Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La carga policial en Barcelona reaviva las protestas en el resto de España

Miles de ciudadanos han portado flores en protesta por el desmantelamiento del campamento de la plaza de Cataluña

Mientras en Barcelona miles de personas se volvían a concentrar en la plaza de Catalunya tras la carga policial que por la mañana se saldó con 121 heridos leves -37 de ellos policías- y un detenido, en otras ciudades el movimiento 15-M se convocaban manifestaciones de apoyo a los acampados de la ciudad condal.

En Andalucía, miles de personas de varias ciudades se han manifestado con lemas como "Todos somos plaza Cataluña", y en Sevilla los acampados, que han guardado tres minutos de silencio, han anunciado su intención de permanecer de manera indefinida.

La concentración del colectivo de "indignados" en Valencia convocada frente a la Delegación del Gobierno ha derivado en una manifestación de apoyo cuando uno de los portavoces del colectivo ha invitado al resto a cortar el tráfico de la céntrica calle Colón, hecho que ha provocado algunos momentos de tensión con los policías, que finalmente han permitido la marcha.

En Vitoria se han juntado decenas de personas en la plaza de La Virgen Blanca bajo el lema "La violencia no es la solución", una concentración que ha discurrido en un ambiente festivo, con una actuación musical en directo, que ha costado una multa a los organizadores.

En la Plaza del Arriaga, de Bilbao, varios centenares de personas con flores en sus manos han permanecido cinco minutos en silencio y una vez transcurrido ese tiempo, ha estallado un bullicio de trompetas, silbidos y gritos.

Con carteles que rezan "La violencia no nos calla" y con flores que se han repartido entre los asistentes, los concentrados de la plaza de España en Palma han manifestado también su apoyo a Barcelona.

En Las Palmas, la acampada también ha convocado en el Parque San Telmo una concentración en protesta por la "brutal acción policial".

Los indignados de Logroño han expresado su "rechazo, rabia e indignación" contra las "actuaciones violentas, desproporcionadas e injustificables" de las fuerzas policiales en los desalojos, y, además, han denunciado la incautación de "equipos informáticos".

En Santander, unas 500 personas se han concentrado con flores en la Plaza Porticada, donde se ha guardado un minuto de silencio, al igual que en la Plaza del Castillo de Pamplona.

En Galicia han expresado su solidaridad en una concentración en la Plaza del Obradoiro de Santiago que ha superado el millar de asistentes, entre ellos numerosos peregrinos y turistas. "Todos somos Barcelona" y "esta democracia no nos representa", fueron algunos de los lemas coreados.

En Murcia, más de 500 personas han guardado un minuto de silencio, lo que se ha repetido en Oviedo y Gijón.

En Zaragoza, cientos de personas, con flores y cacerolas, se han concentrado ante la sede de la Delegación de Gobierno. Las protestas se han repetido en distintas ciudades extremeñas y en Castilla y León, donde se han oído frases como "No hay pan para tanto chorizo".