Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanz avala con un campo de naranjos la fianza por el supuesto abuso a tres periodistas

El exsecretario general de la radiotelevisión pública valenciana se ha negado a declarar ante el juez

Vicente Sanz ha optado esta mañana por guardar silencio. El ex secretario general de Ràdio Telvisió Valenciana (RTVV), acusado de abusar sexualmente de tres periodistas de Canal 9, no ha hablado ni con los medios de comunicación que le esperaban ?más allá de comentar que se encontraba "muy bien"? ni con el juez, al acogerse a su derecho de no declarar.

Sanz ha comparecido en el juzgado número 1 de Paterna, donde se le comunicó su procesamiento por un delito de abuso cometido contra las tres profesionales de la televisión pública valenciana que le denunciaron el año pasado. El ex alto cargo de RTVV ha cubierto la fianza de 30.000 euros que se le ha impuesto para asegurar la responsabilidad civil que se pueda derivar del proceso con el aval de unos campos de naranjos de su propiedad en Nules que tienen un valor catastral de 38.000 euros.

El exdirectivo no se ha ratificado en la declaración prestada en la fase de instrucción, cuando dijo que los contactos sexuales que mantuvo con las trabajadoras fueron consentidos. "No ha querido hacerlo porque entendemos que la defensa va por otro camino que no sabemos cuál va a ser", explicó María Cuéllar, abogada de la acusación popular por Intersindical Valenciana. Cuéllar ha recordado que Sanz ha recurrido el auto de procesamiento.

La abogada de la acusación ha comentado a las puertas de los juzgados que durante la declaración indagatoria, Vicente Sanz se mantuvo "muy tranquilo". Además ha añadido que, de momento, no se conoce la fecha para la celebración del juicio.

La titular del juzgado número 1 de Paterna dictó la semana pasada el auto de procesamiento contra Sanz, que durante una breve etapa de la década de 1990 fue también presidente provincial del PP valenciano. La juez considera que existen "indicios racionales" de que Sanz "se prevalió de su puesto de trabajo" para obtener "favores de naturaleza sexual" de tres periodistas de RTVV entre 2007 y 2010, de forma que convirtió un acoso en abuso sexual continuado.

A través de una combinación de promesas laborales y amenazas, según el auto, el ex número dos del ente les habría sometido a "una situación gravemente intimidatoria y humillante" que le permitió aprovecharse de las tres denunciantes. Los abusos se produjeron sin el consentimiento de las mujeres "o al menos habiendo obtenido el mismo de forma viciada, por estar mediatizado por las promesas y amenazas". Los hechos pueden castigarse con penas de hasta 10 años de prisión.

Sanz ocupó la función de jefe de personal de RTVV hasta que fue apartado de su cargo en febrero de 2010 tras ser acusado por las tres periodistas de acoso sexual. En mayo, meses después de que un auto recogiera que había indicios de acoso, el director general de la Ràdio Televisió Valenciana, López Jaraba, anunció la destitución de Sanz por "pérdida de confianza" y la apertura de un expediente disciplinario que se cerró con la excusa del procedimiento judicial.

Tras su cese como directivo en la cadena, Sanz volvió a su puesto de técnico en el consejo de administración de la cadena, al que llegó tras una oposición en 1989, del que se jubiló poco después tras cumplir los 65 años. Sin embargo, pidió una indemnización de 120.000 euros en virtud del contrato blindado que tienen los altos directivos de RTVV. El ente lo rechazó, razón por la cual Sanz acudió a los tribunales, que han condenado a la radio y la televisión valenciana a pagarle 35.000 euros, como denunció hace varias semanas Miguel Mazón, exconsejero de RTVV representante del Grupo socialista. Ambas partes anunciaron un recurso.

La Consejera de Turismo, Cultura y Deportes y portavoz del Consell, Lola Johnson, ocupaba el cargo de directora de Canal 9 en el momento de la denuncia contra Sanz. Preguntada esta mañana sobre los hechos, Johnson ha evitado valorar la cuestión y no se ha salido del guión en sus respuestas. Ha manifestado que ya había hablado "donde tenía que hacerlo, que es en sede judicial". "Siempre" debe respetarse el desarrollo de un proceso judicial, y "más uno de estas características". "Cuanto más se respete el trabajo de los jueces, mejor", ha insistido. En la misma línea, indicó que el ex secretario general de RTVV "tendrá que dar sus explicaciones en sede judicial".