_
_
_
_
_

Más de un centenar de presos de Tarragona se contagia de un brote infeccioso

Los reclusos presentan síntomas compatibles con un cuadro de amigdalitis con fiebre

Unos 127 internos del centro penitenciario de Tarragona están recibiendo tratamiento médico en la prisión a causa de un brote infeccioso de carácter leve que se detectó el pasado viernes. Según ha informado el departamento de Justicia de la Generalitat, ninguno de los reclusos ha requerido atención hospitalaria y todos presentan una buena y rápida evolución.

El brote se detectó la tarde del pasado viernes, 8 de julio, cuando una treintena de internos del centro empezaron a presentar síntomas compatibles con un cuadro de amigdalitis (anginas rojas con placas de pus) con fiebre de entre 37 y 39 grados y, en algunos casos, dolor de cabeza.

Los servicios sanitarios del centro recogieron muestras para proceder a análisis y se detectó que el causante de la infección es una bacteria estreptococo que se contagia muy rápidamente y que hasta ahora afecta a 127 reclusos.

Desde el primer momento, los responsables de la prisión tomaron "las medidas oportunas para tratar a los internos y se activaron medidas para evitar el contagio", como suspender momentáneamente las comunicaciones especiales, las conducciones previstas a otros centros o a los juzgados y diferentes actividades. También se han tomado las oportunas medidas profilácticas, como el uso de mascarillas y guantes por parte del personal.

La Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Agencia de Protección de la Salud ha abierto una investigación para determinar el origen de esta infección leve, que no ha afectado, por el momento, a ningún trabajador de la prisión.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_