Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Subastan documentos de la mafia olvidados en un taxi

Las páginas, que se han vendido por 6.200 euros, ofrecen nombres, alias, conexiones familiares y criminales de posibles miembros mafiosos durante los años cincuenta y principios de los sesenta

El olvido de un funcionario del Gobierno estadounidense, un taxi y documentos oficiales sobre presuntos miembros de la mafia italiana son los tres ingredientes perfectos para un guión de cine a la altura de Martin Scorsese. Unos documentos oficiales con los nombres y descripciones de más de 800 posibles miembros de la mafia, que fueron olvidados en un taxi de Nueva York en los años sesenta, se han vendido hoy por 10.980 dólares (unos 6.200 euros) en una subasta en la Gran Manzana.

Los papeles clasificados, que están compuestos por más de 800 páginas con las fotografías y los detalles sobre la forma de actuar de los sospechosos, estaban valorados entre 10.000 y 15.000 dólares, según ha informado la casa de subastas Bonhams en su página web.

Agrupadas como un libro, las páginas ofrecen nombres, alias, descripciones, lugares que frecuentaban y conexiones familiares y criminales de posibles miembros de la mafia durante los años cincuenta y principios de los sesenta.

Carlo Don Carlo Gambino (1902-1976), que fue jefe del clan de los Gambino, Charlie Lucky Luciano (1897-1962), considerado uno de los padres de la mafia organizada en familias, o Joseph Charles Bonanno (1905-2002), que también fue jefe del clan que lleva su nombre, son algunos de los mafiosos que aparecen en estos escritos oficiales.

Los documentos subastados son parte de una serie elaborada por la Oficina de Narcóticos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos en 1960 solamente para uso oficial, y que fueron olvidados por las autoridades en un taxi en Nueva York. Solo se hicieron 50 copias de los documentos y los vendidos hoy eran el número 31, y los otros, se cree, que fueron destruidos, según ha informado Christina Geiger, directora de la casa de subastas Bonhams de Nueva York.

El actual dueño descubrió el volumen abandonado en el citado vehículo a principios de los años noventa, cuando abandonaba el teatro Radio City Music Hall. Los ha mantenido en su poder hasta ahora, aunque en 2007 la editorial Harper Collins publicó una edición facsímil de este particular libro.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.