Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos 300 simpatizantes del movimiento 15-M se congregan en Valencia

Los asistentes, en la plaza del Ayuntamiento, aseguran que no se irán hasta las elecciones

Unos trescientos ciudadanos se concentran en la plaza del Ayuntamiento de Valencia, donde han celebrado una asamblea para concretar acciones de protesta hasta el próximo domingo, 22 de mayo, día de las elecciones autonómicas y municipales. La idea de este colectivo es generar una "respuesta" en la sociedad y reivindicar un nuevo modelo político, económico y social.

Así lo ha explicado a los medios de comunicación uno de los representantes de este colectivo de ciudadanos "indignados", Juan Gorbea, que fue uno de los primeros en acampar el lunes para "proponer a la sociedad que haga algo, que se mueva y que se queje, ya que es el único poder que nos han dejado", ha criticado.

A su juicio, "los otros cuatro poderes están bastante cercenados; la libertad de expresión aparece y desaparece". En este sentido, ha comentado que "la única expresión real está en la calle, donde la gente puede juntarse en asambleas y decidir acciones de protesta para que los que están en el poder se den cuenta de que somos conscientes de que lo están haciendo muy mal".

Gorbea ha explicado que este movimiento tiene un punto, las elecciones del domingo, pero ha señalado que no sabe si este punto será "punto y seguido o punto y final". Hasta el domingo habrá siempre varias personas acampadas en la plaza e irán cambiando por turnos.

Este movimiento, como otros que han surgido en 36 ciudades de toda España, es independiente de la plataforma 'Democracia real YA' (DRY), que promovió las manifestaciones del pasado domingo y que, según ha aclarado la propia plataforma, apoya las acampadas espontáneas aunque no las ha convocado.

Según Gorbea, este colectivo acepta a otras plataformas, "todas son bienvenidas", pero ha explicado que no quiere que ninguna asociación "imponga" sus principios y ha asegurado que tampoco se pretende "decantar el voto de la gente a ningún lado", porque "no creemos en la política como solución, ni en ningún partido político; creemos en la calle y en los ciudadanos como la única manera real de legitimar nuestro propio poder, que se ha perdido", ha remarcado.