "dar un impulso económico" a Valencia.

Según Barberá, la ampliación era "necesaria" porque el Palau "ha llenado su capacidad y tiene más para atraer a más turistas y dinamizar la economía" y ha destacado que "lo más importante" es que lo hará "a través de la autofinanciación". Salinas ha recordado que desde su creación hace 13 años, el recinto ha acogido más de 2.000 eventos y 1.500.000 asistentes y ha generado un impacto económico de más de 700 millones de euros, "23 veces más de lo que costó su construcción". Según sus datos, ha acogido en la última década el 60% de los congresos internacionales celebrados en Valencia, lo que ha supuesto un crecimiento del impacto económico de más del 30% en 2010, llegando a los 90 millones de euros en un año en que fue premiado como la mejor sede de congresos del mundo.

"A la vista de los resultados y las opiniones de los clientes, la ampliación es viable y supone un oportuno retorno a la ciudad", según Salinas, y permite "avanzar en su estrategia captar más turistas".