Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El eje Prado-Recoletos y Gran Vía-Alcalá, siete días cerrado al tráfico por la visita del Papa

Los cortes empezarán el próximo lunes y se prolongarán hasta el día 23.- Más de 60 líneas de autobús sufrirán desvíos y limitaciones en su itinerario

Durante una semana, dos de las principales arterias de la capital permanecerán completamente cerradas al tráfico.
Durante una semana, dos de las principales arterias de la capital permanecerán completamente cerradas al tráfico. EL PAÍS

El eje Prado-Recoletos y el Gran Vía-Alcalá estarán cerrados al tráfico durante siete días, desde el próximo martes a las 10.30 hasta las seis de la mañana del día 23, con motivo de la visita del Papa a Madrid.

Los diversos actos de la Jornada Mundial de la Juventud obligarán a cortar la circulación entre Colón y Atocha así como la Gran Vía en sentido Cibeles desde la plaza de España, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado en el que ha matizado que se facilitará "en la medida de lo posible" el acceso de los residentes a sus domicilios y a sus puestos de trabajo.

También permanecerán cerradas al tráfico la calles Antonio Maura, entre la plaza de la Lealtad y Alfonso XII, y la de Montalbán los días 16, 18 y 19 de agosto entre las dos de la tarde y la medianoche.

Los cortes intermitentes se producirán sobre todo del 18 al 20 de agosto -días de estancia de Benedicto XVI en la capital-, ya que la apertura de la circulación estará supeditada al paso de la comitiva del Papa desde el pabellón de Estado a la Nunciatura (avenida de Pio XII 46), de ahí a la plaza de Cibeles y de vuelta a la Nunciatura.

El 20 de agosto los cierres afectarán a las inmediaciones de la Catedral de la Almudena: Gran Vía de San Francisco- Cuesta de San Vicente- calle de Bailén y calle Mayor.

El entorno de la base aérea de Cuatro Vientos, donde se instalará otro de los escenarios, será uno de los lugares más afectados ya que al veto a la circulación (desde el 18 de agosto a las seis de la tarde) se suma la prohibición de aparcar en la zona a partir del 19 de agosto. Los días 20 y 21 de agosto se cerrará la avenida de la Aviación, desde la A-5 hasta la carretera de la Fortuna, incluso para los residentes. El acceso al barrio de las Águilas, las Colonias Dehesa del Príncipe y Cuatro Vientos estará restringido solo a los vecinos.

El Ayuntamiento recomienda a los ciudadanos el uso del metro ya que más de 60 líneas de autobús sufrirán modificaciones entre el 16 y el 20 de agosto y todos los búhos (autobuses nocturnos) registrarán cambios de cabecera por limitación de sus recorridos.

Todos los autobuses que discurran por el eje Recoletos-Prado, Alcalá-Cibeles y el entorno de la Catedral de la Almudena sufrirán desvíos y limitaciones, incluyendo las dos rutas de autobuses turísticos (Madrid Histórico y Madrid Moderno).

El Consistorio madrileño advierte que los cortes previstos podrán ser ampliados si las circunstancias lo requieren. Aunque el plan de movilidad comienza el día 16, los cortes parciales y desvíos empezarán mañana a las once de la noche por el montaje del escenario de Cibeles y por la instalación del Vía Crucis a partir del día 13 de agosto.