Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absuelto el acusado por la agresión mortal del Fòrum

El juez del caso ordena que se investige a uno de los testigos en el juicio

Marc Ripollés no fue el autor del puñetazo que acabó con la vida de un operario de mantenimiento de 52 años en el Fòrum. El juez ha absuelto del delito de homicidio imprudente al único procesado por la muerte de Daniel Katz, ocurrida durante las fiestas de la Mercè de 2009. Tras una disputa entre un grupo de jóvenes y trabajadores del hotel AC, Katz recibió un fuerte golpe que le hizo caer al suelo. El juez ha absuelto a Ripollés por falta de pruebas: durante el juicio, diversos testigos explicaron que el responsable del golpe fue otro joven.

La descripción de los testigos dio un giro radical al caso y el juez ordenó detener la declaración de Josep Alfaro, uno de los jóvenes que acompañaba a Ripollés. Su aspecto físico y su vestimenta el día de los hechos coincidían con la que los testigos atribuían al autor del puñetazo: "Alto, pelo rubio-pelirrojo, con una camiseta negra de tirantes y unos tejanos y algunos manifiestan que tenía un tatuaje que le iba desde el brazo hasta el cuello", recoge la sentencia, que ha condenado a Ripollés por una falta de lesiones.

En pleno juicio, Alfaro pasó de testigo a sospechoso y el juez ordenó que se le investigue. El caso es confuso —las imágenes de las cámaras de seguridad no muestran con claridad lo ocurrido— y el juez ha decidido que se investigue, también, a un menor que también participó en la trifulca. La causa contra ese menor había sido archivada en fase de instrucción.