Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Madrid estudia un plan de ayudas para los comerciantes de Sol

Los dueños de locales en la zona no se creen que los 'indignados' vayan a irse el domingo y presentarán mañana una carta en la que piden cuentas a Interior

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, ha anunciado que el Gobierno regional estudiará una "línea específica de ayudas permanentes o transitorias" para los comerciantes afectados por la acampada que se mantiene en la Puerta del Sol desde hace casi un mes. El consejero ha optado por esperar "a que se clarifique la situación" y a que se levante la acampada el próximo domingo para poder evaluar "los daños causados, que serán distintos según los diferentes sectores", pero ha recalcado que "la responsabilidad es del Gobierno central".

"Ha desatendido resoluciones judiciales y con esa actuación ha traído un perjuicio económico a muchas empresas de la Puerta del Sol. Hoteles, restaurantes o comercios están siendo gravemente perjudicados por esta acción del Gobierno que habrá que resarcir", ha añadido Beteta. Por ello, ha considerado que "o bien el Gobierno se pone a negociar con las asociaciones de la zona, que van a contar con el respaldo del Gobierno de la Comunidad de Madrid, o bien serán los tribunales de justicia quienes tendrán que condenar al Gobierno por la actuación y los perjuicios".

Escepticismo entre los comerciantes

Por su parte, la Confederación de Comercio Especializado de Madrid (Cocem) no cree que los acampados de la Puerta del Sol de Madrid vayan a irse el próximo domingo, ya que algunos ya han dicho que no lo harán, y mañana entregarán en el Ministerio del Interior una carta anunciado la interposición de reclamaciones por pérdidas.

"Tendrían que irse hoy mejor que mañana, y dejar todo como estaba tras esa romería", ha sostenido Hilario Alfaro, presidente de Cocem. También ha criticado que, a pesar de que cada día duerme menos gente en el campamento -"ayer sólo 50"-, no se haya desmantelado aún y siga causando pérdidas a comerciantes, hosteleros y hoteleros. Cocem cifra estas pérdidas en un 70% de la facturación de los fines de semana y en un 50% los días laborales.

"El martes estuvimos en la asamblea. Allí se dijo que, en un principio, se van el domingo, pero que en la asamblea de hoy miércoles y en la de mañana jueves se estudiarán las propuestas de los que se quieren quedar, para ver en qué condiciones se quedan", ha dicho Alfaro. De este modo, indicaron, "algunos van a quedarse" y, además, "nadie ha hablado de quitar el tenderete".