Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un conductor, herido muy grave tras resistirse al robo de su furgoneta

Tras tratar de dar alcance a los ladrones, el joven, de 36 años, fue arrastrado y empotrado contra un contenedor de vidrio en Moratalaz

Ángel G. Z., de 36 años, se encontraba anoche ingresado con gravísimas lesiones en la unidad de cuidados intensivos del hospital Gregorio Marañón, después de que el ladrón de una furgoneta de la empresa en la que trabajaba le empotrara contra un contenedor de vidrio en el distrito de Moratalaz. La víctima intentó evitar la sustracción del vehículo, pero el ladrón le arrastró varios metros hasta impulsarlo contra el contenedor.

Los hechos ocurrieron pasadas las 20.30 cuando dos individuos robaron sendas furgonetas de un negocio de Arganda del Rey. Ángel G. cogió otro coche y salió tras los ladrones, a quienes dio alcance por las circunstancias del tráfico en Moratalaz, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Aprovechó este hecho para bajarse del turismo e intentar recuperar al menos una de las furgonetas. En ese momento, uno de los ladrones le asió por la ropa tras una maniobra brusca. Después le arrastró durante unos metros por la calle de Arroyo Fontarrón. A la altura del portal 391, el asaltante le arrojó contra el contenedor.

La fuerza del choque hizo que Ángel G. lo rompiera y le hiciera un boquete, lo que le provocó graves lesiones: fracturas en ambas piernas, traumatismos torácico y abdominal muy severos, además de numerosos cortes por todo el cuerpo. Al lugar acudió una UVI móvil del SAMUR que estabilizó y entubó al herido. Fue trasladado con pronóstico muy grave al servicio de urgencias del Gregorio Marañón, según informó una portavoz de Emergencias Madrid.

Mientras, el ladrón dejó la furgoneta parada junto al contenedor y salió corriendo sin que la policía le haya detenido.