Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Mi matrimonio con Madonna fue una telenovela"

Guy Ritchie habla de sus diez años al lado de la 'reina del pop'

Guy Ritchie pocas veces ha hablado de su vida al lado de Madonna. Aunque su separación fue turbulenta, el actor y director de cine, ha preferido hasta ahora guardar los secretos de su matrimonio cerrados con llave. Pero ahora, pocos meses después de ser padre de su segundo hijo, el primero con su novia Jacqui Ainsley, siente que la etapa a lado de la reina del pop está superada y ha decidido hablar. "No me arrepiento de haberme casado con Madonna, aunque mi vida a su lado fue una telenovela".

Madonna se divorció de Ritchie en 2008 tras ocho años de matrimonio que comenzaron con una ceremonia celebrada en el Castillo Skibo, en Escocia, a la que asistieron Gwyneth Paltrow, Donatella Versace y Stella McCartney. Amigos de la pareja han contado que su convivencia se hizo insoportable. Ella le acusó de "comportamiento irracional permanente" y él de estar obsesionada con adoptar otro hijo y de querer regresar a EE UU. La pareja tuvo un hijo, Rocco, que vive con la cantante. "Pero yo siento como míos a todos los hijos de ella, con los que viví mucho tiempo", ha dicho ahora Ritchie.

El director también admite que estar casado con Madonna ayudó a su carrera cinematográfica: "Todo fue más rápido en mi carrera gracias a mi matrimonio y también, porque no decirlo, hice más dinero".

Según la revista Us Magazine,el matrimonio estuvo plagado de abusos tanto físicos como emocionales. Personas relacionadas con Ritchie relatan que ella le volvía loco diciéndole que tenía que haberse casado con otro que fuera igual que ella, alguien fuerte, ambicioso, inteligente y espiritual.Él a cambio la llamaba gorda, fea, arrugada y le decía que no sabe cantar. Madonna le acusó de ser un buscador de fortunas y un marido cruel.