Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU y PP pactan la subida del canon del agua

Los nacionalistas acceden a reducir el aumento al 8,5% y eximir del incremento a los pensionistas con rentas más bajas y a las familias con todos los miembros en paro

Convergència i Unió (CiU) ha arrancado a última hora un acuerdo del Partido Popular (PP) para subir el canon del agua. Los nacionalistas no tenían asegurada hasta hoy la aprobación de una enmienda en la ley de medidas fiscales y financieras (que acompaña a los Presupuestos). CiU la ha modificado para satisfacer los deseos del PP.

El canon del agua subirá un 8,5%, un punto menos de lo que proponían los nacionalistas en su enmienda inicial. Este incremento, según el ponente de CiU Ramon Espadaler, viene fijado por el incremento del IPC que no estaba reflejado en el canon, incluyendo el de los seis primeros meses de este año. De esta subida quedarán eximidos los colectivos más desfavorecidos: pensionistas con rentas más bajas y las familias con todos los miembros en el paro. CiU y PP han bautizado estas excepciones como "bono social".

Ambos partidos justifican la necesidad de subir el canon por la elevada deuda de la Agencia Catalana del Agua (ACA), que asciende a 1.300 millones de euros. Según los cálculos de CiU, el incremento del canon supondrá una subida máxima de un 6% en la factura, "unos 2 euros al mes", apunta Espadaler.

ICV elevó este cálculo hasta un máximo del 21%, puesto que también se modifican los tramos de facturación. El PP ha acusado al anterior gobierno tripartito y a CiU del "incremento desorbitado" del déficit de la ACA. El diputado José Antonio Coto ha celebrado el acuerdo con efusividad. Incluso ha asegurado que los catalanes tendrán agua potable "gracias al PP".