Tres polluelos de halcón peregrino viven en el Gómez Hulla

Nacieron hace 20 días en una caja nido en la que ya crió la misma pareja el año pasado

Uno de los tres polluelos de halcón peregrino, anillado por un especialista.
Uno de los tres polluelos de halcón peregrino, anillado por un especialista.EFE

Por segundo año, una pareja de halcones peregrinos ha criado en la azotea de hospital Gómez Hulla de Madrid. Los tres polluelos, dos hembras y un macho, nacieron hace 20 días en una caja nido instalada por SEO/BirdLife en 2007 y han sido anillados hoy, con motivo del Día Mundial de las Aves Migradoras. Sus padres una pareja que lleva 10 años en la zona, pero que hasta el año pasado no había criado por falta de lugar adecuado. Las crías se encuentran en un "óptimo estado de salud", según la ONG.

Las dos hembras, una llamada Fátima porque hoy es el día de la Virgen de Fátima, son un poco más grandes que su hermano y en unos 20 ó 22 días estarán capacitadas para realizar su primer vuelo. Las anillas acopladas a las patas de los tres polluelos servirán en un futuro para seguir su evolución, identificarlos individualmente y saber todo sobre sus movimientos.

Más información
Halcones (sin corbata) en Azca
El halcón cae en picado
Madrid tiene siete halcones peregrinos más

SEO/BirdLife recuerda que el halcón peregrino está clasificado como vulnerable en el Catálogo de Especies Amenazadas de la Comunidad de Madrid, y que son aves a las que les gustan los cantiles rocosos que ofrecen buenas atalayas para controlar y lanzarse sobre sus presas favoritas, las palomas, y en menor medida estorninos, y otras aves. Según el último censo realizado por la organización ecologistas en 2008, en la Comunidad de Madrid hay 28 parejas, 14 de ellas en la sierra, 10 en la campiña y cinco en el centro de Madrid - una en el Museo América, tres en edificios de viviendas particulares y la del Gómez Ulla-. En toda España, la población se estima entre 2.400 y 2.800 parejas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS