Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los indignados toman la Gran Vía

Miembros del 15-M emprenden una marcha por el centro de Madrid para protestar contra el desalojo de la Policía en el Congreso

Cerca de 600 indignados han tomado esta tarde buena parte del centro del Madrid y han cortado durante un buen rato calles tan emblemáticas como la Gran Vía en protesta por el desalojo que han sufrido esta mañana en el Congreso, en el que el Samur ha tenido que atender a 11 personas, todas con contusiones leves. Ante estos incidentes, los miembros del 15-M han iniciado una nueva marcha desde el Paseo del Prado, a la altura del Neptuno. Después, han improvisado la protesta hacia Cibeles, han tomado la Gran Vía, han bajado hacia Callao y se han dirigido a Sol por Preciados.

Durante este itinerario, en el que no se han registrado actos violentos, se han oído cánticos contra los agentes de policía mientras invitaban a los viandantes a que se unieran a la protesta. Por lo general la gente que se ha topado con la protesta se ha mantenido al margen, aunque algunos se han dedicado a sacar fotografías. Tan solo un grupo de mochileros se ha unido al grupo, animado en todo momento por un gaitero que improvisaba canciones para animar la protesta.

"Qué valientes son, con su porra y su furgón", le han gritado a los agentes, que de forma pacífica ha cortado las céntricas calles de la capital española. Al frente de la marcha, un grupo de indignados iban acompañados de sus perros y un cartel: "Mejor perroflauta que perro policía". Entre sus lemas y consignas, los indignados han querido recalcar lemas como que "se va a acabar la paz social", y "si tocan a uno, nos tocan a todos".

Al llegar a la Puerta del Sol los indignados han leído un manifiesto, cuyo texto, aseguran, "representa la expresión de todas aquellas personas que habitan los pueblos". En él también han querido denunciar el "trato recibido por la autoridad" y se han solidarizado con aquellos "que han sido agredidos". En su camino de vuelta hacia el Paseo del Prado, se han parado frente al Congreso de los Diputados, donde algunos han seguido lanzando insultos contra los agentes de la policía.