Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rus deja en manos del PP regional el futuro de su vicepresidente implicado en el 'caso Emarsa'

Enrique Crespo está imputado por malversación, estafa y delitos societarios. El exgerente de la sociedad le ha señalado como 'cerebro' del desfalco

El futuro político de Enrique Crespo, alcalde de Manises y vicepresidente de la Diputación de Valencia, del PP, se presenta negro. Crespo, que fue presidente de Emarsa, la sociedad pública de depuración de agua en la época en que ésta fue saqueada hasta llevarla a la quiebra con un agujero de 17 millones de euros, ha sido imputado por el juez por los supuestos delitos de malversación de caudales públicos, estafa continuada y delitos societarios. El exgerente de Emarsa, Esteban Cuesta, dirigente del PP de Valencia hasta que el viernes la dirección regional del partido lo suspendió de militancia, ha señalado ante el juez a Crespo como cerebro del millonario saqueo. Y el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, que hasta ahora era el único que defendía en público al alcalde de Manises, se ha distanciadoesta mañana de su vicepresidente.

MÁS INFORMACIÓN

Rus ha afirmado en un encuentro con periodistas que el PP esperará a que Crespo declare como imputado (hasta ahora lo ha hecho como testigo) y que entonces "cuando surja cualquier tema, la dirección regional del partido actuará de la misma manera que lo ha hecho en el caso de Cuesta".

Rus, que durante meses ha defendido vehementemente a Crespo (en julio volvió a nombrarlo vicepresidente de la diputación pese a que el escándalo ya lo salpicaba) también ha intentado alejarse de un asunto que cada vez huele peor: la Emshi (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos), propietaria de Emarsa y presidida hasta este verano por el alcalde de Manises, ha estimado que el saqueo de la sociedad pública superó los 30 millones de euros. Rus ha afirmado hoy que Emarsa no estaba "dentro de las competencias de la diputación". Y que la suspensión de Crespo como dirigente del PP no le correspondería a él, como presidente provincial del partido, sino a la dirección regional, al tratarse del alcalde de un municipio de más de 20.000 habitantes.